4

Escena de sexo en vídeo de 'The Order: 1886'

THE ORDER

Por  

El 15 de Febrero 2015 | 10:52

Se filtra una escena de sexo de 'The Order: 1886', La Orden entra en un burdel para buscar un sospechoso.

Esta es una semana importante dentro del terreno de la cuarta PlayStation. El próximo viernes 20 de febrero llega a las tiendas, por fin, 'The Order: 1886'. Uno de los exclusivos clave dentro del catálogo de PlayStation 4 que se ha presentado y mostrado de todas las formas y maneras imaginables. Basta mirar los vídeos vinculados al juego en la base de datos de Zonared, y tenemos, agárrense más de una docena muestras. Si os soy sincero, en mi opinión esta no es necesariamente bueno para un videojuego. Hemos visto tanto, que queda muy poco lugar a la sorpresa cuando verdaderamente llegue la hora de ponernos a los mandos. Justo de esto habla hoy Álex Pareja en su Columna, así que os aconsejo que le echéis un vistazo si os interesa este tema.

Escena de sexo

Ahora vamos a la otra esquina del cuadrilátero, y es que si por un lado hemos visto muchísimos vídeos del juego, nunca hemos visto uno parecido al que hoy os mostramos. No se trata de un tráiler oficial, sino que estamos ante la filtración de un gameplay. En él podemos ver cómo un par de miembros de La Orden, con Sir Galahad a la cabeza, se cuelan en un burdel para buscar a un individuo. Tras despistar al par de prostitutas a las que contrataron se meten en la habitación donde quieren localizar a su hombre, y ahí lo podemos encontrar en plena acción. Nada particularmente explícito, más o menos al nivel de la película de 'Cincuenta Sombras de Grey', pero algo que por lo poco habitual en los videojuegos y sigue chocando.

Tras esta efímera escena de sexo llega una de pelea al más puro estilo 'Promesas del Este', donde se enzarzan en el sospechoso en cueros.

Volvemos, como siempre, al caca-culo-pedo-pis de los videojuegos. Una simple y mojigata escena de sexo es noticia. En pleno 2015 y con el +18 impreso en la portada de un videojuego aún hay miles de tabús de los que no somos capaces de deshacernos.

Artículos recomendados