avatar

PRIMICIA Primeros detalles de la segunda temporada de 'Élite'
Análisis 'Disney Magical World', un viaje al Disneyland que sueñan los niños
MUNDOS MÁGICOS

Análisis 'Disney Magical World', un viaje al Disneyland que sueñan los niños

Por Manu Mora
3DS
Categoría: Analisis
12 de Noviembre 2014 | 16:19

Todo aquel que haya ido de pequeño a Disneyland, cualquiera de ellos, seguramente tendrá el recuerdo de la magia que rezuma por todos los poros de aquel lugar. La música, los personajes, los colores, las atracciones... todo es pura magia.

Pues este 'Disney Magical World' vendría a representar esa misma sensación, pero en Nintendo 3DS. Bandai Namco ha sabido transmitir perfectamente este cúmulo de sensaciones, sobre todo a los más pequeños ya que todo, y cuando digo todo es todo, está enfocado a darnos una segunda vida en ese mundo perfecto que nos quiere vender Disney.

Una doble vida en Disney

'Disney Magical World' es más un simulador que un juego de aventuras, aunque también encontraremos algo de acción en el cartucho. Tomaremos nuestro propio papel, usando para ello un Mii, y seremos los encargados de hacer todavía más felices tanto a los habitantes del juego como a nosotros mismos.

El Reino de Corazones

Para ello tendremos que ir cumpliendo una serie de misiones que iremos encontrando a lo largo de todo el título. Empezaremos por un prólogo guiado que nos enseñará todo lo necesario para jugar al juego y, una vez acabado, nos soltarán de la mano para que decidamos en qué queremos centrarnos, puesto que el resto de misiones, quitando las de historia, las podemos cumplir en el orden que queramos.

Todo en este mundo funciona con pegatinas de Disney (doradas y brillantes, como todo en este mundo). Conforme cumplamos una serie de condiciones, iremos ganando estas recompensas que nos darán acceso a nuevos lugares, tiendas, eventos y mundos.

Estas condiciones varían dependiendo de la rama que hayamos elegido. Por ejemplo, podremos centrarnos en cultivar lo que encontremos por los diversos mundos, o en mejorar nuestra cafetería o la tienda de ropa. Si queremos algo más de acción deberemos tirar por la rama de la historia principal y los fantasmas.

La Cenicienta

La historia nos irá contando una trama bastante predecible e insulsa y nos llevará a lo largo de distintos mundos de Disney como Alicia en el País de las Maravillas, Aladdin o Winnie the Pooh (¿por qué aparece este individuo en todas partes?). Sin embargo no siempre podremos seguirla ya que, algunas veces, no tendremos las pegatinas necesarias para ello, así que no podremos ir a saco a cumplirla.

Un momento para cada cosa

'Disney Magical World' sabe mantenernos entretenidos y aunque el juego pueda parecernos algo ñoño y falto de acción, lo cierto y verdad es que siempre hay algo que hacer.

Ya desde el principio manejaremos una cafetería a la que habrá que conseguirle comida, ropa, equipamiento y camareros. Es un lugar importante porque es una de nuestras principales fuentes de ingresos, así que tendremos que investigar platos mejores y más caros y evitar quedarnos sin reservas en la despensa, así que habrá que ir muy a menudo para comprobar su estado.

Uno de los primeros mundos que visitaremos ya nos desbloquea también el huerto. En él podremos plantar semillas que encontremos para hacer nuestros platos o recetas y cumplir los requerimientos de los más que cansinos habitantes de este mundo.

Eso sí, vete preparando para cronometrar los tiempos porque todo irá por tiempo real, no de juego. La comida se acaba dependiendo del éxito de la cafetería pero el huerto tendrá unos tiempos de cultivo que irán desde tres minutos hasta varias horas. Peor euq el Farmville de Facebook...

Visitando Agrabah

También habrá una tienda de ropa, una ebanistería, el rey que nos querrá enseñar siempre cosas, Yen Sid y su magia y un largo etcétera de lugares ideados para mantenernos constantemente entretenidos a base de repetir una y otra vez los mismos recorridos, misiones (la gente en este lugar no deja de pedirnos cosas muy raras) o mundos porque, no nos engañemos, el juego tendrá muchas cosas que hacer, pero el mapeado y los mundos son realmente diminutos.

