avatar

RETRO 'R-Type Final', una despedida por todo lo alto
7
EL FINAL DE UNA ÉPOCA

RETRO 'R-Type Final', una despedida por todo lo alto

PS2 RETRO
Categoría: Analisis
10 de Diciembre 2017 | 17:00

Publicado en 2003 en exclusiva para PlayStation 2, 'R-Type Final' hacía honor a su nombre en lo que a todas luces era la triste despedida de esta longeva saga. Por suerte su tremenda calidad hizo que se pasase mejor el mal trago, y nos quedase un buen sabor de boca al final. Por fortuna este título no acabó siendo el epitafio del género, y ni siquiera de la saga, pero ese ambiente triste de despedida quedó muy plasmado en todo el juego.

La batalla final

Hace ya cerca de 20 años desde que tuvo lugar la primera guerra contra el Bydo, un ente alienígena que procedía de lo más profundo del espacio y que podía poseer tanto seres vivos como dispositivos tecnológicos para ser asimilados dentro de una consciencia única. Desde entonces ha habido cuatro grandes guerras contra el Bydo, y ambos bandos se preparan para lo que a todas luces será la gran batalla final. Para sobrevivir a tal infierno se puso en marcha la operación "Last Dance", a fin de emplear el propio poder del Bydo contra él mismo y derrotarlo de una vez por todas. Pero todo desapareció en una enorme batalla cuyos restos son ahora investigados para retomar el proyecto. Esta puede ser nuestra última esperanza en la guerra a muerte contra el Bydo, si no lo derrotamos, todo el universo será destruido y consumido.

R-Type Final 01

Hubo un tiempo en el que el género de los matamarcianos dominaba sin contemplaciones los catálogos de todo sistema existente, viviendo su principal auge con el apogeo de las 2D hacía finales de los 80 y principios de los 90. Sin embargo con la imposición de las 3D y la decadencia de los arcades, el género fue quedando relegado al ostracismo hasta casi su total extinción.

Aún sigue saliendo de vez en cuando algún juego de este tipo, pero parece complicado que se vuelva a recuperar la proliferación que tenía en el pasado. Fue precisamente en su etapa más difícil cuando nos llegó 'R-Type Final', un título que rendía homenaje a todo el género al mismo tiempo que parecía poner fin a esta serie tan importante dentro de este tipo de juegos.

R-Type Final 02

El motivo fue la precaria situación de Irem en aquel momento, que como tantas otras compañías centradas en este tipo de juegos, pasaron por serios apuros o incluso acabaron desapareciendo. Por suerte el legado de Irem se mantuvo en cierta forma, y en los años venideros aún pudimos disfrutar de algún que otro 'R-Type' más, aunque este título ya quedó marcado por ese aire de amarga despedida.

Esta vez no hacía falta buscar cambios innovadores, simplemente rendir homenaje a los elementos típicos de este tipo de juegos. De este modo nos encontraremos con un matamarcianos de lo más clásico en el aspecto jugable, con su dificultad infernal incluida. No obstante podemos graduar dicha dificultad en las opciones, para que los que no sean especialmente hábiles con este género, también puedan disfrutarlo.

R-Type Final 03

La mecánica básica de juego es la misma que en el resto de la serie, nuestra nave no resistirá más de un impacto, y pronto podremos acoplarle el característico "Force" para aumentar su poder ofensivo, así como poder emplearlo de escudo contra los enemigos. De hecho también se puede usar como "ariete", lanzándonos con él por delante contra un enemigo. Si realizamos esta arriesgada maniobra, descubriremos además como aumenta un pequeño indicador en la esquina inferior de la pantalla. Este medidor absorbe la energía de los enemigos destruidos por impacto directo, y una vez cargado a tope nos permite realizar un devastador ataque especial.

¡Menudo escuadrón!

Al terminar cada nivel tendremos que derrotar al jefazo habitual, y así fase tras fase hasta que acabemos el juego, o hasta que la pantalla de "game over" haga acto de presencia. Hasta aquí todo muy tradicional, tal y como cabría esperar. Sin embargo limitarse a repetir lo mismo de siempre podría haber resultado un poco soso, por lo que los desarrolladores decidieron tirar la casa por la ventana como regalo final a los fans.

