avatar

Análisis Razer BlackWidow Ultimate 2014
TECLADO

Análisis Razer BlackWidow Ultimate 2014

Por Rocío Pastoriza
PC
Categoría: Analisis
5 de Abril 2015 | 09:30

Hace unos años, si nuestros amigos hubieran venido de visita a casa, al ver un teclado mecánico se habrían reído de nosotros. Probablemente, si a día de hoy vinieran a casa y vieran un teclado como el BlackWidow Ultimate 2014, la reacción podría ser, seguramente, muy diferente.

Este regreso a los teclados mecánicos se lo debemos, sobre todo, a los jugadores profesionales. Cada vez son más los seguidores de las competiciones en los deportes electrónicos ('League of Legends', 'Counter Strike', 'Starcraft II'...), algo que las marcas saben aprovechar para promocionar sus productos. Y más Razer, que es partner principal de ESL y marca líder indiscutible de los dispositivos conectados y del software para gamers.

Antes de comenzar con todo lo que os cuento a continuación sobre este teclado, debo aclarar que el BlackWidow Ultimate 2014 es el primo hermano (o hermano, a secas) del BlackWidow Ultimate Chroma, teclado que vemos en las competiciones de 'League of Legends', por ejemplo. Son modelos prácticamente iguales, diferenciándose únicamente en la retroiluminación.

Los switches de Razer

Para que luego digan que en algo como un teclado mecánico no puede haber lugar para la innovación. Razer ha decidido dejar a un lado a Cherry, el fabricante más famoso y que acapara prácticamente el 100% de los teclados mecánicos, y ha optado por crear sus propios switches. Se trata, según la marca, de un nuevo tipo de switch mecánico centrado en los juegos.

Llama la atención la idea de Razer, pues los switches llevan años siendo diseñados con el objetivo de mejorar la sensación de escritura del usuario, por lo que la marca pretende romper con todo esto centrándose en dar un mayor rendimiento, centrado en los eSports. También, como paréntesis, hay que decir que los switches de Cherry son caros, y que suele haber problemas con la distribución. Eso, claro, no quedaba bien a la hora de hacer publicidad.

Y ese máximo rendimiento, ¿cómo conseguirlo? Razer buscaba optimizar el teclado para los jugadores, para quienes el tiempo de respuesta y la durabilidad de las teclas es lo más importante.

tecl

El resultado es un mecanismo táctil, más suave, a la vez que sonoro. Algunos podéis considerar el sonido de un teclado mecánico como un ruido muy molesto, pero, lo creáis o no, a mucha gente le encanta. Y esta suavidad hace mucho más llevadero el soniquete de teclear, por lo que es un detalle que podríamos llegar a pasar por alto una vez acostumbrados.

Además, según la marca, el teclado está diseñado para resistir hasta 60 millones de pulsaciones. Traduciéndolo al lenguaje de andar por casa: Que podremos aporrear con furia las teclas cuando estemos jugando a algún fps, por ejemplo. Esto es muy importante, sobre todo para aquellos acostumbrados a los teclados de membrana. Las teclas del BlackWidow Ultimate 2014 durarán más y su respuesta no variará, algo que no podemos decir de los de membrana.

Diseño y presentación

Ya en la caja del teclado podemos ver la firma estética de la marca. Un diseño cuidado hasta en la caja, con todo tipo de detalles "a lo Razer". El Razer BlackWidow Ultimate 2014 es el teclado gamer por excelencia en lo que a diseño se refiere, muy parecido a sus últimos antecesores. Las líneas marcadas, las teclas altas, el acabado en mate, la retroiluminación en verde, el aspecto agresivo y elegante al mismo tiempo... No es un teclado sobrio, pero tampoco está recargado. En definitiva, un teclado para los jugadores más jóvenes, que podrían darle una mayor importancia a las teclas.

switches

Es cómodo a la hora de jugar, yo lo he probado jugando a 'League of Legends' y no he tenido problemas. Permite apoyar la muñeca en el teclado, algo que hace las cosas más fáciles. Cuenta con 5 teclas de macro adicionales en el lateral izquierdo. También tiene conectores de salida de audio y entrada de micrófono, más un puerto USB adicional (uno es para datos, el otro sirve como hub).

