avatar

Crítica de Juego de Tronos 8x04, se acabó la paz
PREPARANDO EL FINAL

Crítica de Juego de Tronos 8x04, se acabó la paz

Por Manu Mora
Categoría: Analisis
6 de Mayo 2019 | 13:49

Tras un espectacular episodio lleno de oscuridad y lucha, el capítulo 8x04 de 'Juego de Tronos' consigue hacer lo que quizás el anterior no terminó de lograr: meternos el miedo en el cuerpo y plantearnos una verdadera lucha de intereses por el Trono de Hierro.

Sin duda alguna, el tercer episodio fue apoteósico, pero la incertidumbre que nos ha dejado este pesa más que muchas de las cosas que hemos visto. Si parecía que todo estaba llegando a su fin, este cuarto capítulo deja claro que eso no es verdad. Y que aunque solo quedan dos semanas para ver el desenlace, todo está más abierto que nunca.

Y, por enésima vez en esta serie, no hay solo dos bandos y no hay buenos y malos.

La soledad de Daenerys (bis)

Ya desde el primer episodio de esta temporada hablábamos de que Daenerys estaba muy sola en Poniente. Todo lo que había logrado más allá del mar, liberando esclavos, queriendo a sus súbditos, aprendiendo a gobernar, siendo justa... se ha ido esfumando poco a poco desde que pisó tierra en los Siete Reinos.

Y el problema no es que eso haya sido diferente ahora o antes. El verdadero problema es que ella ahora se está dando cuenta. Está viendo cómo es la "única" que lo está perdiendo todo y que, al final, nadie se fija en ello. Nadie lo valora. Nadie la vitorea ni la quiere como a Jon. Al menos, en Poniente.

Daenerys

Evidentemente, eso hace mella en la reina y busca apoyarse en sus aliados. Pese a la confesión del secreto, sigue amando a Jon/Aegon, hasta el punto de que le suplica que haga algo por ella y por el reino. Y desde luego no sin razón. Pero parece que Jon tiene más de Stark que de Targaryen y la ha vuelto a liar. Pero de eso hablaremos más adelante. Ahora seguimos con Daenerys y su futuro.

La madre de dragones es ahora más vulnerable que nunca por todas esas pérdidas. Jorah, Vyserion, Raeghal, Jon (no ha muerto, pero la ha liado), la mitad de sus tropas, de sus dotrhakis... Y pese a todo eso, el Norte no la ha apoyado como ella esperaba. Se ha encontrado de frente con una Sansa que sigue en sus trece de meter cizaña en vez de proteger a su pueblo. Ha visto cómo el pueblo libre vuelve a sus tierras. Y ha partido sola a Rocadragón donde ha sido víctima de una emboscada.

¿Qué más tiene que perder Daenerys para que caiga en la ira y la irracionalidad? Han matado a uno de sus hijos y a Missandei delante de sus ojos por orden directa de Cersei. Es normal que la odie, que quiera verlo arder todo. Es normal que ya no mire al mundo porque, si nadie reconoce lo que ha perdido por protegerlos ¿por qué va a tener que hacer ella lo mismo?

Si nadie la apoya con la misma fuerza con la que ella lo ha hecho ¿por qué los va a proteger?

Jon Nieve y su manía de liarla siempre

Este capítulo hemos vivido un nuevo dejà vú de la primera temporada. Si en el capítulo 8x01 vivimos la llegada de las tropas de Daenerys como cuando lo hicieron las de Robert Baratheon a Inverlalia, esta semana hemos presenciado la nueva metedura de para que podría dar perfectamente inicio a otra saga de siete libros, series, películas o lo que queráis hacer con ellas.

Si Ned Stark no atendió a la razón cuando su mujer le aconsejó ni cuando Varys le pidió cautela, Jon ha hecho exactamente lo mismo. Su honor ha podido con su razón. Decir la verdad ha estado por encima de proteger el reino, la gente y el amor que tiene delante. Y aún así parece que al muchacho no le entra en la cabeza que lo está haciendo mal y que no sirve de nada poner por delante ese "honor" por encima de todo lo demás.

Stark

Su confesión a sus hermanas ha desencadenado en una pequeña ola que nadie va a poder parar de aquí a poco. Sus efectos van a acabar llegando mucho más lejos de lo que él piensa. Y lo que ha conseguido, al igual que lo que consiguió Ned Stark, solo es causar más problemas al pueblo.

Y mira que Daenerys se lo ha dicho claro: no merece la pena decirlo si el pueblo va a sufrir. Si nos van a separar. Si no van a aceptar que ella reine estando Jon delante.

Y el problema ya no es solo el pueblo. Varis ya ha dejado clara su posición: mientras que Dany se siga hundiendo en la ira y la oscuridad, él no la apoyará. Y también ha insinuado que sería capaz hasta de matarla si eso convierte a Jon en rey.

