avatar

ÚLTIMA HORA Muere Pepe Mediavilla, la voz en español de Morgan Freeman e Ian McKellen
Análisis de 'The Elder Scrolls Online: Morrowind' para PS4
3
EXPANSIÓN

Análisis de 'The Elder Scrolls Online: Morrowind' para PS4

PC XOne PS4
Categoría: Analisis
29 de Junio 2017 | 19:03

Prácticamente desde su primera época, aquella donde era necesaria una suscripción mensual para poder jugar, 'The Elder Scrolls Online' se ha destacado como un MMO peculiar, donde aquel que desea disfrutarlo casi completamente en solitario puede encontrar atractivo fácilmente. Exceptuando algunas mazmorras grupales y el siempre presente PVP, este es un juego de rol masivo perfectamente diseñado para el jugador solitario, donde este puede cumplir los cientos de misiones que esconde sin compañía, y la tónica no ha cambiado en los más de 3 años que el juego lleva en las tiendas.

Bethesda no ha hecho sino acertar con muchas de las medidas que ha tomado para con 'The Elder Scrolls Online', sobre todo la eliminación de dichas cuotas mensuales, y posteriormente, con la actualización One Tamriel, que elimina cualquier limitación de nivel o Alianza para poder explorar el terreno más libremente que nunca. Con esto, este MMO no ha hecho sino crecer a lo largo del tiempo, sumando expansiones tan dispares como 'Imperial City', muy enfocada al PVP, u 'Orsinium', más orientada al PVE, y a la cual más se parece esta que nos ocupa, 'Morrowind'.

Morrowind

Hace ya 15 años que 'TES III: Morrowind' se lanzó al mercado, siendo probablemente el primer juego de la franquicia de éxito masivo, y este nuevo contenido descargable quiere apelar tanto a los solo players como a los jugadores clásicos de 'The Elder Scrolls' que aún necesitan un pequeño empujón para dentrarse en este mundo online. Así, Vvardenfell es el escenario -el más grande añadido, según nos contaron- elegido para la aventura definitiva en 'The Elder Scrolls Online', diseñado con mimo y perfectamente reconocible para aquellos que disfrutaran de aquella clásica tercera entrega, aunque con las diferencias que marca la cronología, y es que esta expansión se ambienta cientos de años antes que el original.

Lo que acontece en Morrowind

Los hechos que se narran en Morrowind tienen un interés tal vez superior al de la historia principal de 'TESO', y al poco de llegar, una conversación con el semidios Vivec nos desvela que este ha ido perdiendo paulatinamente sus poderes por ciertos rituales de los Daedra, lo que conlleva a una serie de tramas y personajes secundarios que logra captar la atención del jugador. Además, es 100% independiente de la trama principal, con lo que no solo no es imprescindible haberse pasado esta, sino que podemos intercalarlas a nuestro antojo. Una vez más, y al igual que el juego base, esta expansión está pensada totalmente para disfrutarse en solitario, como si fuera una entrega numerada más de 'The Elder Scrolls' con la salvedad obvia de encontrarnos decenas de jugadores compartiendo mundo. Eso sí, y aunque haya un grupo de fans con una traducción en estado ya muy avanzado, en completo y en ocasiones dificultoso inglés.

Morrowind

El contenido de Morrowind ofrece sensaciones encontradas. Por una parte, es indiscutible la cantidad de horas de juego que ofrece, casi incalculables e inabarcables, con muchísimas misiones no solo principales, sino también secundarias, pero por otro lado, no aporta contenido especialmente novedoso en el apartado jugable más allá de la nueva clase. Vamos a jugar Morrowind exactamente igual que hemos jugado todo el tiempo previo hasta llegar aquí, y eso no deja de ser un punto débil, pero si hemos disfrutado ese camino, seguiremos disfrutando esta expansión por igual.

