avatar

'Hyrule Warriors', fanservice a la altura de 'The Legend of Zelda'
ANÁLISIS

'Hyrule Warriors', fanservice a la altura de 'The Legend of Zelda'

WIIU
Categoría: Analisis
13 de Octubre 2014 | 17:48

Hace algún tiempo hablábamos en Zonared.com de la época experimental que estaba a punto de acaecer sobre el catálogo de Nintendo. Los ejemplos más evidentes de este nuevo modo de hacer los encontramos en proyectos inesperados como 'Hyrule Warriors' y 'Pokken Tournament', por ejemplo. En un principio estas mezclas chocan. Llevamos años viviendo las aventuras de Link desde un mismo género con unas premisas muy claras, y pensar cómo se incrustaría eso en la saga 'Warriors' es chocante, pero al poner el juego a rodar en mi consola ha sido una pequeña sorpresa.

Hyrule Warriors

¡Eh! Vamos a dejar las cosas muy claras desde el principio. Esto no es un 'Zelda'. Hábilmente han decidido evitar la palabra 'Zelda' en el nombre del juego para abrir distancia respecto a la saga principal. En 'Hyrule Warriors' nos encontramos personajes de 'Zelda', claro, y toneladas de elementos reconocibles de la franquicia, pero 'Hyrule Warriors' tiene mucho más de 'Warriors' que de 'Zelda'. Es más, es un 'Warriors' basado en el universo de 'Hyrule'. ¿Qué implica esto? Que vamos a hablar de lo que 'Hyrule Warriors' es, pero no lo criticaremos por lo que no es.

Buen 'Warriors'

Partiendo de aquí, lo cierto es que como 'Warriors' seguramente sea el mejor juego que hoy día tenemos en las tiendas con la firma de Omega Force. Vengo de analizar apenas hace unos días 'Warriors Orochi 3: Ultimate', y lo cierto es que es un juego estupendo, pero 'Hryule Warriors', justo por tener de por medio el universo 'Zelda', toma de este unas cuantas mecánicas que llevan la fórmula 'Warriors' un par de pasos más allá.

Hyrule Warriors

El proceder de las partidas es el de cualquier otro juego de Omega Force: escenarios más o menos grandes con dos ejércitos enfrentados. Nosotros encarnamos el papel de un personaje de la saga de Nintendo que actúa como alto mando de estas tropas con diferentes misiones. Normalmente estos encargos se reducen a vete a A para matar, vete a B para matar. Por el camino, cientos de enemigos clónicos (esto no cambia respecto a otros 'Warriors') a los que podemos ir masacrando. El control de los personajes y combos también es firma de Omega Force, un par de botones de acción junto a uno de esquiva hacen que el sistema de combos vaya al grano. A partir de esta premisa llegan un par de inclusiones marca 'Zelda' que le sientan como un guante a la fórmula. Por un lado los ítems y progresión de personajes tienen mucho más protagonismo, no solo encontramos armas, sino que encontramos múltiples objetos para mejorar las capacidades de nuestros seleccionables, y tenemos una colección de ítems clásica (arco, bombas, boomerang) que nos servirá para abrirnos paso. Por otro lado, cada personaje tiene la clásica barra de magia que vamos llenando para desatar nuestro poder. Pero lo más interesante de este juego es el trato que se da a los enemigos finales. Los enfrentamientos finales de la saga 'Zelda' son más cuestión de maña que de fuerza, y esto es lo que se trata de aplicar a 'Hyrule Warriors'. En los enfrentamientos con final bosses tenemos que dar con el modo de terminar con nuestro enemigo, y no limitarnos atacar de frente durante más tiempo. Para los enfrentamientos con enemigos poderosos, además, se incluye el Z-Targeting marca 'Zelda', que facilita mucho las cosas cuando hay demasiado movimiento en pantalla.

Un salto de calidad

En la saga 'Warrirors' los saltos entre entregas tienden más a ser cuantitativos que cualitativos: Más personajes en pantalla, más personajes a elegir, más armas, más movimientos... 'Hyrule Warriors' aporta a la saga del lado cualitativo: nuevas mecánicas y nuevos modos de hacer. De hecho, este juego seguramente sea el que menos personajes seleccionables tiene entre los títulos de Omega Force, lo que también implica que los personajes que tenemos disponibles sean claramente diferenciados en animaciones y ataques entre sí.

