avatar

'StarCraft II: Heart of the Swarm', que tiemble el Dominio, regresa la Reina de Espadas
ENJAMBRE ZERG

'StarCraft II: Heart of the Swarm', que tiemble el Dominio, regresa la Reina de Espadas

Por Sergio Castaño
PC MAC
Categoría: Analisis
20 de Marzo 2013 | 16:34

Sarah Kerrigan fue puesta a buen recaudo. La campaña de 'StarCraft II: Wings of Liberty' terminó y Jim Raynor consiguió arrebatársela al temible enjambre Zerg. Así es como acababa la historia en la primera campaña del apasionante 'StarCraft II'. Blizzard Entertainment nos presenta, con esta expansión, la historia de los Zerg en este tremendo universo. Una historia que estará plagada de odio y venganza. Ya que, como podéis imaginar, la Reina de Espadas encontrará el modo de volver con los suyos y lanzar al descomunal Enjambre contra el poderoso Dominio.

'StarCraft II: Heart of the Swarm', que tiemble el Dominio, regresa la Reina de Espadas

A la carga con fuerzas renovadas

Este juego de estrategia que regresa tres años después de su campaña principal con los Terran como protagonistas, nos traslada ahora a un estilo jugable mucho más bestia. Con fuerza bruta y superioridad numérica tendremos que abrirnos paso hasta el emperador Arcturus Mengsk y tratar de llevar a cabo la venganza con la que lleva soñando Kerrigan mucho tiempo.

Para esto contamos con una campaña que ronda entre las 8-10 horas si jugamos en una dificultad baja y tratamos de completar las misiones lo antes posible. Para los que disfruten de modos más exigentes y quieran explorar cada mapa y conseguir todos los logros puede que la aventura se alargue unas horas más.

'StarCraft II: Heart of the Swarm', que tiemble el Dominio, regresa la Reina de Espadas

En cualquier caso el juego nos dará diversión a raudales con este divertido y metamórfico ejército que se beneficia de las nuevas opciones y unidades que Blizzard ha implantado para la ocasión.

La evolución es la clave

Aparte de las modificaciones permanente (en este caso llamadas evolución) que ya veíamos en 'Wings of Liberty', nuestras unidades cuentan con la novedosa faceta de las mutaciones genéticas. Estas actúan a modo de mejoras que se presentan de tres en tres en cada unidad. Podemos escoger cualquiera de las tres disponibles sin ningún miedo ya que en cualquier momento, entre cada misión, tenemos la posibilidad de volver a escoger otra mutación. Esto nos permite tales cosas como aumentar el daño de las unidades, su resistencia, su velocidad de ataque o de movimiento.

'StarCraft II: Heart of the Swarm', que tiemble el Dominio, regresa la Reina de Espadas

Por otro lado, los cambios permanentes en forma de evolución incluyen misiones especiales para que entremos en contacto con cada una de las dos opciones antes de hacer la elección final. Con ambos modos de personalizar nuestras tropas podemos llegar a tener ejércitos realmente diferentes a los que desarrolle otro jugador. Cada mejora y cada cambio supone ventajas estratégicas notables como el caso de los zerglings con su reproducción acelerada o sus alas raptor para subir y bajar elevaciones del terreno.

Otras llegarán a ser más radicales como la del mutalisco, que mediante un cambio absoluto en su aspecto y su tipo de ataque se convierte en una nave nodriza que lanza larvas que atacan en tierra o peligrosas víboras que atrapan a su presa o lanzan gas que aturde al enemigo.

Precisamente esta es una de las nuevas unidades que Blizzard ha introducido en el juego. Aparte de esta víbora que causará estragos en el modo multijugador, encontramos a los gestadores, criaturas singulares que carecen de ataque básico pero se pueden enterrar y generar langostas periódicamente. Excelentes para defender puntos importantes del mapa.

'StarCraft II: Heart of the Swarm', que tiemble el Dominio, regresa la Reina de Espadas

La Reina de Espadas vuelve con trucos nuevos

Pero las tropas no son las únicas con novedades. Sarah Kerrigan, heroína que controlamos durante toda la campaña, posee un extenso árbol de habilidades que al igual que las mutaciones se puede modificar en cualquier momento permitiendo escoger 7 ventajas de un total de 21. Con esto tendremos acceso a poderes extraordinarios para ella a la hora de entablar combate cuerpo a cuerpo, o por otro lado la Reina de Enjambre perfecta, dotada de toda clase de mejoras y power-ups para sus tropas.

En cuanto a la propia campaña, sus veinte misiones cuentan con gran variedad de planteamientos y objetivos que van desde el asalto frontal hasta la defensa, pasando por cuentas atrás, recolección de recursos, infiltración e infestación de bases enemigas. Sin lugar a dudas se hace realmente divertido jugar todas estas misiones, añaden una frescura necesaria en el género y francamente no esperábamos menos de un juego como el que nos ocupa.

