avatar

Análisis de 'The Caligula Effect: Overdose' para PS4, las claras diferencias que nos separan
2
OASIS NIPÓN

Análisis de 'The Caligula Effect: Overdose' para PS4, las claras diferencias que nos separan

PS4
Categoría: Analisis
11 de Marzo 2019 | 12:00

Cuando cae en mis manos un título de desarrollo japonés, y más si es un RPG o JRPG, me gusta ver hasta qué punto ese juego tiene cabida en el imaginario y los gustos de Occidente. Esta idea me ronda porque es un hecho comprobado, en muchos sectores del consumo y los servicios, que los ciudadanos presentan diferentes paladares o gustos dependiendo de la zona del globo en la que vivan. Entre los ejemplos más claros que se me ocurren están los de los sabores de ciertas bebidas con gas o el de algunos condimentos para la comida. Las fronteras entre los países se están rompiendo, eso es un hecho, y la globalización avanza a pasos agigantados, pero no deja de haber ciertas diferencias que están muy arraigadas en las costumbres y hábitos que siguen plasmándose en cualquier producción.

The Caligula Effect: Overdose

'The Caligula Effect: Overdose' es un claro ejemplo de que todavía hay muchos elementos que nos separan. Esto no tiene por qué ser algo malo, ya que si todos fuésemos iguales, la vida no tendría gracia alguna y de lo que se trata es de descubrir nuevas experiencias. El estudio Furyu, con la ayuda de Atlus, han relanzado este título que ya llegó hace unos años a PS Vita. Ahora, con unos ajustes, está disponible tanto para PlayStation 4 como para Nintendo Switch. Es un JRPG puro adaptado a las tendencias actuales, pero que está desarrollado solo para que lo disfrute al máximo un jugador japonés. Y os explico por qué en los siguientes apartados.

Ready Player Japón

El principio de 'The Caligula Effect: Overdose' bien podría compararse con el de 'El Show de Truman' o 'Ready Player One', ambas una alegoría (en diferentes épocas), de la introspección y huida del ser humano hacia un mundo de fantasía. En la primera es obligado y en la segunda es por resignación, pero con efectos parecidos. El planteamiento de este RPG es más o menos igual, ya que el protagonista está en plena graduación de secundaria cuando se da cuenta de que nada es lo que parece. Todo su alrededor empieza a descodificarse y una serie de extraños seres se le echan encima. Comos si de una Teoría de la Simulación se tratase, al personaje protagonista se le desvela que hay una entidad superior que es la encargada de crear el mundo en el que está y que está allí sin saberlo.

The Caligula Effect: Overdose

En este punto aparece Myu, que es la culpable de que todos los que pueblan ese lugar, llamado Mobius, estén allí y no sepan muy bien dónde están. El personaje de Myu es la prueba viviente de que entre Occidente y Oriente todavía hay una brecha bastante grande en cuanto a planteamientos, personajes y situaciones. Myu es una chica que aparece con el aspecto de una idol japonesa, es decir, una jovencita de no más de 20 años que es cantante y que tiene un aspecto adorable. Ella ejerce el rol de entidad descontrolada que, con el fin de querer hacer el bien, se le ha ido todo de las manos. Así, tiene encerradas a todas las personas que sufren en el mundo real y para evitarles ese sufrimiento las tiene hipnotizadas en un mundo que no es real y al que no pertenecen. Esta estampa tan tecnicolor y atestada de adolescentes en un colegio es una temática que en Japón tiene mucho más tirón que fuera del país.

The Caligula Effect: Overdose

En Mobius hay más personajes que son conscientes de lo que ocurre y muchos de ellos pertenecen al llamado Go-Home Club, es decir, una agrupación que intenta buscar la manera de salir de allí y no es hasta nuestra aparición que se empiezan a mover las fichas con las que poder llevar a cabo este plan.

Como 'Persona', pero en marca blanca

Esta comparación puede sonar completamente odiosa, pero Furyu se miró mucho en la saga 'Persona' de Atlus para crear 'The Caligula Effect: Overdose'. El sistema de lucha, al igual que en muchos RPG, está basado en combates por turnos, pero aquí el control de los tiempos, que es una característica cada vez más usada en este tipo de juegos, tiene muchísimo protagonismo. Quizá demasiado. Los encuentros saltarán automáticamente si algún enemigo nos detecta en su rango de visión. En ese momento, los personajes que forman parte de nuestro equipo desatan un poder interno que les permite invocar diferentes armas con las que atacar a sus oponentes.

The Caligula Effect: Overdose

Esto, también, es un tema muy recurrente en cualquier producción japonesa, ya que las emociones forman parte intrínseca de las aventuras creadas en este territorio. A través de la canalización de este poder y con la ayuda de Aria, un ente de la misma clase que Myu, los protagonistas podrán desatar un poder latente que las ídolas mantenían a raya. Es precisamente el descontrol de estas sensaciones las que llevan a Myu a crear Mobius, ya que no quiere que nadie sufra por el dolor que pueden sufrir en sus vidas.

De esta forma, los combates se suceden por turnos y los personajes tienen varias acciones que pueden llevar a cabo. La novedad de 'The Caligula Effect: Overdose' está en la posibilidad de encadenar combos y ataques entre los miembros del equipo para ejecutar el máximo daño posible antes de finalizar el turno global. El propio juego te ofrece una especie de recreación previa de cómo se llevará a cabo el combate en los siguientes instantes que se puede usar para colocar en el tiempo los movimientos de cada personaje. Cada paso de ataque está conformado por varios movimientos de los personajes, algo que se llega a hacer pesado a la larga, aunque es necesario para infligir el mayor daño posible. Aunque hay tutoriales que explican el funcionamiento de esta mecánica, lo cierto es que es bastante complejo y difícil de entender, ya que son menús bastante mal diseñados.

Factura mediocre

'The Caligula Effect: Overdose' no destaca generalmente en nada y el apartado técnico tampoco es su fuerte. Las limitaciones de Furyu están presentes y aun para un juego de portátil es poco ambicioso. La llegada a PlayStation 4 se ha hecho de manera correcta, pero los personajes están animados de manera casi acartonada y sus movimientos son demasiado robóticos para un juego de estas características. Los entornos tampoco están muy detallados y al desarrollarse la mayor parte dentro de un instituto, son hasta clónicos.

The Caligula Effect: Overdose

Uno de los elementos más destacados de este título es las escenas de animación que se han incluido para amenizar ciertas transiciones entre capítulos. Estas escenas tienen una factura muy buena, casi mejor que el resto del propio juego y que recuerdan, como he dicho antes a la saga 'Persona'. Los personajes traen sus voces en japonés, pero con textos completamente en inglés, un punto que, aunque no debería ser negativo, si que muestra más esa división entre un territorio y otro.

Conclusiones

'The Caligula Effect: Overdose' no es un mal juego RPG y su temática y ambientación son bastante originales. Desde Furyu tenían muy claro que el público japonés iba a amar la historia que se había creado, pero pierde fuelle más allá de las fronteras de Japón. Esto no le convierte en un juego que no sea disfrutable para el público Occidental, pero sí hacer que tenga menos interés una vez cruce aguas internacionales.

6,5

Lo mejor:

- Sistema de combate original

- Hilo conductor novedoso, pero limitado

- Escenas animadas de gran calidad

Lo peor:

- Personajes cliché

- Mecánica de combate repetitiva

- Factura técnica mediocre

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.