avatar

'Soul Sacrifice', una oblación con visos de mejora
DESTRUYE

'Soul Sacrifice', una oblación con visos de mejora

Por Nacho Requena
PSV
Categoría: Analisis
25 de Junio 2013 | 13:38

Que alguien como Keiji Inafune (Dead Rising, Mega Man, Onimusha) entre de diseñador en un videojuego, es positivo. No obstante, conviene recordar que no siempre uno tiene la llave universal que abre todas las puertas del reino. Inafune puede estar involucrado en un título, en eso no hay problemas, otro aspecto diferente es que vuelva a rozar la maestría.

La Historia ha demostrado que los genios también pueden errar. Sakaguchi, "padre" de 'Final Fantasy', mandó prácticamente a la quiebra a Squaresoft tras la bazofia de película que dirigió sobre la saga (140 millones de euros que se fueron a la basura). Ahora, este señor, se dedica a hacer juegos de surf para móviles (sí, un p**o juego de surf; el artífice de 'Final Fantasy, recordad). Por tanto, que Inafune haya estado metido en el desarrollo de 'Soul Sacrifice' como diseñador no quiere decir que todo sea oro, aunque, al menos, tampoco se queda en cobre...

'Soul Sacrifice', una oblación con visos de mejora

¿Perdonar o sacrificar?

Vamos por parte. Alguno puede pensar que 'Soul Sacrifice'es una auténtica bazofia, más después de leer mi párrafo anterior. Y no, no lo es. De hecho, dado el reducido catálogo de juegos que tiene PS Vita, el título desarrollado por Sony Japan Studio se convierte en una de los imprescindibles de la portátil nipona. Ahora bien, podría haber ofrecido mucho más.

La historia de 'Soul Sacrifice' transcurre dentro de una jaula. Suena raro, pero tiene truco. En ésta, nuestro "protagonista" descubre a "librom", un manuscrito que tiene vida propia y que en sus páginas tiene escrita la historia de un misterioso mago que desciende a los "Infiernos". Nuestro protagonista debe leer las historias recogidas en el grimorio, ya que así podrá aprender una vasta cantidad de hechizos. ¿Finalidad? Derrotar a Magusar, el antagonista del juego.

'Soul Sacrifice', una oblación con visos de mejora

El argumento pinta bien de primeras; es más, las reminiscencias que tiene a libros como el Necronomicrón lo convierten en una narrativa a prestar bastante atención. ¿Dónde decae 'Soul Sacrifice'? En su planteamiento jugable. Y no, no hago referencia al personaje, combate y otras mecánicas, sino a la estructura que Inafune ha utilizado para contar toda la historia de este antiguo mago.

El juego consiste en abrir el libro correspondiente, seleccionar una misión y jugarla. De esta manera, la concatenación de estancias, algunas con pasajes narrativos, es la manera que desde el estudio han considerado oportuna para desarrollar el argumento. Experimento fallido. El producto termina siendo tosco y tedioso, hasta el punto de que éste lo vas a ir dejando y retomando paulatinamente debido al cansancio y "fatiga" que produce. Juego de intervalos corto y para de contar.

Da pena escribir el párrafo anterior, más cuando lo que tengo que describir de ahora en adelante es muy bueno: el sistema jugable. 'Soul Sacrifice' es un action-RPG estándar, es decir, un título donde el dar mamporros se combina sutilmente con los elementos clásicos del rol. De esta manera, podemos personalizar a nuestro mago de mil maneras, desde las vestimentas hasta los poderes que éste puede usar. Y las posibilidades son "infinitas".

'Soul Sacrifice', una oblación con visos de mejora

Gracias a una magistral ruleta de técnicas se puede enfocar a nuestro protagonista hacia un terreno en concreto, véase técnicas a distancia, magia o combate cuerpo a cuerpo. Además, el componente RPG también se nota en que durante las batallas se recogen diferentes objetos con los que, posteriormente, se pueden crear hechizos o armas específicas. De igual manera, también se originan los sellos, "poderes" extras que se pueden equipar en los brazos de los hechiceros (que otorgan más vitalidad, daño extra en quemaduras, etc.).

Y ya lo he comentado anteriormente: el devenir de nuestro personaje depende de nosotros. Y no me refiero a los dos aliados que nos acompañan en batalla (que se pueden seleccionar) o las armas que elijamos, sino que cada vez que se derrota a un enemigo, depende del jugador el si quiere sacrificarlo o salvarlo. Si lo "matamos", pues ganamos poder mágico; en cambio, si lo "rescatamos", conseguimos "bonus vital". Así se sube nivel de 'Soul Sacrifice', un original (y atractivo) level-up no visto hasta la ocasión.

A todo esto hay que sumarle un robusto apartado gráfico que cumple a la perfección, hasta tal punto que puede ser de lo mejorcito de PS Vita hasta la fecha. Enemigos detallados y variados, así como escenarios amplios y con gran variedad de elementos. Se le puede criticar que las estancias son muy similares entre sí, aunque todas cuentan con leves matices que las diferencian. Además, destacar el apartado sonoro, con un aceptable doblaje al inglés y melodías muy peculiares (gran variedad de ritmos).

'Soul Sacrifice', una oblación con visos de mejora

'Soul Sacrifice' podría haber sido uno de los juegos del año, pero su discreta propuesta a la hora de plantear el juego en sí lo ha dejado en un título notable, pero sin adornos. Estoy deseando que 'Soul Sacrifice 2' sea una realidad en la que se corrijan todos los errores relatados en este texto. Si se hace tendremos GOTY; mientras tanto, esperen a que baje de precio el uno para comprarlo.

7,5

Lo mejor:

Soberbio apartado gráfico, tanto en personajes como niveles. La mecánica jugable es inabarcable, con multitud de armas y hechizos. Original propuesta para el género action-RPG.

Lo peor:

Es repetitivo y tedioso hasta límites que pueden aburrir. El argumento no es malo, pero debido a la forma de narrarlo queda en una simple anécdota.

Galería

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.