'StarCraft II: Heart of the Swarm', que tiemble el Dominio, regresa la Reina de Espadas

La historia no avanza mucho, pero era algo que podíamos suponer. El planteamiento de la situación global se presentó en la primera campaña, por lo que su argumento estaba dotado de fuerza y atractivo. El nudo de la historia, es decir, 'Heart of the Swarm', solo presenta algunos nuevos datos y hace que la narración continúe hacia un inexorable y épico final que se espera en la tercera campaña, 'Legacy of the Void', donde confiamos en que los Protoss protagonicen un cierre perfecto para este sello de calidad que es 'StarCraft II'.

Si eres tan duro, enfréntate a otros

La jugabilidad del título, como no podía ser de otro modo, cobra su mayor relevancia en el apartado multijugador. Sin duda los auténticos fans de la saga pasarán incontables horas aquí, una vez hayan despachado la relativamente breve campaña. Será en el apartado online donde encontraremos el mayor volumen de trabajo que ha realizado el equipo de desarrollo.

Matchmaking mejorado, sistemas de puntuación que permiten partidas más igualadas y rangos más definidos. Toda clase de apartados para que la comunidad presente y comparta sus aportaciones. Aquí podremos desplegar nuestro potencial como creadores y disfrutar del de los demás.

'StarCraft II: Heart of the Swarm', que tiemble el Dominio, regresa la Reina de Espadas

Si disfrutamos solamente con las clásicas batallas contra otros podemos escoger, como es de esperar, entre diferente número de jugadores. Desde uno contra uno hasta cuatro contra cuatro o caóticas batallas donde cada jugador es una amenaza para el resto.

En el apartado multijugador encontramos el resto de unidades nuevas que Blizzard ha creado. Por ejemplo veremos la nave Tempestad y el Núcleo de Nave Nodriza de los Protoss o las minas Viuda de los Terran que se adhieren al enemigo y le explotan en la cara. Estas novedades jugables sin duda van a modificar notablemente el juego online y los más avispados sabrán sacarle gran partido a estas nuevas unidades y sus habilidades especiales.

Técnicamente el juego supera a su antecesor

En el apartado técnico encontramos un juego que cumple con lo que se esperaba de él. Mantiene los rasgos de su antecesor y mejora ligeramente la definición y calidad, así como añadir algunas físicas más realistas a la hora de volar por los aires estructuras o aniquilar enemigos que ahora se verán afectados por la física del terreno de manera más creíble.

'StarCraft II: Heart of the Swarm', que tiemble el Dominio, regresa la Reina de Espadas

El juego, una vez más, está optimizado para poderse jugar en muchos equipos diferentes, pero es en la gama alta donde tendrá más éxito al no verse afectado por la ingente cantidad de unidades que podemos llegar a ver en pantalla, tanto en campaña como en multijugador.

El sonido, una vez más, conforma una obra maestra en cuanto a música se refiere, con unos temas que representan bastante bien el ritmo del momento y dan vida a cada acción de las unidades, como escupir ácido, explotar, desplazarse y demás.

El doblaje, una vez más, cuenta con un sobresaliente. Es un trabajo realmente bueno el de la localización al castellano que mantiene los estándares de la primera entrega y la buena interpretación nos permite sumergirnos en la historia sin problemas.

'StarCraft II: Heart of the Swarm', que tiemble el Dominio, regresa la Reina de Espadas

Ayudando a esta inmersión están las numerosas cinemáticas que encontramos prácticamente entre cada misión de la campaña y que endulzan el trascurso de los acontecimientos con ese saber hacer cinemático de Blizzard que ya es conocido por todo el mundo desde hace muchos años.

Conclusiones

Con todo esto hemos de concluir afirmando que realmente la jugabilidad es muy lograda en la segunda entrega. No aburrirá ni a los nuevos ni a los veteranos. Su enorme variedad de situaciones hace que la campaña no se vea ni por asomo eclipsada por el multijugador, el cual, por otro lado, brilla con luz propia gracias a las actualizaciones y mejoras que se le han implementado.

Por todo ello, 'Heart of the Swarm' es una necesidad para el amante de la estrategia en tiempo real que disfrutó con 'Wings of Liberty' y quiere saber cómo continúa esta historia. También lo es para el que disfruta de Battle.net y quiere un toque más de perfección en los sistemas de enfrentamiento o el acceso al contenido creado por la comunidad. 'StarCraft II: Heart of the Swarm' no sorprende sobre manera, pero demuestra que Blizzard sigue cuidando de la saga y la mantiene caliente a la espera de su esperado cierre.

8,5

Lo mejor:

La variedad en las misiones. Las nuevas unidades. Banda sonora de lujo. Un multijugador insuperable.

Lo peor:

Campaña algo corta. Un guión predecible y poco desarrollado. El apartado gráfico mejora muy poco.

Galería

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.