Bethesda ha tomado la decisión de vender Morrowind como un producto aparte, a priori sabia, pero cuyo objetivo queda un poco disuelto por el diseño del propio juego. Parece claro que quiere llegar a los jugadores clásicos no solo de la saga, sino también de los RPG, y puede conseguirlo a medias. El entorno sí es familiar, así como algunas de las mecánicas de juego, pero cuando este jugador clásico se tenga que enfrentar a algunas inherentes al MMORPG como el farmeo, la creación de objetos o algunos aspectos multijugador, tal vez se vea abrumado y no pueda evitar sentir cierta pereza ante la lentitud con la que se avanza en ocasiones.

Morrowind

Sin embargo, personalmente creo que todo el conjunto de 'The Elder Scrolls Online', incluida esta expansión de la que hablamos, tiene el encanto suficiente para resultar atractivo para ese jugador clásico, siempre y cuando tenga paciencia. Entre esos elementos se encuentra como siempre la sensación de libertad, el simple hecho de pasear por Tamriel, esta vez, sin los límites que impone nuestro nivel de personaje, y la banda sonora, magistral una vez más, de Jeremy Soule. Morrowind incluye nuevas piezas de este compositor que vuelven a aportar épica al combate y calma a la exploración, en una consonancia como siempre perfecta.

También con novedades multijugador

En ocasiones conviene recordar que esto es un MMO, y que al fin y al cabo, está concebido para compartir experiencias con otros jugadores. En este sentido los añadidos son principalmente dos, y uno de ellos es Hall of Fabrication, un entorno de origen dwemer habitado por numerosas máquinas que ponen a prueba las habilidades de hasta 12 jugadores y donde a pesar de la enorme cantidad de personajes que pone en pantalla, hace muy necesaria cierta cooperación, ya que es extraordinariamente dura. Por si fuera poco, no solo los enemigos son un estorbo, sino también ciertos elementos del escenario creados por estos elfos expecializados en tecnología.

Morrowind

Sin embargo, la novedad más publicitada es Battlegrounds, un modo PVP para tres equipos de cuatro jugadores que ofrece partidas muy rápidas -rara vez duran más de diez minutos- y que como prometieron, suponen una experiencia más directa, mucho más de hecho, que las batallas masivas de Cyrodiil. En la entrevista con sus creadores, nos explicaban que una sesión multijugador en Cyrodiil requería de horas para tener la sesnación de haber conseguido algo, cosa que no ocurre con Battlegrounds, y en efecto es así.

A veces pecan de demasiado caóticas, ya que si no hay cooperación es fácil que cada jugador vaya por su lado y haga complicado conseguir la victoria, y que a pesar de que el matchmaking equilibra el nivel de los jugadores, en ocasiones se aprecian ciertos desequilibrios que no hacen las partidas divertidas precisamente. No escasean los modos, pero harían falta más, así como escenarios, para aportar variedad a una modalidad que debe crecer y competir con Cyrodiil, que ya tiene un largo camino recorrido y en general gusta a la comunidad.

Morrowind

Un motivo más para sumergirse en 'TESO'

En líneas generales, se mantienen tanto las virtudes como los defectos con que ya contaba 'The Elder Scrolls Online'. Es una expansión continuista que no estoy seguro si podrá captar nuevos jugadores, pero que sin lugar a dudas encantará a los que ya lo están disfrutando. Un entorno enorme, ya conocido además, es el escenario perfecto para nuevas aventuras en este MMO, y que además, cuenta con una historia principal ciertamente interesante, aún con las clásicas misiones de recadero que siempre están presentes. Básicamente, un contenido descargable para fans del juego, máxime si jugaron en su momento 'TES III: Morrowind'.

8,0

Lo mejor:

- Muchísimas horas de juego, y mucho contenido en general. - Un escenario emblemático en la franquicia. - Una historia principal inusualmente interesante.

Lo peor:

- Escasez de novedades jugables además de los modos PVP. - Como es habitual, algunas misiones de poca relevancia.

Galería

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.