Sin embargo, es un teclado pensado 100% para los jugadores (profesionales o no), y no para aquellos que quieran usarlo para escribir. Aquí entramos, entonces, en el aspecto negativo: Es un teclado demasiado grande, con un peso de 1500 gramos. Sí, es muy cómodo para jugar, pero en mi caso ocupa casi toda la mesa. Cuando lo vi la primera vez, quizás por mi falta de costumbre, pensé "Es gigantesco", y no creo ser la única en pensarlo al verlo. Esto nos da otro punto negativo: No podemos tener el ratón cerca si está a la misma altura que el teclado. Habrá quien esté habituado a esto, pero, al menos, no es mi caso.

ilumin

En cuanto a su retroiluminación, está muy conseguida. Es muy potente en el nivel más alto, pero incluye 18 niveles de potencia diferentes, para que podamos ajustarlo según la luz ambiente que tengamos. Me he quedado con las ganas de poder cambiarle los colores, algo que sí podemos hacer con el BlackWidow Ultimate Chroma, pero debo reconocer que el verde y el negro hacen una combinación estupenda, muy propia del estilo Razer.

Software

El BlackWidow Ultimate 2014 incluye el mismo software de otros periféricos de Razer: El Synapse 2.0. Es fácil y muy sencillo de manejar, con una interfaz bonita en lo que a estética se refiere. Viene con todas las funciones necesarias, y con un almacenamiento en "la nube". Sólo un aspecto más para facilitarles las cosas a los gamers.

En conclusión

Estamos ante un teclado de alta gama en cuanto a su diseño y durabilidad, aunque probablemente no llame la atención de todo el público. Quizás le falta el no estar pensado para todo tipo de usuarios, pero su alto rendimiento y su rápida respuesta hace que la mayoría nos olvidemos de esto.

Que Razer se atreva con sus propios switches es, sin duda, una apuesta muy arriesgada pero que ha conseguido ganar indiscutiblemente. La verdad es que espero que se atrevan con más variantes y no dejen de crear su propia firma, es algo que les da ese toque "único" que caracteriza a sus productos y que tanto nos gusta a nosotros.

usb

Si, como yo, pasáis varias horas al día delante del ordenador jugando (mientras vuestros padres creen que estáis trabajando o estudiando, en mi caso), vais a agradecer muchísimo un teclado como el BlackWidow Ultimate 2014. No, lo siento, no vais a haceros un pentakill más fácilmente. Tampoco vais a llegar a Platino gracias al teclado. Pero sí vais a agradecer el tacto y la suavidad de este teclado.

Si estáis buscando vuestro primer teclado mecánico y estáis acostumbrados a los teclados de membrana, éste también es el vuestro. Sí, os resultará molesto al principio por el ruido, pero es mucho más silencioso que otros teclados de las mismas características, y el tacto os ayudará también a adaptaros rápidamente.

Sobre este "ruido" que comento... Bueno, a ver. Ruido hace. Es menos ruido que el de otros teclados, sí... Pero, vamos, que si (como yo) pensabais jugar a escondidas o cuando todo el mundo duerme, ya podéis olvidaros de ese pequeño placer de la vida. Si por otro lado, os encanta el ruido de un teclado mecánico, sumándole la suavidad del BlackWidow Ultimate 2014, estáis ante el teclado de vuestros sueños (Pero no de los que intentan dormir).

Lo mejor:

- La retroiluminación. Es atractiva, potente y ajustable.

- Los switches Razer. Pueden ser un buen competidor para los de Cherry.

- La vida útil. Muy importante para los más jugones.

Lo peor:

- El precio es elevado. Unos 130 euros en la página web de Razer. Un desembolso al que los más gamers pueden estar acostumbrados, pero, desde luego, no está al alcance de todos.

- El tamaño y el peso. Es un teclado robusto que nos pone las cosas difíciles si no tenemos una mesa lo bastante grande.

- El cable. Muy grueso. Demasiado. Teclado grande, cable enorme. En resumen, se necesita demasiado espacio.

Galería

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.