avatar

'Lego el Hobbit', el universo Tolkien construido con bloques
PERFECTO EN COMPAÑÍA

'Lego el Hobbit', el universo Tolkien construido con bloques

Por Gonzalo Benítez-Dávila
X360 RETRO
Categoría: Analisis
8 de Julio 2014 | 18:26

En ocasiones se tiende a etiquetar determinados productos como "para los niños". En nuestro mundillo, el de los videojuegos, hemos visto una transformación que a llevado a que un sector que hasta hace nada era cosa de críos, haya pasado a ser una industria que mueve en nuestro país más 762 millones de euros. Y esto no lo digo yo, son cifras oficiales de AEVI.

Según los gamers hemos ido creciendo, los argumentos y las mecánicas se han vuelto más complejas, dejando un tanto de lado a las nuevas generaciones que quieren iniciarse en esto del ocio digital. Bajo mi punto de vista, hay una escasez de productos destinados a los más jóvenes de la casa en el mercado actual.

Jugando con niños

Por eso, cuando me tocó realizar el análisis de 'LEGO El Hobbit', un juego que se vende como apto para el público infantil, propuse darle un enfoque ligeramente diferente al de una review estándar. He estado jugando el juego con niños de diversas edades, para ver si las percepciones que nosotros (los adultos) recibimos al jugarlo son las mismas que tienen esos, como diría Serrat, locos bajitos.

De la misma forma que los filmes de Peter Jackson reciben una clasificación por edades de +7, el juego se sitúa dentro del código PEGI en la misma franja de edad. Esto resulta una decisión acertada, que nos permitirá encasquetarle a los críos el juego si han quedado maravillados por los efectos especiales de las películas.

'Lego El Hobbit'

La versión 'Lego' de 'El Hobbit' sigue los patrones del resto de juegos de la franquicia. Nos encontramos, por tanto, con una recreación fiel de lo visto en la gran pantalla recreada mediante el uso de estas simpáticas figuritas. El juego no se limita a seguir las pautas de identidad en el aspecto gráfico, sino que incorpora los puzles y el sentido del humor marca de la casa.

Si nos enfrentamos a la aventura en solitario posiblemente tendamos a identificar los chascarrillos que impregnan el juego como dirigidos hacia un público más joven, y quizás no nos falte razón. Pero para los niños este apartado, que posiblemente sea uno de los que más tirón tienen dentro del sector más crecidito dentro de los posibles compradores, es un mero extra y no consigue decantar la balanza hacia 'El Hobbit' cuando al niño se le hace escoger el título que jugará esa tarde. Quizás por ello, las pequeñas gracias que acompañan este y otros 'LEGO' despiertan más sonrisas en los adultos, y más concretamente en el niño que todos llevamos dentro, que en los propios chavales.

¿Qué opinan los críos?

Sin embargo, la oferta de este software no se reduce a los chascarrillos que incorpora. Una de las posibilidades que más atrae a los prepuberes es la capacidad de explorar los niveles una y otra vez en búsqueda de sorpresas, easter eggs y coleccionables ocultos. La satisfacción que les provoca el poder acceder a un área oculta a primera vista parece ser un gran aliciente para que los chavales se decanten por este juego.

Los puzles son, de siempre, una de las claves de los 'Lego', sea cual sea la franquicia original en la que se base. Este juego, por supuesto, no es una excepción y las pruebas de inteligencia y habilidad serán una constante a los largo de las aventuras de Bilbo Bolsón y sus compañeros. Quizás este punto clave sea uno de los más difíciles de comentar a la hora de escribir sobre este juego, sobre todo si queremos analizarlo desde la visión de los más pequeños.

En varias ocasiones me he encontrado con alguna prueba que los niños que estuvieron jugando conmigo no sabían como solucionar y necesitaron de alguna pequeña pista adulta para completarlo. En otras tuvimos que trabajar en equipo y devanarnos los sesos juntos para llegar a la solución correcta, suponiendo para todos un pequeño reto.

'Lego El Hobbit'

Esta faceta del juego añade puntos negativos y positivos a la propuesta de 'Lego El Hobbit', que tendremos que sopesar. Los acertijos que se nos plantean pueden resultar gratificantes a la hora de resolverlos y posiblemente ayuden al desarrollo intelectual de los niños. Por otra parte, que estos no sigan siempre una curva de dificultad equilibrada puede terminar convirtiéndose en un problema.

Los niños no tienen, por lo general, la misma tolerancia a la frustración que un adulto y pueden cogerle algo de tirria al juego e incluso abandonarlo si se atascan durante un espacio prolongado de tiempo.

Al mismo tiempo, si queremos controlar las sesiones de juego de los chicos a nuestro cargo, este hobbit puede convertirse en un poderoso aliado. La complejidad de algunos elementos, que no parecen haber sido diseñados con un niño en mente, puede conseguir que cada vez que quieran jugar terminen recurriendo a nosotros en busca de un compañero que les ayude en el cooperativo.

