avatar

'Remember Me', un juego bastante olvidable
MALA MEMORIA

'Remember Me', un juego bastante olvidable

Por Sergio Castaño
PC
Categoría: Analisis
20 de Junio 2013 | 19:09

Capcom optó por ser la distribuidora de este trabajo del estudio Dontnod Entertainment por el que muchas otras empresas no quisieron apostar. Ahora, tras haber probado el juego, entendemos los motivos de esas negativas. 'Remember Me' nos propone un viaje al futurista Neo-París de 2084 para meternos en la piel de una aventurera cazadora de recuerdos que lucha por la igualdad.

Futuro incierto

La premisa argumental no pintaba nada mal. Un futuro no muy lejano, tecnología para grabar y compartir recuerdos, arquitectura espectacular que mezcla suburbios sucios llenos de neones con grandes estructuras viejas y nuevas.

Según se nos cuenta desde un comienzo, Memorize es la gran compañía que ha logrado en gran parte este estado de bienestar, que como es obvio, resulta ficticio y está levantado bajo una montaña de cadáveres, ilegalidades, ideas dictatoriales y control absoluto de una población que no ve más allá del velo que les han puesto. Por eso, aparece una organización libertadora de rebeldes a los que se conoce como Erroristas y que pretenden hundir a la malvada Memorize.

'Remember Me', un juego bastante olvidable

Así, comenzamos nuestra aventura controlando a Nilin, una mujer que como muchos otros protagonistas de videojuegos, padece una profunda amnesia que le impide saber el cómo y el para qué de lo que va a hacer en las próximas horas. Después de despertar en unas salas de contención de Memorize, donde borran los recuerdos a sus empleados, o más bien esclavos, un misterioso hombre se pone en contacto con nosotros y nos ayuda a escapar para unirnos con ciertos personajes de este grupo Errorista en el que todos parecen conocernos.

Es aquí, con los primeros minutos de juego, cuando nos damos cuenta de que el envoltorio que nos han mostrado en las campañas publicitarias del juego resulta ser bastante artificial, y no representa lo que el juego realmente vale en realidad.

Poco más que una ratonera

Los pasillos estrechos, estancias insulsas sin interactividad y caminos a seguir sin apenas libertad de movimiento, serán una constante desde el minuto uno de juego. Nilin tendrá que correr, escalar, deslizarse y esquivar sin gracia los escenarios cerrados por los que nos lleva el juego. Lejos de mostrarnos el rico universo que han creado los desarrolladores para ambientar el juego, la mayor parte de este la pasamos "a oscuras", sin disfrutar de ese Neo-Paris que tan hermoso se muestra en muchas imágenes.

'Remember Me', un juego bastante olvidable

Durante la navegación por los escenarios tenemos como único punto de interés la búsqueda de mejoras para el personaje que se esconden en ciertas zonas del mapa. Se nos pone sobre aviso con unas pantallas holográficas que se abren solas cuando pasamos cerca y nos muestran una imagen del lugar en el que se escoden los coleccionables.

Tu propio estilo de lucha

Como aspecto jugable, el combate está mejor planteado que la navegación. La gran promesa de esta parte es la de los combos que a priori se nos dice que podemos diseñar. En la práctica esto no es en absoluto cierto. A medida que subimos de nivel nos desbloquean Pressens, que son efectos que damos a los botones que componen cada combo. Cada Pressen cuenta con varias ranuras que colocaremos después en unos combos ya predefinidos a los que solamente les damos un valor adicional. Estos Pressens tienen varias funciones. Uno aumenta el daño, otro la regeneración de salud, otro la de los poderes, etc. Según el orden y la cantidad de estos Pressen que ponemos en las cadenas de combos, logramos efectos muy variados como hacer mucho más daño, curarnos con cada golpe y demás efectos de interés. Dicho así suena realmente prometedor, y lo es. El problema es que al final resulta monótono ya que los combates no gozan de gran variedad, ni en cuanto a situaciones ni por los diferentes tipos de enemigos.

'Remember Me', un juego bastante olvidable

Aparte de golpear de forma continuada, Nilin puede saltar sobre enemigos para esquivar golpes inminentes y continuar después con el combo si somos hábiles. Pero lo mejor que puede hacer la protagonista es activar una serie de poderes especiales a través de un menú radial que se activa cada cierto tiempo. Con estas habilidades especiales se insufla aún más vida a este apartado del juego. Junto a esto, se presentará una variedad de enemigos limitada pero suficiente, a través de típicos matones normales, luchadores más fuertes que son protegidos por los primeros, y los jefes finales que vienen dados por el argumento del juego.

