avatar

'Dungeon Siege III', el reino de Ehb nos necesita otra vez para luchar contra el mal
POR LA DÉCIMA LEGIÓN

'Dungeon Siege III', el reino de Ehb nos necesita otra vez para luchar contra el mal

PS3
Categoría: Analisis
8 de Agosto 2011 | 13:16

La desarrolladora Obsidian, con la colaboración de Square Enix como editora, nos traen el título más ambicioso de la saga Dungeon Siege, 'Dungeon Siege III', que cuenta con un gran número de seguidores y que por primera vez saldrá de lanzamiento como un juego multiplataforma. Obsidian sustituye al equipo encargado de las anteriores entregas de la saga, Gas Powered Games, y mantienen una continuidad con todo el legado de la saga. Este aspecto tiene un punto fuerte para los veteranos de la franquicia ya que respeta por completo todo lo visto hasta el día de hoy. Pero no todo es tan positivo, el juego también tiene sus puntos negros ya que pasando por alto la supresión de algunas características no aporta ningún tipo de innovación respecto a sus antecesores que pudimos disfrutar en el año 2002 y 2005 respectivamente.

Protegiendo el honor de la Décima Legión

Al empezar el videojuego nos encontramos con una cinemática que nos presenta a los fundadores del reino de Ehb, que reciben el nombre de la Décima Legión, que se encargaba de guiar y de proteger su reino, y que en la actualidad se encuentran enfrentados con su pueblo por la muerte de un antiguo rey del cual la Décima Legión no se responsabiliza. Aunque ellos saben que ha sido la malvada Jeyne Kassynder la que acabó con ellos, y la que creó una lucha que enfrento a la familia real del oeste con la propia villana. Durante 30 años la tierra de Ehb ha estado sufriendo, y es entonces cuando nosotros hacemos nuestra aparición como herederos de esta estirpe para recuperar toda su grandeza.

'Dungeon Siege III', el reino de Ehb nos necesita otra vez para luchar contra el mal

No profundizaremos más en el argumento para evitar que los jugadores que estéis disfrutando o queráis disfrutar del juego os encontréis con spoilers que os puedan fastidiar el juego. Pero lo que sí quiero comentar es que la historia me ha parecido muy buena, y me quede gratamente sorprendido por el gran nivel de detalle que tiene.

Cuatro personajes distintos para usar en el juego

En 'Dungeon Siege III' deberemos adoptar uno de los cuatro roles que nos ofrecen. Dentro de estos roles encontramos a Lucas Montbarron un espadachín, hijo del Gran Maestro de la Legión, que quiere que la Legión recupere el lugar privilegiado que le corresponde. Otro rol será ponernos en la piel de Anjail una maga arcana que fue criada por un grupo de simpatizantes de esta facción. También tenemos a Reinhart Marx, un hechicero que proviene de una larga estirpe de magos y que ha pasado gran parte de su vida en la academia. Y para acabar tenemos a Katarina una bruja que dispone de armas de corto y largo rango y que es hija ilegitima del antiguo Gran Maestro de la Legión, el padre de Lucas Montbarron.

'Dungeon Siege III', el reino de Ehb nos necesita otra vez para luchar contra el mal

De todos modos, escojamos el héroe que escojamos el principio del juego es igual en lo que a escenarios se refiere, pero es diferente en todo lo relacionado con los personajes que se unan a nosotros, los planteamientos que debemos utilizar… Los cambios no son significativos, pero ayudan a la hora de realizar nuevas partidas ya que consiguen que tengan un aire diferente.

La mayor diferencia en las diferentes campañas, la encontramos precisamente en las diferentes habilidades de cada uno de los personajes. Por ejemplo Lucas Montbarron es muy fuerte en el combate a corta distancia mientras que por su parte el arcano Reinhart Marx será un personaje muy a tener en cuenta si realizamos hechizos desde una cierta distancia. La mayoría de las opciones que nos ofrecen los personajes son casi idénticas lo cual hace que la experiencia de juego no varíe mucho entre cada una de las partidas.

La jugabilidad mantiene el espíritu de la saga

Esta tercera entrega de 'Dungeon Siege' es más accesible que sus predecesores, a pesar de contar con serias limitaciones en el número de acompañantes y en otros elementos como la escasez de destrezas o la imposibilidad de editar las clases predefinidas para personalizarlas a nuestro gusto.

'Dungeon Siege III', el reino de Ehb nos necesita otra vez para luchar contra el mal

El título se maneja de una forma muy similar a las anteriores entregas, apenas tiene cambios en un sistema de combate que no sorprende en ningún aspecto pero si hace que resulte muy ameno. También nos encontramos con ciertas acciones que no tienen mucho sentido debido a que están mal implementadas como la acción de bloqueo, que con lo fácil que resulta rodar por el suelo para esquivar los ataques no tiene mucho sentido utilizarla, pero en general el juego nos ofrece las suficientes alternativas para no caer en la repetición.

Muchas misiones en local y online

El juego permite una buena variedad de quests, la mayoría de ellas están relacionadas con asesinar o con acabar con monstruos. No son muy repetitivas si tenemos en cuenta la cantidad de horas que se le acaba echando al juego. Lo mejor de las misiones y del desarrollo de la historia son las decisiones que iremos tomando durante la aventura. Estas decisiones irán por el camino virtuoso o el malvado dependiendo del que tomemos en cada momento, deberemos elegir la línea de dialogo que mejor se ajuste a la decisión que queremos tomar y esto nos ayudará a definir algunos elementos de la historia e incluso la conclusión de la campaña.