Hyrule Warriors

En cuanto a la selección de personajes llegamos a un punto polémico. Siempre faltan y sobran personajes al hacer algo que recoja tantos años de historia, a mi me falta alguno pero no creo que este sea un punto oscuro del videojuego. No vamos a hablar en concreto de qué personajes están y dejan de estar, porque creo que uno de los elementos interesantes de la aventura es ir descubriendo qué nos encontramos a nuestro paso. Os puedo decir que Link sí que sale.

Hyrule Warriors

En lo técnico siempre que hablemos de partidas de un solo jugador no hay queja alguna, fluido y bonito. Al hablar del multijugador todo se viene abajo y la cosa pierde enteros. El modo multijugador de este juego tenía un planteamiento ambicioso, que de haberse llevado a la práctica de manera adecuada habría sido arrollador. La idea es que uno de los jugadores vea la acción en el televisor y otro en el Gamepad. Sin embargo, la consola pasa verdaderos apuros para mover el juego por partida doble, por lo que recorta resolución y framerate hasta límites ridículos. Se convierte de manera automática en un 'Samurai Warriors' de Wii, y si en las partidas individuales el framerate fluye con gracia y alegría, aquí es inestable y tosco. Esta es la única opción para jugar en multijugador, ya que no hay posibilidad de hacer online, algo que tampoco entiendo.

Aventura y Leyenda

Al hablar de un juego relacionado con el universo 'Zelda' se hace indispensable dedicarle unas líneas a la banda sonora. Lo que propone Koei Tecmo es retomar las clásicas melodías de 'Zelda' y hacer versiones guitarreras, ¡bien! Sin embargo, una misión puede durar 20 o 30 minutos, y escucharemos esas melodías en bucle, ¡mal!

Pero el hecho es que con 'Hyrule Warrios' me he sorprendido a mi mismo ante el puñado de horas que le he echado y echaré. Me gustan los 'Warriors', claro, de no gustarme nada de lo que estoy escribiendo tendría sentido alguno, pero mezclar una fórmula tan asentada como esta con fanservice de primera línea de la saga 'Zelda' es algo que le da un plus a este juego muy interesante. En este caso, que sea un juego ambientado en el universo 'Zelda' automáticamente hace que sea un juego mejor, porque es un chorro de carga emocional para el aficionado. Se usan elementos de la saga respetando su origen, a modo de homenaje, la muestra la encontramos en el "Modo Aventura", que a priori puede parecer algo secundario, y le he dedicado más tiempo que al modo principal, "Leyenda".

Hyrule Warriors

El Modo Aventura es un modo de pequeñas misiones por medio de las cuales tenemos que ir explorando un tablero con el aspecto del 'Zelda' original de NES. En este modo iremos farmeando objetos y armas, y es la manera de mejorar habilidades de nuestros personajes.

En conclusión

En conclusión, tenemos un 'Warriors' de altos vuelos. Se echa en falta un online y quizá algún modo de juego más, pero no dudéis de que esconde muchísimas horas en su interior. Aunque empañado por un apartado técnico que podía dar un poco más de sí, y sobre todo por el fracaso completo que ha resultado el modo para dos jugadores, mezclar la fórmula 'Warriors' junto a elementos jugables de la saga 'Zelda' (que le sientan muy bien), todo ello con un fanservice cuidado de por medio, hacen de este título algo más que interesante.

7,5

Lo mejor:

- La mezcla de mecánicas de 'Zelda' en la fórmula Warriors, funciona. - El diseño de los personajes le da un toque diferente, pero interesante. - El modo aventura, lejos de ser secundario, es uno de los grandes protagonistas. - Encantará a los fans de 'Zelda' aficionados a los musou.

Lo peor:

- Si eres fan de los 'Zelda' pero no de los musou olvídate de esto. - El sistema para dos jugadores funcionaba muy bien sobre el papel, pero en la práctica es muy decepcionante. - Ausencia de multijugador online.

Galería

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.