Todo mejora en multijugador

Es precisamente el multijugador a pantalla partida uno de los aspectos que más jugo podremos sacar. Este 'Lego', como la mayoría, gana enteros a la hora de ser jugado en compañía y las mecánicas que incorpora se prestan a ello. La ayuda y la compenetración entre los personajes serán clave a la hora de afrontar el título con éxito.

'Lego El Hobbit'

Uno de los aspectos que más criticas recibió por parte de los chavales que jugaron a este título conmigo fue la manera en que se divide la pantalla cuando entramos en el multijugador. En vez de dividir la pantalla en dos mitades estáticas, este juego segmenta la pantalla con una línea en diagonal que va rotando dependiendo de la situación de los dos muñecos dentro del mapeado. Esto hace que nuestra mitad de la pantalla vaya rotando sobre el punto central de la misma, que hace función de eje. En ocasiones la velocidad a la que se mueve nuestro espacio de juego es muy rápida provocando una ligera sensación de mareo. Este es un inconveniente grave, al que parece que los más pequeños son especialmente sensibles.

Este punto negativo, que sin ser particularmente grave puede resultar molesto, parece fruto de una falta de testeo del producto en niños. De haber permitido que algunos niños probasen alguna versión beta en condiciones se hubiese podido buscar alguna alternativa a este sistema que resulte menos incomoda.

La manera de afrontar el juego es diferente dependiendo de la edad del jugador. Aquellos con más experiencia en esto del juego electrónico disponemos de una serie de competencias que nos permiten afrontar con mucha más soltura las pruebas del juego. Podemos decir que algunas cosas pueden resultarnos tan fáciles como sota, caballo y rey para quienes llevamos más años en los videojuegos, pero no tanto para los menos avezados.

Al inicio del juego no encontraremos un tutorial propiamente dicho que nos explique obligatoriamente los pasos que tenemos que ir dando, sino que se nos remite a unas piedras que al golpearlas proporcionan una explicación un tanto escasa de lo que debemos hacer. Esto consigue que, en ocasiones los pequeñajos decidan desvariar, pegarse entre ellos para robar piezas de 'Lego' a sus compañeros o empezar a destrozar el escenario en busca de secretos y botín.

Pequeñas quejas

En algunos momentos la interfaz peca de ser poco clara, principalmente por el uso de iconos pequeños bastante parecidos entre sí. Una de las mecánicas fundamentales consiste en ir cambiando de personajes sobre la marcha para usar las habilidades especiales de cada uno y así abrirnos paso. Algunas veces lo pasaremos mal intentando discernir cual de los enanos disponibles es el adecuado para cada tarea en la rueda de selección.

'Lego El Hobbit'

Superados estos escollos nos espera una grata aventura, acompañada por los que parecen ser los mejores gráficos hasta la fecha en un juego de 'Lego'. Esto se nota especialmente en la iluminación, que hace uso de efectos más complejos que en el resto de títulos de la saga.

La ambientación es, como siempre, uno de los grandes puntos fuertes de este tipo de juegos. Las recreaciones de los escenarios vistos en las películas en las que se basa el juego (las dos primeras de 'El Hobbit') están al más alto nivel. Que no os extrañe si os quedáis boquiabiertos al ver Hobbiton en todo su esplendor por primera vez.

El sonido toma prestados numerosos efectos y diálogos de los filmes, dando una sensación de calidad a todo el conjunto. Un punto a favor que cabe destacar, y que no siempre se cumple en los juegos de 'Lego', es que las voces están en perfecto castellano, facilitando la comprensión de la trama a los más jóvenes.

Gran parte de los expuesto es aplicable tanto para el juego que hoy nos ocupa como para el resto de los desarrollos de TT Games. La razón de esto es muy simple: la innovación es, cuanto menos, escasa.

'Lego el Hobbit'

El principal añadido del juego es la incorporación de materiales con los que podremos construir ítems con los que progresar en nuestra aventura y termina por convertirse en un quiero y no puedo. El problema parte en que solo se nos permite construir objetos que sirven para continuar avanzando en la trama, y solo cuando esta nos lo exige.

Puede pecar de lineal

A pesar de contar con un mundo abierto, la historia principal peca de ser muy lineal y desarrollarse en unos escenarios bastante restringidos. Completar las aventuras de esta peculiar compañía no debería tomarnos más de 20 horas, pero si decidimos intentar completar el juego al 100% la duración del título se dispara. Explorar el mundo, encontrar todos los secretos y misiones secundarias y desbloquear a los 100 personajes disponibles nos llevará mucho tiempo y posiblemente nos exija repetir algún nivel en más de una ocasión.

'Lego El Hobbit' se posiciona como una experiencia de los más agradable para el niño interior que todos llevamos dentro, pero quizás no tan llamativa para los niños propiamente dichos. Sin embargo, el juego si que es una de las mejores adquisiciones que podemos hacer si pensamos disfrutarlo en cooperativo.

8,0

Lo mejor:

El cooperativo. - Una ambientación muy lograda. - Perfecto compañero de las películas.

Lo peor:

Momentos de dificultad más elevada. - Interfaz poco clara en ocasiones.

Galería

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.