avatar

Última hora Mediaset prepara 'El Emérito', una serie sobre el ocaso del reinado de Juan Carlos I
Amy Hennig critica las condiciones laborales de la industria del videojuego
5 4
CRÍTICA A LA INDUSTRIA

Amy Hennig critica las condiciones laborales de la industria del videojuego

Amy Hennig, directora y guionista de videojuegos, ha criticado duramente las condiciones laborales de la industria Triple A del videojuego.

Por Cristina 'Keis' Pérez
PS4
Categoría: Noticias
7 de Octubre 2016 | 20:12

Amy Hennig es una veterana directora de videojuegos y guionista, responsable de muchos de los grandes títulos que hemos disfrutado en nuestras casas. Desde 'Legacy of Kain: Soul Reaver', durante su período en Crystal Dynamics, hasta la saga 'Uncharted' incluyendo la última entrega, antes de salir de Naughty Dog y ser reemplazada por Neil Druckmann, su actual director.

Por una industria más ética

Tras una entrevista realizada por el podcast Idle Thumbs Designer Notes, Hennig ha criticado duramente las condiciones laborales que hay en la industria Triple A.

"Durante todo el tiempo que estuve trabajando en Naughty Dog - unos diez años y medio - probablemente, en promedio, no sé si he trabajado menos de 80 horas a la semana. Hubo algunas excepciones, en las que era como "Está bien, vamos a tomar un par de días de descanso", pero más o menos trabajaba siete días a la semana, al menos, 12 horas al día".

 Uncharted 4

Por supuesto, Hennig señala que, por supuesto, el resto del equipo de desarrollo estaba "allí al completo". La directora señala que trabajaba codo con codo con el compositor, dando directrices al equipo... "como una directora de cine".

Después, la entrevistadora, Soren Johnson (que es desarrolladora de juegos como 'Civilization IV'), le preguntó a Hennig si ese "estilo de vida" merecía la pena:

"No lo creo. Hay gente que nunca va a casa ni ve a su familia. Tienen hijos que han crecido y no los han visto", señalaba. "Hay gente que ha acabado divorciándose. Eso no está bien, de ninguna manera. De ninguna manera merece la pena eso."

Hennig acababa lanzando la pregunta al aire: ¿es posible que la industria adopte unas condiciones de producción éticamente más justas?

"No deberíamos estar alabando juegos que se envuelven en la sangre de las personas que las hicieron", finaliza Hennig.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.