R-Type Final 04

Este regalo consiste en un museo con unos 100 modelos diferentes de naves desbloqueables, todas ellas utilizables dentro del juego. Algo que no solo sirve para añadir una rejugabilidad casi infinita (amén de las horas que nos llevará desbloquearlo todo), si no que además sirve para homenajear a la saga entera recuperando naves clásicas de juegos anteriores, con sus respectivas características incluidas.

Sin embargo en la saga 'R-Type' no ha habido cerca de 100 naves diferentes, por lo que la mayoría son modelos completamente originales, algunos con diseños ciertamente imaginativos. Además el cambio de una nave a otra no se limita ni mucho menos al aspecto visual, si no que su comportamiento y armamento también serán diferentes. De hecho algunas rinden homenaje a otros juegos del género a base de replicar sus características propias.

R-Type Final 05

Por si todo esto no fuera suficiente, la evolución de las naves viene acompañada de una descripción que extiende la trama de la saga, a veces contactándola directamente con entregas anteriores. Además podemos personalizar cada nave eligiendo los colores para decorarla, para después añadirla a nuestro hangar personal para poder acceder rápidamente a ella antes de la batalla.

También hay que tener en cuenta que cada nave cuenta con su propia unidad "Force", lo que puede dar pie a resultados tan inverosímiles como armas en forma de garra para despedazar al enemigo en lugar de dispararle, látigos de energía, o incluso Forces con vida propia que ataquen por su cuenta llegando incluso a escapar a nuestro control.

R-Type Final 06

El propio armamento básico de cada nave puede variar bastante de un modelo a otro, como por ejemplo en lo referente al disparo cargado. Y es que algunos modelos tienen tal poder de ataque concentrado que son capaces de acabar con un jefe final de un solo y espectacular disparo.

Un gran colofón

Todo esto hará las delicias de cualquier fan de la saga y del género, que puede pasarse semanas, o incluso meses, tratando de desbloquear todas las naves y sacándoles el jugo a todas ellas. Por si fuera poco el juego oculta algunos secretos curiosos en su desarrollo, como niveles alternativos, o fases que cambian radicalmente su aspecto y forma en base a lo que hiciésemos en ellas durante la partida anterior.

R-Type Final 07

Todo esto viene aderezado con unos gráficos formidables en 3D, a los que lo único que se les puede achacar es que sufran alguna que otra ralentización. Algo que por otro lado es relativamente habitual en este género, y que incluso puede servirnos de ayuda a veces. La guinda final al pastel la pone una banda sonora sensacional que casa perfectamente con cada nivel y cada situación, llegando incluso a cambiar de tono a la vez que lo hace la propia fase.

Todo ello viene aderezado con una presentación de lo más elegante y cuidada, desde los menús a la espectacular intro que nos da la bienvenida. Incluso iremos desvelando la trama a medida que juguemos mediante mensajes escritos, como si del diario de un capitán se tratase. Dicha trama por cierto es algo más compleja de lo que suele ser habitual en esta clase de juegos.

R-Type Final 08

En resumen, un título redondo en todos y cada uno de sus aspectos que os recomendamos encarecidamente jugar por cualquier medio posible. Desafortunadamente jamás ha sido reeditado, y aunque en su día era bastante fácil de encontrar, actualmente puede que os cueste un poco haceros con uno.

Si le echáis paciencia podéis encontrarlo a buen precio rebuscando entre cestas de juegos usados de PS2, pero si os pueden las ansias, por Ebay se suele ver fácilmente la versión inglesa del juego. Al fin y al cabo los textos estarán igualmente en inglés aunque consigáis el de aquí, por lo que solo cambian la caja y el manual. Finalmente si no disponéis de PS2, sabed que a estas alturas ya se puede emular adecuadamente en PC.

R-Type Final 09

'R-Type Final' es algo así como "el Gran Turismo de los matamarcianos", un océano de naves para coleccionar y disfrutar. Una verdadera obra maestra imprescindible para los fans del género, que además ha soportado perfectamente el paso del tiempo. Es sin lugar a dudas uno de esos juegos por los que merece la pena desempolvar de vez en cuando nuestra vieja y querida PlayStation 2.

9,0

Lo mejor:

Montones de naves para desbloquear y pilotar. Gráficos y sonido de gran calidad. Imprescindible para cualquier habitual del género.

Lo peor:

Algunas ralentizaciones durante la partida.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.