avatar

Análisis de 'Song of Horror' para PS4, no estás solo en la oscuridad
MELODÍA SINIESTRA

Análisis de 'Song of Horror' para PS4, no estás solo en la oscuridad

PC XOne PS4
Categoría: Analisis
26 de Junio 2021 | 21:30

ACTUALIZADO 02/07/2021

Publicado un parche para arreglar el bug del episodio 4 mencionado en el análisis.

Los jugadores habituales solemos tener una adicción en lo que respecta a los títulos de terror. Buscamos pasarlo mal, aterrarnos frente a la idea de sencillamente abrir una puerta. El miedo nos da algo que pocas clases de videojuegos pueden aportarnos. Por algo se tiene una estima mayor en este medio por el género que en el cine, donde lacra un estigma negativo desde los años setenta.

El problema que algunos encontramos es que la exposición a estos miedos nos inmuniza para las siguientes ocasiones. Cuesta que nos aterroricemos frente a mecánicas sobreexplotadas y sustos que prevemos con pasos de antelación. Cuando la primera demo conceptual de 'Song of Horror' se mostró al mundo llamó la atención a mucha gente que buscaba estas experiencias. La cuestión es si lograría llegar más allá de los sueños.

Horror

Un, dos, la Presencia viene a por ti

Antes de arrancar vamos a mencionar algo muy importante. El año pasado mi compañero Sergio Mediavilla tuvo el placer de analizar la versión completa de PC. Estuvo encantado con su conjunto: destacó cómo la aleatoriedad de sus mecánicas jugaba en favor al terror que quería provocar, los beneficios del permadeath y la nostalgia que desprende sin ser una copia calcada de algo pasado. Podéis leer su análisis en este enlace.

El análisis que hoy nos ocupa es uno acorde con muchos de sus puntos, pero con una perspectiva diferente en otros tantos. Por lo pronto estoy de acuerdo en algo: 'Song of Horror' funciona muy bien como su propia obra. Un vistazo rápido a algunas capturas de imagen hacen a uno pensar en 'Resident Evil' o 'Silent Hill'. Se inspira en ellos, pero ante todo quiere ser su propia obra. De hecho, hay otro videojuego al que se parece mucho más: 'Alone in the Dark'.

Tiene todo lo que hacía memorable a la pionera obra de culto. Su terror está directamente localizado no en los monstruos o el entorno, sino en las implicaciones, el desconocimiento y las sombras. También tiene lugar en localizaciones pequeñas y concretas, haciendo mucho más fácil familiarizarse con el entorno en múltiples partidas pero dejando lugar aún para la sorpresa. Y también toma el concepto de la muerte fácil con trampas y castigos.

Lucha

Tres, cuatro, cierra la puerta

La trama de 'Song of Horror' es puramente lovecraftiana. Está dividida en cinco capítulos principales, cada uno de ellos con varios protagonistas nuevos y viejos a la par. Nos cuenta la maldición alrededor de una caja de música con una canción tan horrible que condena a un destino mucho peor que la muerte a aquellos que han tenido la desgracia de oírla.

El origen de esta maldición es lo único que importa a nuestro personaje principal, Daniel. Su vida se está convirtiendo en un infierno y lo que es peor, todos aquellos que intentan echarle una mano acaban enfrentándose a sus monstruos. El concepto de piedad no existe para la Presencia, el conjunto de seres sobrenaturales que emanan de la caja de música.

El concepto de muchos de los personajes sobre los que tomamos control no saben a lo que se enfrentan. La mayoría sólo aparecen por un capítulo, pero nunca sabes cuándo alguien podría ser uno de los personajes que vuelvan. Eso mete miedo en el cuerpo gracias a su bien pensado sistema de permamuerte.

La idea es sencilla: si seleccionas un personaje para jugar y mueres durante el capítulo, ha muerto. No volverá ni ahora ni en el futuro. Es un buen sistema por vidas en el que no se usa simplemente un icono, sino nuestra unión con ese personaje. Todos ellos tienen comentarios distintos que hacer sobre las zonas, estadísticas con puntos fuertes y débiles e incluso objetos útiles diferentes. Temer perderlos es una forma de despertar el terror y la incertidumbre dentro de uno.