A hurtadillas en tu memoria

Pero el gran interés del juego se basa en la habilidad del personaje para meterse en la memoria de las personas y alterarla con efectos drásticos. Esto funciona a modo de puzle en el que se nos presenta una escena del recuerdo del sujeto. Esta escena tiene ciertos fallos mnemónicos, que son elementos que podemos modificar para alterar el resultado final del evento. De esta forma podemos tornar una escena en la que tratan a un paciente de hospital por un recuerdo macabro de como el paciente muere de forma horrible por múltiples fallos del equipo médico. Existen muchas variables que modificar en estos recuerdos, pero no todas son buenas para lo que buscamos. Es posible que consigamos matar a la persona cuya memoria estamos alterando, y dado que uno no puede tener recuerdo de su muerte, esto se torna en un resultado fallido que tenemos que modificar. Así, poco a poco, daremos con la combinación acertada para conseguir el efecto que perseguíamos desde un principio y la persona alterada no sabrá que hemos hurgado en sus recuerdos.

A pesar de esta serie de ideas novedosas y realmente prometedoras, el juego no consigue implementarlas de forma que realmente mantengan nuestro interés en lo más alto. Si las propuestas son buenas, pero su aplicación falla, no se consigue un resultado positivo. Dado que además el juego está cerca de ser sobre raíles nos resulta algo absurdo todo el apartado de movimiento a través de paredes, salientes, carteles, cables y demás puntos por los que trepar o deslizarnos. En todo momento se nos señala por donde ir, y es que realmente solo hay un camino a seguir y el resto de elementos en pantalla no son interactivos, por lo que saltar y tratar de agarrarse a un lugar que no está indicado con una vistosa flecha naranja supondrá una caída muchas veces fatal.

'Remember Me', un juego bastante olvidable

En lo visual, el juego tiene un apartado artístico memorable. Es cierto que esta parte está muy lograda, ya que la ambientación está bien pensada y aplicada. El problema es que nuestra perspectiva se centra casi siempre en puntos bajos y cerrados que apenas nos permiten disfrutar de esto.

Una banda sonora de calidad

La música es un verdadero logro en 'Remember Me'. Piezas de orquesta mezcladas con efectos electrónicos que dan un resultado bastante impresionante y que concuerda a la perfección con los efectos visuales constantes de píxeles voladores, errores de imagen, memorias con fallos y demás alteraciones electrónicas. Si uno trata de imaginar la vida en un mundo así, arropado por esa extraña tecnología, no hay banda sonora más acertada que la de este juego.

Sin embargo eso no resulta suficiente para un juego que se muestra escaso en todo lo demás. Y es que el apartado gráfico, aunque presenta una protagonista modelada con gran acierto, no despunta en nada más. Los escenarios, aunque bonitos, no cuentan con un detalle especialmente logrado. El resto de personajes en pantalla tienen una carga poligonal mucho menor que crea un feo contraste con Nilin.

'Remember Me', un juego bastante olvidable

Para terminar, haremos notar que el juego viene doblado completamente al castellano, con unas voces que cumplen su función en cuanto al valor de la interpretación. Sin embargo, esto queda totalmente mancillado por una compenetración pésima con la imagen. Un efecto realmente negativo que casi nos obliga a cambiar el idioma para escuchar las voces originales, que por lo general, tienen mejor adaptación con la vocalización del personaje en pantalla.

Conclusiones

En resumen, 'Remember Me' es un juego que se deja jugar durante sus aproximadas 8-10 horas de campaña. Con una serie de atributos bastante innovadores pero poco o mal explotados en el juego. Su apartado visual y sonoro componen lo mejor del título y nos dará una experiencia que lejos de ser digan de recordar, por lo menos intenta dar un soplo de aire fresco con una atrevida nueva IP.

6,7

Lo mejor:

La innovación en el planteamiento de los combos. Apartado sonoro de gran altura. Un planteamiento argumental interesante.

Lo peor:

Nula libertad de movimiento. Combates anodinos. Poca oferta jugable. Mala implementación de las voces en la imagen.

Galería

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.