avatar

Crítica 'Luke Cage': Un héroe real al son del jazz
2 4
NETFLIX

Crítica 'Luke Cage': Un héroe real al son del jazz

Por Gerard Álvarez
Categoría: Analisis
5 de Octubre 2016 | 10:00

Un nuevo héroe ha llegado a la ciudad. Eso han debido pensar mucho de los espectadores que no conocían las andanzas del mítico Power Man. Si bien es cierto que quizás no sea tan conocido como algunos de los superhéroes míticos de Marvel, véase Thor, Daredevil, Ironman, y un largo etcétera. Poco a poco, este personaje de piel indestructible, se ha ido haciendo un hueco en la afamada necesidad de llevar al cine o a las series a todo personaje de Marvel o DC.

Sin querer entrar en lo que significa la figura de Luke Cage en el mundo del cómic, ya que tenéis un reportaje de este tema de nuestro compañero Xose Llosa, os voy a narrar la razón por la cual me ha convencido de forma muy grata la nueva producción de Netflix.

La palabra que puede definir mi sensación después de ver los 13 capítulos ha sido sorpresa. A pesar de que en 'Jessica Jones' el personaje de Luke Cage me pareció muy interesante, pensaba que esta adaptación era un movimiento de Netflix para seguir sacando partido a la moda Marvel, y pocas esperanza había puesto en ella.

Como personaje secundario funcionó muy bien, a pesar de que en la mitad de 'Jessica Jones' desaparece. Era un personaje que abría un punto de vista nuevo de la investigadora, y que sin duda encajó a las mil maravillas.

Luke Cage y Jessica Jones

Tenía serias dudas que fuera a convencerme durante 13 capítulos, pero lo ha hecho. Con esto no quiero decir que sea una serie perfecta, ni mucho menos. No creo que este al nivel de la primera temporada de 'Daredevil', la cual me cautivó, ni que tenga esa afinidad ni carisma que va a tener The Punisher, de ahí mis dudas al respecto.

Un héroe real

Creo que es la serie más social y más cercana a la realidad de todos los superhéroes que han pasado por la pequeña y gran pantalla. Esa sensación ya la tuve con 'Jessica Jones', aunque fue una producción que no llegó a convencerme. Pero con 'Luke Cage' nos encontramos ante el personaje más poderoso pero a la vez más terrenal que ha pasado por Netflix.

La serie relata los acontecimiento posteriores a 'Jessica Jones', llegando Power Man al conflictivo barrio de Harlem con el objetivo de pasar desapercibido teniendo una nueva vida. Ahí es donde surge la figura de Pop y su barbería. Este exmatón es la figura que tiene los jóvenes pandilleros de salir de las calles y tener una vida mejor que la que ofrece la delincuencia.

Sin querer meternos en la trama del argumento, después de ciertos acontecimientos que surgen a raíz de la figura de este barbero, Luke Cage decide actuar contra quienes intentan convertir a Harlem en la cuna del crimen.

'Luke Cage' tiene dos parte muy diferenciadas, una primera que llega hasta el capítulo 7 donde comprendemos los orígenes del personaje y sus motivaciones. Desde esta mitad hasta el capítulo 13 estamos ante una serie que cambia de rumbo y de antagonistas.

Hablando de este respecto, ni Cottonmouth ni Diamondbacks serán antagonistas que pasen al recuerdo. Están a años luz de lo que pudimos ver con Kingpin en 'Daredevil'. Nos encontramos con dos mafiosos y delincuentes con conversaciones poco profundas y que a pesar de su poder, parece que Power Man puede destruirlos en cualquier momento.

Cottonmouth

También existen otros personajes que dan valor a la serie, la cual no se transforma solo en un conflicto entre el "bueno" y el "malo". Tenemos a Mariah Dillard, Misty Knight o Shades. Por un lado aportan aire fresco a la trama por sus propias inquietudes y vivencias, pero por otra hacen que la serie se detenga en demasía en sus perfiles, haciendo que se vuelve algo lenta. Creo que la inclusión de estos personajes originales del cómic era necesaria, pero no así una incursión tan profunda en sus dilemas personales.

Mención especial tiene, otra vez, la aparición de Claire Temple. Esta enfermera es fija y nexo de unión de todas las series de Marvel en Netflix, algo que no están mal. Pero sus interpretaciones son demasiado homogéneas en todas las series en las que ha participado.

Aparece de la nada, siempre en el peor momento para el/la protagonista y se hace pieza fundamental para el héroe o heroína. Esperemos que en próximas temporadas esta personaje evolucione y nos ofrezca algo más de lo que ya hemos visto demasiadas veces.

