avatar

'JUEGO DE TRONOS' Las fotos de la boda de Kit Harington y Rose Leslie
Análisis de 'Shantae and the Pirate's Curse' para Nintendo Switch, el regreso de la medio genio
2
VUELVE LA GENIO

Análisis de 'Shantae and the Pirate's Curse' para Nintendo Switch, el regreso de la medio genio

3DS WIIU SWITCH
Categoría: Analisis
25 de Marzo 2018 | 10:40

'Shantae' es una de esas sagas de videojuegos que a uno no le dejan de sorprender. A fecha de este análisis ya contamos ni más ni menos que con cuatro entregas que han visto la luz a través de varias plataformas, la mayoría de veces muy ligadas a la compañía de Nintendo. No se trata de títulos superventas ni tampoco pretenden serlo: quieren contentar a su base de fans y limitarse a tener éxito en el rincón en el que se conoce a la medio genio. Pero si somos justos, la revolución y la fama que tiene se la debe a 'Shantae and the Pirate's Curse', tercero de los juegos en la franquicia.

WayForward Technologies publicó la tercera de las aventuras de 'Shantae' en un contexto un poco extraño. El cuarto videojuego estaba anunciado y financiado vía Kickstarter desde un año antes, un dato sorprendente recordando que la primera entrega fue un fracaso comercial en Game Boy Color y que la segunda pasó desapercibida por el escaso catálogo de DSi. Y de repente, así tal cual, 'Pirate's Curse' llegó con más éxito del que se esperaba y logró tanto el éxito de la crítica como del público. Ahora que han pasado cuatro años es un buen momento para revisitar el título en Nintendo Switch y explorar las claves de su éxito a través del tiempo.

Jefes finales

Una chica con mucho genio

La historia de esta aventura se coloca cronológicamente después de 'Shantae: Risky's Revenge', donde nuestra protagonista Shantae perdió toda la fuente de su poder mágico para convertirse en una humana normal. En vez de revertir aquel trágico final, la historia de este tercer juego nos pone sobre el control de nuestra chica medio genio desde un nuevo punto de vista: ya no contamos con sus transformaciones ni habilidades.

Todo encaja bien en la narrativa y nos lleva a controlar a una Shantae más dispuesta a vivir nuevas aventuras, volverse más fuerte por sí misma y descubrir el pasado de ciertos personajes o de ella misma que nos pueden tocar el corazón sin tampoco tratarse de un argumento profundo. Se desarrolla especialmente bien su relación con su némesis, Risky Boots, a quien terminamos por apreciar como una compañera traviesa más que como una enemiga de cara a futuros juegos.

Eliminar de un tajazo lo que hacía tan distintiva a la saga coloca a 'Shantae and the Pirate's Curse' en una posición curiosa a la par que extraña. Mejorar a nuestro personaje se hace mediante la recolección de artefactos, armas y vestimentas que obtenemos en mazmorras al más puro estilo 'The Legend of Zelda', donde debemos lograr un mapa y enfrentarnos al jefe final haciendo uso del objeto de turno. A esto se suma algo de exploración para lograr fragmentos de salud y enemigos especiales a los que deberemos aniquilar para desbloquear el auténtico final de la aventura.

Esta filosofía de juego se fusiona a la perfección con la exploración y el plataformeo de los metroidvania, ofreciéndonos niveles a lo largo del mundo a los que podemos volver para lograr mejoras y secretos a los que no teníamos acceso en nuestra primera travesía. También podemos descubrir si experimentamos lo suficiente algunos atajos y caminos que nos faciliten las cosas, lo que da mucho juego a uno de los elementos más interesantes del juego: el speedrunning.

Proteger a los tuyos

Rápida y furiosa

Se nota que WayForward diseñó esta entrega de su franquicia con la filosofía de permitir hacer toda clase de locuras que ahorrasen tiempo, puesto que podemos confeccionar rutas en nuestra cabeza para lograr el suculento 100% del juego en el mínimo tiempo posible. Podemos romper la secuencia del juego con suma facilidad, buscar cómo hacer las cosas más rápido para ahorrarnos esos segundos de diferencia, incluso sacar provecho a situaciones que no imaginábamos antes.

De hecho la recompensa no sólo reside en el diseño de los niveles, sino que 'Shantae and the Pirate's Curse' busca motivarnos y recompensarnos por cuán rápido completemos la aventura con premios secretos para volver a echar una partida más una y otra vez hasta que logremos rascar la perfección en esos retos que se nos proponen. Si un jugador está interesado en entrar en la comunidad del speedrunning esta es una de las mejores elecciones posibles, ya que las recompensas hacen que la satisfacción sea suficiente para uno mismo y los retos que propone son asumibles si aprendemos a memorizar y llevar a cabo nuestras rutas.

A cambio, claro, hay una víctima con la que debemos contar: la duración. 'Shantae and the Pirate's Curse' se podrá rejugar muchas veces para buscar la manera de perfeccionar nuestros saltos, pero el juego tiene que ser corto por esta misma filosofía. Seis horas para terminarlo se pueden antojar como muy pocas, incluso si es el título más largo de la franquicia. Siempre podemos revisitarlo con más modos de dificultad o disfrutar de uno de los nuevos minijuegos disponibles en la versión de Nintendo Switch, uno que recuerda al juego original en Game Boy Color y sirve como entretenimiento para lograr algunas monedas; pero no se trata de nada que nos vaya a cambiar la manera de ver el título.

Habilidades piratas

Seamos piratas en una nueva edición

La versión de Nintendo Switch también cuenta con una ventaja sobre todas las demás, y es su muy cuidado uso de la vibración HD de las que disponen los Joy Con. Se trata de un aspecto muy cuidado que aprovecha al máximo las funciones y se disfruta especialmente al correr con la cimitarra y acabar con enemigos a nuestro paso, además de otros momentos más puntuales. Quizá su uso en ciertas ocasiones llegue a ser excesivo, como en el uso de cierto jefe final que emula el aleteo de sus alas; un muy bonito detalle y que nos hace sentir la fuerza y el peligro de ese enemigo, pero que al durar la totalidad de la batalla puede acabar dejándonos con una sensación extraña en las manos.

Y por supuesto, si hacemos mención de la saga 'Shantae' vamos a tener que hacerlo también de su fantástica banda sonora. Jake Kaufman es todo un maestro en el arte de la composición musical, uno de nuestros músicos más distinguidos en los últimos años: en su trayectoria contamos con música de alta categoría como 'Shovel Knight' o 'Crypt of the Necrodancer', sin lugar a dudas dos de sus mejores trabajos. Pero ninguna de sus otras obras tiene nada que envidiar a sus melodías en 'Shantae and the Pirate's Curse', donde pone parte de su alma escribiendo las notas de temas fantásticos que merecen disfrutarse tanto durante la aventura como por separado.

Diferentes islas

Conclusiones

'Shantae and the Pirate's Curse' es un buen juego: una de sus entregas más brillantes, cosa que logra curiosamente saliéndose del camino prestablecido de las anteriores entregas y abrazando la filosofía del género metroidvania. La industria ha cambiado mucho en cuatro años y a día de hoy el título puede no ser lo suficientemente grande en comparación a otros juegos de Nintendo Switch, pero la diversión y el buen rato con la medio genio están garantizados.

7,5

Lo mejor:

- Inteligente diseño para speedruners.

- Gran uso de la vibración HD.

- Magnífica banda sonora.

Lo peor:

- Duración muy corta en comparación al precio.

- Falta de profundidad en las mecánicas metroidvania.

Galería

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.