avatar

Análisis de 'Samurai Shodown' para PS4, el regreso del baile de espadas
REVIEW

Análisis de 'Samurai Shodown' para PS4, el regreso del baile de espadas

Por Roberto Pineda
Categoría: Analisis
8 de Julio 2019 | 20:25

Han pasado muchos años desde que la franquicia 'Samurai Shodown' era un auténtico referente del género. Y es que, a pesar de habernos dejado casi una docena de títulos entre capítulos principales y spin-offs repartidos entre 1993 y el año que nos ocupa, podemos decir que no vemos una gran obra por parte de SNK desde hace prácticamente una década. Casi diez años en los que hemos visto desarrollos que no han llegado a buen puerto, productos reciclados y entregas recicladas que nunca se han acercado a nombres propios como 'Samurai Shodown II' o 'Samurai Shodown V'. Es por eso que hoy es un día para que los aficionados a la saga se den la enhorabuena, porque —esta vez sí— la séptima entrega principal llega con la intención de oficializar que el baile de espadas más clásico del género está de vuelta. Y lo consigue.

SNK es una auténtica leyenda de la industria. Y es que son más de cuarenta años, que se dice pronto, desarrollando videojuegos en prácticamente todas las plataformas que hemos visto. Responsable de clásicos entre los clásicos como 'Metal Slug', 'The King of Fighters', 'Art of Fighting', 'The Last Blade', 'SNK vs. Capcom' y, entre otros muchos, 'Samurai Shodown'. Es por eso que es tan importante ver cómo en pleno 2019, los japoneses han sido capaces de regresar a sus orígenes y ofrecer al mundo una nueva entrega de una de las sagas de lucha más especiales que se recuerdan.

Samurai Shodown

El choque más tenso

Poco importa ser el primer en golpear. Tan poco como poseer un arma poderosa o estudiar ese combo ideal que generalmente es capaz de decantar la contienda en casi cualquier otro videojuego de lucha. Aquí la clave reside en medir los tiempos, calcular al milímetro y elegir el momento ideal para lanzar un golpe potencialmente mortal. Y es que, como ya sabéis, la franquicia 'Samurai Shodown' se caracteriza por apostar por un combate más estratégico en el que la potencia sin control no sirve de absolutamente nada. Ni gana el más fuerte, ni gana el más rápido, sino el más inteligente.

Una mala decisión puede dar lugar a recibir un golpe capaz de fundir un 70% de nuestra barra de vitalidad en un abrir y cerrar de ojos. A pesar de que estamos ante una entrega algo más accesible que otras para la entrada de nuevos jugadores, 'Samurai Shodown' sigue siendo un título muy exigente y bastante difícil de dominar, especialmente una vez el jugador se dispone a enfrentar a otro contrincante humano que ya sepa cómo se juega. Si me permitís una comparación un tanto cogida con pinzas, considero que un duelo es parecido a lo que sucede en el reciente 'Sekiro: Shadows Die Twice': luchar es arriesgado y un golpe en el momento adecuado puede ser mucho más efectivo que seis lanzados a la ligera. Digamos que es lo que uno imagina cuando se plantea cómo sería una batalla entre samuráis con afilados aceros de por medio.

Samurai Shodown

Podemos realizar ataques débiles, medianos y fuertes, así como golpear mediante el uso de nuestras piernas. Un esquema clásico de cuatro botones, pero que va ganando mucha profundidad conforme comenzamos a dominar las mil y una variantes que tenemos a nuestra disposición. Porque no es lo mismo lanzar un ataque fuerte desde un metro que hacerlo a escasos centímetros de nuestro rival, como tampoco es lo mismo apuntar en una dirección u otra. Reconocer los controles y ejecutar ataques es muy sencillo, pero controlar cada situación, decidir en milésimas de segundo y comprender la influencia que llega a tener tanto la posición como la distancia es cosa de jugadores experimentados que desean exprimir al máximo todas las posibilidades del título.