Tomar el camino correcto

Una de las claves para entender la serie es el continuo empeño por parte del protagonista de hacer las cosas de forma correcta, es decir, por lo legal. No utilizar sus poderes a menos que sea necesario es la lucha interna de Cage contra sus habilidades. Es muy interesante esta tesitura, ya que en muy pocos casos los superhéroes reniegan de sus fuerzas, y para este protagonista son más una pesada carga que un beneficio.

Esta dicotomía hace que nos encontramos con un protagonista cercano al público y, sobre todo, muy real. En la serie se tratan sucesos cotidianos de barrios problemáticos, y que podían ser sacados de cualquier guión de películas de policías y ladrones.

Más allá del poder de Cage, no hay nada fuera de lo irreal, todo tiene sentido, y muchas veces se nos olvida que estemos ante un personaje sacado de la factoría Marvel, hecho que para mí engrandece a la serie, ya que no ha recurrido a una continua propagación de secuencias de lucha y mamporros, de los que pecan en muchas ocasiones este tipo de producciones.

Y la verdad que es de agradecer porque las pocas que hay dejan mucho que desear. Bien es cierto que poco o nada se puede hacer contra un personaje que no le afectan ni las balas, pero las escenas más violentas se centran en ver secundarios volando por todas partes o pistolas arrugadas como papel. En este aspecto 'Luke Cage' debería haber propuesto algo más fresco e innovador.

Pero lo que marca la trama de la serie es la defensa del movimiento negro. 'Luke Cage' no solo hace honor a ser el primer superhéroe negro que salió de la factoría Marvel, sino que está inspirada en películas de esta índole. Tanto es así, que podemos ver al personaje de forma habitual con una capucha, y no es por pasar desapercibido, sino que rinde homenaje a Trayvon Martin, un joven de color asesinado en 2012 por George Zimmerman. La capucha que llevaba en asesino se convirtió desde esa fecha en un símbolo contra la violencia racial en Estados Unidos, algo que en la serie no han querido pasar por alto.

Luke Cage capucha

Pero esta continua insistencia en los problemas de los barrios negros como Harlem, hace que la serie por momentos sea un poco lenta, con diálogos que al principio están bien por la trama, pero que luego se vuelven algo repetitivos, más que nada porque el espectador después de haber visto media serie ya conoce cuales son las influencias de la serie, y no es necesario tener que recordarlo una y otra vez durante 13 capítulos.

Todo ello produce que 'Luke Cage' peque en ciertas ocasiones de lenta, pero no por su trama, sino por ese empeño de las productoras de tener que hacer temporadas extensas que flaco favor le hacen al guión. En el caso de 'Narcos', sus 10 episodios por temporadas son los justos y necesarios para tener a la audiencia pegada al televisor, y que en ningún momento se pierda el interés en la misma, hecho que ya ocurría con 'Jessica Jones' y que se repite con ésta..

A ritmo de soul y jazz

Lo que sin duda es uno de los aspectos más favorables de la serie, y que encaja como anillo al dedo con lo que se quiere mostrar, es su banda sonora. Ya no solo por las actuaciones que se pueden ver durante la serie, sino un conjunto de canción que hacen honor a los mejores momentos de la cultura soul y jazz.

Es una auténtica delicia que una serie de este tipo, inspirada el personajes de cómics, pueda ir acompañada a la perfección con temas que volcarán el corazón de los amantes del género. Para mí esta aportación musical es un verdadero acierto, demostrando una vez más que hay pequeños detalles que pueden pasar desapercibidos, pero que cuando los tienes se disfrutan mucho.

Luke Cage y Pop

Conclusión

'Luke Cage' es una serie notable, quizás no pase a los albores de nuestro recuerdo, pero sin duda entretiene y da un enfoque distinto y más real de los superhéroes. Es cierto que no cuenta con los antagonistas más elaborados, y quizás Power Man no sea ese personaje que despierte el interés de todos. Pero sí que lo lleva al plano más humano, tratando problemas sociales de una forma elegante y respetuosa.

Además va acompañada de la mejor banda sonora que por ahora ha tenido una serie en Netflix, y se disfruta muchísimo. Habrá que esperar para ver el hueco que el recuerdo le hace a esta serie, pero sin duda traer un personaje poco conocido por la mayoría de los espectadores es de agradecer, ya que nada tiene Luke Cage que envidiar a sus homónimos de capa y máscara.

Lo mejor:

-Una serie de superhéroes que trata de problemas sociales. -Que el jazz sea lo que lo mueve todo. -A pesar de sus defectos, es una serie que merece la pena de ver.

Lo peor:

-Dos antagonistas poco carismáticos. -Las escenas de lucha poco trabajadas. -Ciertos capítulos se hacen algo tediosos. -

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.