Exploración

Cinco, seis, coge un crucifijo

Si los personajes son de por sí un punto fuerte hay que sumar otro importante: la importancia de la ubicación de cada uno de los episodios. De una mansión pasamos a universidades, conventos y ubicaciones oscuras que pueden despertar una sensación de miedo interiorizada que no queremos sacar a la luz. Hay una sensación de artificialidad en el ambiente que puede provocar algún escalofrío escapado. Eso sí, no todas las localizaciones son ganadoras, pero logran mantener su propia personalidad.

Para acompañar estos sitios tenemos grandes cantidades de puzles que requieren nuestra atención e intuición, sin ser ninguno excesivamente desorientador; y sobre todo, el saber cómo afrontar las mecánicas para combatir a la Presencia. No tenemos ninguna clase de arma contra esta, así que cada vez que aparece debemos correr a lugares específicos o prepararnos para pulsar botones como locos.

Es muy efectivo para la primera o segunda vez que hacemos frente a cada tipo de enfrentamiento, pero pierde su encanto en muy poco tiempo. Son mecánicas muy sencillas que se reciclan capítulo tras capítulo, y aunque vayan sumándose unas a otras sabes a lo que te enfrentas. No provocan miedo, sino más bien cierto alivio. El susto ha pasado; es hora de apretar botones. Estamos más a salvo cuando nos topamos con uno de estos encuentros que cuando investigamos el escenario, que podemos encontrarnos trampas que acaben con nuestra vida de un golpe.

La Presencia

Siete, ocho, no cierres los ojos

Por desgracia, incluso con todas las virtudes que se han destacado a lo largo de este análisis, 'Song of Horror' no es un juego que pueda recomendar. No en PlayStation 4, la versión con la que he trabajado para escribir este texto. La razón es básica y sencilla: un bug de carácter universal que afecta a todos los jugadores en la plataforma de Sony.

Este error afecta al cuarto episodio, cuando la historia está en un momento más que emocionante. El capítulo al completo impide el autoguardado con dos efectos inmediatos. Por un lado, cada vez que el juego intenta guardar su progreso da un sonidito de error y hace aparecer, por un segundo, un mensaje en la pantalla. Cada vez que atravesamos una puerta sucede, y esto es una constante. Por el otro lado, borra todo el progreso hecho.

La única forma de sortear este error es superar el capítulo tras seleccionarlo sin interrupciones. No puedes morir, no puedes detenerte y debes soportar todos los mensajes de error. Este bug se da desde el momento de lanzamiento del juego, versión 1.00, y pese a haber sido reconocido por los desarrolladores en el momento de publicación de este análisis aún no se ha publicado una corección. Actualizaremos este artículo una vez se arregle el problema, pero hasta entonces os aconsejo no pasar del mencionado capítulo. Perder todo el progreso puede ser una experiencia descorazonadora.

La Presencia

Nueve, diez, nunca más dormirás

'Song of Horror' es algo difícil de catalogar. Tiene ideas muy buenas, su tipo de terror cósmico es apasionante y toma sus inspiraciones sin caer en el calco. Sus problemas, por otro lado, hacen que el juego envejezca mal muy rápido. Es muy buen paso en la dirección correcta para una primera entrega en una franquicia, sea como fuera.

Por desgracia, hasta que no sean solucionados los bugs en torno al cuarto capítulo es un juego que no podemos recomendar. En lo personal quería hacerlo: por algo este análisis ha tardado un mes después del lanzamiento. Pero no hay solución todavía. Espero que esté a la vuelta de la esquina.

7,0

Lo mejor:

- El misterio que surge alrededor del terror del juego.

- Rejugabilidad servida con los múltiples personajes jugables.

- Buen uso de los puzles y trucos para avanzar con lógica.

Lo peor:

- Casi un mes después del lanzamiento sigue sin haber parche para solucionar sus bugs más graves.

- Mecánicas para librarse de la Presencia repetitivas.

- Momentos que castigan al jugador por decisiones triviales que se desconocen.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.