Tampoco debemos obviar los ataques especiales y súper especiales, así como la explosión de furia y las posibilidades que se abren una vez entramos en trance. Se trata de técnicas limitadas que, al igual que sucede con cada golpe, debemos aprender a elegir el momento ideal para hacer uso de ellas, ya que a menudo son la clave de la victoria; el remate final o la vía de escape de lo que parecía una derrota inevitable. Estos elementos, unidos a los parrys o contraataques, dan lugar a unas batallas complejas, imprevisible hasta el último momento y capaz de desplegar un auténtico espectáculo mientras se sucede.

Samurai Shodown

Escasez de contenidos y una plantilla correcta, sin alardes

'Samurai Shodown' ofrece varios modos, aunque no se diferencian demasiado ni deparan grandes sorpresas. El modo historia no es más que un clásico modo arcade, nada que ver con lo que durante los últimos años han ofrecido otras licencias del género en ese apartado. También tenemos las modalidades contrarreloj, versus, entrenamiento... Y poco más, aunque, por suerte, lo más interesante se encuentra en el Dojo, un elemento que nos permite poner a punto nuestras habilidades mientras los personajes de la CPU aprenden de nosotros antes de ser enviados a luchar contra otros jugadores. Algo similar a lo que los simuladores de conducción están haciendo últimamente: enviar fantasmas a modo de representación del propio usuario. También tenemos un modo multijugador en línea tradicional que, a pesar de ofrecer solamente peleas casuales y puntuadas, hay que decir que funciona con solvencia y no hemos tenido ningún problema ni a la hora de encontrar adversarios, ni de conexión.

En cuanto al plantel de luchadores, luces y sombras. Por un lado, el número total se queda un tanto corto y las ausencias de algunos nombres propios son palpables a simple vista. Las nuevas entradas solo dan lugar a tres personajes: Darli Dagger, Yashamaru Kurama y la excéntrica Wu-Ruixiang. Por suerte, entre los luchadores incluidos podemos encontrar a clásicos de la saga como Galford D. Weller, Kyoshiro Senryo, Charlotte —una de nuestras favoritas— o el incombustible Earthquake. A modo de consuelo, hay que decir que actualmente tenemos acceso a un pase de temporada que trae consigo cuatro nuevos personajes que irán incluyéndose progresivamente. A día de hoy solo está disponible Rimururu, mientras que el resto comenzarán a llegar desde el próximo mes de octubre hasta comienzos del próximo año. Eso sí, el cuarteto tiene un precio de 19,99 euros, cuantía que se vio reducida a cero para aquellos usuarios que optaron por reservar el título antes de su lanzamiento.

Samurai Shodown

En definitiva: una grata sorpresa para los fans de la saga

El nuevo 'Samurai Shodown' no necesita numeración; se basta con sus cotas de calidad para convertirse en un excelente juego de lucha gracias a la recuperación de la identidad de una franquicia que un día comenzó a perder por culpa de sus propios errores. El secreto reside, indudablemente, en la capacidad para volver por sus fueros y ofrecer, una vez más, algo diferente que habitualmente no encontramos en el género. La vida tiene un precio muy bajo —y una duración fugaz— en este baile de espadas en el que el primer que comete un error, está muerto. A pesar se la escasez de contenido en lo que al modo historia se refiere y de algún que otro inconveniente técnico, la nueva apuesta de SNK hará las delicias tanto de los amantes de la franquicia que añoran sus mejores entregas, como de cualquier aficionado al género de la lucha que busque algo diferente a lo que puede encontrar cada día en el mercado. El combate está servido, pero no tengáis prisa por ser el primero en golpear. Aquí no gana la fuerza, sino la inteligencia.

8,5

Lo mejor:

- La saga vuelve por sus fueros.

- El equilibrio entre ataque y defensa.

- La profundidad de los combates.

- Artísticamente es una delicia.

Lo peor:

- El modo historia está falto de contenido.

- Se echan en falta algunos luchadores.

- Algunos tiempos de carga molestos.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.