Con esa tormenta formándose entorno a Jon/Aegon, ¿qué podemos esperar? Pues parece que queda bastante claro que el final no va a ser nada bueno para uno de esos dos tortolitos. No van a poder gobernar los dos a la vez, como nos habría gustado a muchos. O muere uno, o muere el otro, porque si Jon vive y se sabe su procedencia, el pueblo no aceptará a Daenerys como reina a menos que se case con él y sea consorte. Y desde luego, no la veo yo muy de acuerdo con ello y menos después de todo lo que está perdiendo.

Y si Daenerys sigue viva, no permitirá que Jon suba al trono para quitarle el poder que tanto le ha costado conseguir. Por mucho que hinque la rodilla...

Una nueva separación

Otra de las cosas que nos ha recordado mucho a los inicios de Juego de Tronos y que confirma una vez más que parece que esto es el inicio de otra saga, es la separación de los Stark (y de casi toda la gente).

Cuando por fin Invernalia los había reunido a todos, los hermanos que quedan vivos se separan de nuevo para cumplir cada uno con sus "destinos". Jon viaja a apoyar a Daenerys, Arya a completar su lista y Sansa mantendrá el tipo en la capital del Norte. No, no cuento a Bran porque no es que haya hecho mucho y tampoco aspiro a que haga más, la verdad.

Barcos

El problema es que nos encontramos ante una familia que ha dejado de ser blanca, por enésima vez. En teoría son los buenos, y sí, siguen siendo los "más buenos". De eso no cabe duda alguna. Pero también hay que ver las sombras de cada uno y la que pueden liar individualmente.

Sansa no termina de aprender la lección. Necesita a Daenerys para poder mantener la paz. Sin ella no habría ahora mismo Invernalia. Y de la misma forma que el honor la puede liar con Jon, ella debería de aprender un poco que debe de corresponder y hacerle caso a las palabras de Tyrion. ¿Qué le ha hecho Daenerys para que la odie tanto? Si lo único que hemos visto que ha hecho la madre de dragones es ayudarla. A ella y a su pueblo. ¿Tanto pesa la independencia de los Siete Reinos que está dispuesta a dejar que Cersei se mantenga en el trono y vaya a por ellos cuando termine?

Pues parece que sí. Y desde luego eso no hace más que creame más odio hacia Sansa. Ya lo dije al principio de la temporada. Había conseguido caerme bien, por fin. Sin embargo, no hace más que cagarla una y otra vez. Y debería de haber aprendido mucho más de lo que está demostrando...

Arya, por su parte, sigue el camino más lógico de todos. Ella nunca fue una dama y nunca lo será. Es una guerrera y quiere cumplir su venganza. Ahora la duda es si será ella la que mate a Cersei o será Jaime... (o Bronn...)

Conclusiones

Hay muchas más cosas que han pasado en este capítulo, pero todas se resumen en lo mismo. La esperanza que vimos al principio, la unión e incluso la gran victoria que hemos vivido contra los muertos en el anterior capítulo es una mera ilusión.

Todo se descompone por culpa del poder, por culpa de ese maldito Trono de Hierro que no hace más que mostrarnos un gilipollas detrás de otro. Desde Robert Baratheon hasta Cersei, pasando por Jeoffrey, por supuesto.

Los únicos que realmente se han preocupado porque el reino fuese bien han sido las manos Lannister: Tywin y Tyrion. Y por culpa de los orgullos y las aspiraciones al trono, han acabado siendo relegados y el reino está en guerra en pleno invierno.

Daenerys, por su parte, se vuelve cada vez más oscura conforme se mantiene en Poniente. Sus sueños se destruyen y se ve cada vez más sola. No ve correspondido ni su esfuerzo ni su amor. Y esto puede hacer que las cosas cambien, y mucho, de cara al final.

Drogon

¿Vivirá ella? ¿Vivirá Jon? ¿Reinará algún día? El capítulo que viene puede convertirse en el gran punto de inflexión de toda la serie. Ahí veremos quién de las dos reinas es más monstruo, si Daenerys, que aún puede evitarlo, o Cersei, que ya hemos visto que no tiene ningún tipo de escrúpulos.

La situación está más abierta que nunca y hacer una predicción es una locura. Pero desde luego, un servidor quiere que Jon no sea el próximo rey de Poniente porque no hace más que cagarla una vez detrás de otra y no sabe reinar.

Daenerys sí, y desde luego, ha sido la que más se lo ha currado, la que más ha sacrificado y la que más ha aprendido. Pero esto es Juego de Tronos, y el final no creo que sea del agrado de muchos... por desgracia.

8,9

Lo mejor:

- vuelve la tensión

- ya no sabemos qué puede pasar

Lo peor:

- Jon, ¡POR DIOS!

- Sansa, ¡POR DIOS!

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.