'Dungeon Siege III', el reino de Ehb nos necesita otra vez para luchar contra el mal

Otra de las cosas que ayudan a tener una mejor experiencia de juego es el modo cooperativo. Tenemos la opción local lo cual nos permitirá jugar junto a un amigo en la misma consola y también disponemos de la opción online a través de internet lo cual nos permitirá formar equipo con tres compañeros más, pero ambos modos de juego tienen un fallo y es que no podremos guardar nuestra partida a menos que seamos los anfitriones, esto quiere decir que los invitados a la partida no podrán conservar elementos como por ejemplo los puntos de experiencia conseguidos.

Una interfaz poco cuidada

Estos interfaces además de ser estéticamente pobres son incómodos para navegar. La causa de estos problemas podría achacarse al desarrollo multiplataforma juego ya que los menús e inventarios no nos ofrecen toda la profundidad que nos podrían dar en PC y tampoco nos ofrecen toda la accesibilidad que son capaces de ofrecernos las consolas actuales.

'Dungeon Siege III', el reino de Ehb nos necesita otra vez para luchar contra el mal

Además como os hemos comentado en la primera parte del análisis la personalización de los personajes no cuenta con una gran profundidad. Las clases están predefinidas pero las nueve destrezas que tenemos que desbloquear para cada uno de nuestros personajes nos dan la sensación de tener un mayor fondo de armario del que realmente nos ofrece el título. Lo que sí nos llevará mucho tiempo será conseguir la maestría de las clases, está dividida en los rangos de Recluta, Legionario y Maestro para cada uno de los personajes, y la verdad que en los primeros compases de la aventura pasaremos momentos realmente peliagudos.

La dificultad no está excesivamente bien calibrada y nos encontramos con una IA aliada realmente pobre para nuestros compañeros. No tardaremos en apreciar como los enemigos se olvidan de nuestros acompañantes para ir directamente a por nosotros, y también apreciaremos rápidamente como la capacidad de combate de nuestros compañeros se ve muy reducida por la incapacidad que tienen para hacer uso de hechizos y destrezas con el más mínimo rigor o habilidad.

Buenos gráficos, peores detalles

En lo que hace referencia a los gráficos 'Dungeon Siege III' es un título que a nivel visual tiene algunos aspectos estéticos muy buenos y otros que no están a la altura, así que podemos decir que Obsidian ha hecho un trabajo muy irregular en este apartado.

Por otra parte el videojuego es realmente bueno en algunos momentos en referencia al nivel artístico, aunque como no podía ser de otra forma el juego cuenta con otros momentos que no están a la altura y que hacen la competencia a los momentos buenos. El reino de Ehb cuenta con una magnifica iluminación, bonitos entornos naturales y grandes grutas subterráneas que iremos recorriendo a lo largo del juego.

'Dungeon Siege III', el reino de Ehb nos necesita otra vez para luchar contra el mal

Los modelados del personaje principal, de los compañeros y de los enemigos desde la cámara más lejana, que es la más recomendable para jugar, presentan un muy buen aspecto pero con la cámara más cercana podemos ver todas las carencias del juego en términos de carga poligonal. La cámara goza en todo momento de una perspectiva isométrica, aunque la podemos acercar e inclinar ligeramente en cualquier momento.

El juego mantiene unas tasas de imágenes por segundo muy fluidas, ayudado por el hecho de que el apartado gráfico que hay que mover no es muy exigente. Las discretas animaciones, físicas y la rígida cámara, ayudan a que el juego apenas tenga bugs de importancia.

El sonido, de lo mejor del juego

La banda sonora es uno de los mejores puntos en este apartado, siendo de una calidad bastante alta. El audio no llega doblado al castellano pero tiene un buen inglés, lo que sí que que incluye los subtítulos en español. Además todos los efectos de sonidos del juego cumplen en todos los apartados.

'Dungeon Siege III', el reino de Ehb nos necesita otra vez para luchar contra el mal

A pesar de todos los fallos y problemillas que hemos ido desglosando a lo largo del análisis, 'Dungeon Siege III' es un videojuego muy recomendable sobre todo para los fans de los Action-RPGs sencillos y accesibles, también es una gran ayuda para el título la gran escasez de juegos de este género en las consolas de nueva generación. Con el juego podremos disfrutar de un buen entretenimiento durante más de quince horas.

La desarrolladora Obsidian ha querido que la saga 'Dungeon Siege' llegue a un público más amplio con esta tercera entrega. El título es mucho más fluido que sus antecesores en todos los aspectos, aunque tiene algunos errores importantes. El juego es un Action-RPG de la vieja escuela, no es innovador, tampoco es memorable, pero se trata de un título muy ameno y entretenido con el cual disfrutaremos durante un puñado de horas y con opciones de volverlo a disfrutar en un futuro.

7,5

Lo mejor:

Historia interesante. Varios personajes jugables. Modo cooperativo. Banda sonora. Fácil de jugar. Varias misiones.

Lo peor:

Jugabilidad poco innovadora. Personajes poco personalizables. IA pobre.

Galería

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.