La historia principal nos llevará más por los caminos de la acción, ya que aprenderemos magia y tendremos que encargarnos de unos fantasmas que están dando un poco por saco por los alrededores. Sin embargo no os esperéis un 'Kingdom Hearts' ya que solo tendremos dos movimientos. Bueno, tres si contamos con el paso de ballet que damos cuando queremos esquivar. Es que hasta eso es empalagoso en 'Disney Magical World'.

Muchos mundos, poca variedad

Como hemos dicho, visitaremos muchos de los mundos de Disney siguiendo más o menos el esquema que ya nos enseñó 'Kingdom Hearts'. De hecho, podríamos decir que sería la versión descafeinada de la saga para los más pequeños.

Empezaremos en nuestra base de operaciones donde estarán las tiendas, el castillo, la cafetería, etc. Desde allí podremos ir accediendo al resto de mundos, sin embargo todos los mapeados se pueden recorrer en muy poco tiempo. Aunque a primera vista parezca que hay muchas cosas, en verdad estamos ante un área muy simple que nos aprenderemos de memoria en dos vueltas.

'Disney Magical World'

Para colmo, si esperabas que los mundos a los que accederemos fuesen grandes, te equivocas de nuevo. La mayoría de ellos son una simple plaza, o descampado o... bueno, una pequeña zona ovalada, donde encontraremos personajes que nos darán misiones u objetos que recolectar.

Algunas misiones, las de lucha, nos llevarán a un mapeado que será siempre aleatorio, aunque solo consistirá en un pasillo con alguna bifurcación que otra, de la que saldrán enemigos y, al final, un jefe final. Vuelvo a repetir, muy descafeinado y sin complicaciones.

Por contra hay que decir que gráficamente el juego es precioso. Tanto la ciudad como los mundos tienen bastante detalle y rezuman esa magia Disney que tanto gusta. Los personajes más conocidos de las diferentes franquicias de la compañía, empezando por Mickey y terminando por Aladdin, por ejemplo, se ven realmente bien en la 3DS.

Sin embargo no podemos decir lo mismo de su rendimiento. Ya en la ciudad central, nada más empezar, notaremos que la tasa de refresco es realmente baja. La saturación de elementos y el efecto 3D de las imágenes fuerzan demasiado a una consola que parece que a veces le cuesta hacerlo funcionar.

Esto desaparece cuando entramos en las tiendas o mapeados más pequeños y quizás esta sea la razón por la que nunca son extensos y la de que los mapas de combate sean lineales. Sinceramente, hubiese preferido que no hubiesen saturado tanto los escenarios y el juego fuese más fluído.

Mucho que hacer, poco que contar

Esto es lo que nos ofrece 'Disney Magical World', un mundo donde tendremos que hacer varias cosas pero siempre serán las mismas. La gente sonríe, los personajes sonríen y todos son muy amigos entre ellos.

El huerto

Podremos recolectar, construir, crear, viajar, luchar, saludar a la gente para coleccionar cromos, investigar nuevas recetas, y hasta comprarnos ropa que brille (lo dicho, todo en este mundo brilla). Cuidado si eres un poco reacio a las cosas empalagosas porque este juego puede producirte un severo problema de diabetes si no estás preparado para ello.

Si te gustan los juegos de simulación medio simples y te gusta Disney, éste es tu juego. 'Animal Crossing' es bonito, pero no tiene "ese carisma" ¿no? También es una buena elección si necesitas tener entretenido durante un rato a algún pequeño de la casa ya que solo con cultivar, pelear un poco y llevar el restaurante, te aseguro que tendrás un buen rato de tranquilidad.

'Disney Magical World' tiene sus fallos pero para el público al que va enfocado y para lo que ofrece, es bastante bueno. No debería de decir esto pero, acabé enganchado con la cafetería de las narices. Pero bueno, eso es otra historia que seguramente os pase también a vosotros.

7,2

Lo mejor:

Se plasma a la perfección lo que es Disneyland, permitiéndonos ser parte de esa magia con tareas como recolección, creación e incluso algo de combate. Eso sí, con el buenrillismo de Disney, por supuesto.

Lo peor:

Repetitivo hasta la saciedad y más simple que el mecanismo de un chupete. Si buscas algo complejo te has equivocado de juego. Si buscas desconectar un rato, posiblemente hayas acertado.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.