avatar

Analizamos 'Broken Sword: The Serpent Curse'
POINT & CLIC

Analizamos 'Broken Sword: The Serpent Curse'

Por Alberto Duque
PC
Categoría: Analisis
27 de Enero 2014 | 23:20

No son muchas las ocasiones en las que los amantes de los juegos de aventuras gráficas tenemos la oportunidad de volver a experimentar el universo envolvente y mágico de las franquicias más valoradas del género. Este es el caso de 'Broken Sword: The Serpent Curse', un entrega que vuelve a los orígenes de la serie tanto a nivel artístico como narrativo. Sus dos predecesores más inmediatos fueron bastante decepcionantes, un logro no muy difícil de conseguir teniendo en cuenta el excepcional nivel que tendrían que mantener los subsiguientes títulos.

Una historia a la altura de sus orígenes

Como siempre, las claves del encanto el juego que nos ocupa, han sido un guión y un diseño de escenarios capaz de que crear una atmósfera intensa y absorbente. Una combinación de colores vivos y contornos propios del estilo popularizado por Pendulo Studios que a su vez respeta el característico encanto que transmitían los entornos de 'La leyenda de los templarios' y 'Las fuerzas del mal'. Las mejoras gráficas actuales han permitido implementar efectos interactivos que mejoran el carácter inmersivo del juego y al mismo tiempo dotan a los personajes secundarios de abanicos gestuales mucho más ricos.

'Broken Sword'

Como siempre, el juego recurre al espíritu de la saga para relatarnos una historia en la que se mezclan lo sobrenatural y misteriosos asesinatos como telón de fondo. Todo comienza con un pequeño y críptico preludio de la trama principal, el asalto de una guarnición militar a un caserío castellano del cual roban una misteriosa obra de arte llamada 'La Maledicció' que, curiosamente y a modo de anotación completamente personal, guarda un asombroso parecido con los diseños de tableros de 'Arkham Horror'.

Tras esta intensa cinemática, el juego nos transporta a una típica galería artística parisina en la que se encuentran Nico y George que, para los neófitos en la saga, son los protagonistas que se conocieron en el primer título y que desde entonces mantienen una idílica relación amorosa. Un par de pintorescos individuos completan la escena que se ve perturbada por la irrupción de un ladrón. Este invitado inesperado arrebata la vida al dueño de la galería y se lleva una única obra en lo que más tarde descubriremos como un plan bastante premeditado.

Ya que la única herramienta de la que dispone el juego para entretener al usuario es su historia per se, nos abstendremos de contar más de lo necesario al respecto. Volviendo al tema del apartado técnico, el abandono de los sobrecargados diseños 3D de 'El sueño del dragón', ha sido una sabia decisión por parte del equipo artístico del juego que nos regala a cambio unos escenarios capaces de hacer vibrar la fibra nostálgica de cualquier amante de la franquicia. En lo referente al sonido, el título vuelve a contar con la inestimable colaboración de Rolf Saxon para ponerle voz a George y los diferentes acompañamientos musicales están cargados de una inconfundible personalidad que, al igual que los gráficos, traen consigo recuerdos añejos (el juego no está doblado en castellano pero cuenta con subtítulos).Todos estos elementos colaboran al unísono para transportarnos con gran maestría al interior de la narración, como si le dieras un nuevo sentido a la experiencia de interactuar con un libro físico.

'Broken Sword'

Una experiencia agradable para cualquiera

En general y a modo de conclusión final, lo cierto es que nos encontramos ante una entrega de 'Broken Sword' que además de atraer a los fans de la saga, puede ser, para otros usuarios, una auténtica serendipia que no precisa de haber experimentado las otras entregas para poder disfrutarse. El juego está dividido en dos actos, una táctica comercial similar a la que utilizan los estudios de cine para alargar la vida útil de una única idea. El clímax hasta el que discurre el primero podrá encontrar solución en la próxima entrega que se lanzará al mercado a finales de febrero.

8,2

Lo mejor:

Su apartado artístico es inmejorable y la historia vuelve a recuperar el nivel dramático de las primeras entregas.

Lo peor:

No se aprecia ningún tipo de innovación en la jugabilidad.

Galería

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.