avatar

'Paper Mario Sticker Star', una aventura de papel con muchas, muchas pegatinas
SE QUITAN Y SE PONEN

'Paper Mario Sticker Star', una aventura de papel con muchas, muchas pegatinas

3DS
Categoría: Analisis
10 de Diciembre 2012 | 20:26

La subsaga Paper Mario es una de las iteraciones de la saga Mario que más cariño ha despertado dentro de los amantes del fontanero, por ofrecer de manera más que satisfactoria una mezcla entre un RPG muy completito, y la simpleza e inocencia que la saga Mario destila de por sí. Todo eso, con una estética de lo más llamativa, toda hecha de papel, hizo del primer 'Paper Mario' para Nintendo 64 uno de los títulos mas queridos por los jugones de la época.

Su estética de papel resultó muy refrescante, y no por la simplicidad que aparenta en su estética dejó de lado la complejidad de un buen RPG: un sólido sistema de compañeros, batallas por turnos pero con toques de acción que enriquecían mucho la experiencia, una trama sólida e interesante, en apariencia simple pero llena de giros argumentales, y en definitiva, todo aquello que se puede esperar de un RPG protagonizado por el fontanero más famoso de los videojuegos.

'Paper Mario Sticker Star', una aventura de papel con muchas, muchas pegatinas

El éxito no tardó en repetirse con 'Paper Mario: La puerta Milenaria' para GameCube, una más que excelente aventura RPG que para muchos, es el punto álgido de la saga, en el que recuperaba algunos elementos del Super Mario RPG de Square Enix para Super Nintendo, juego mítico que por desgracia en Europa no pudimos disfrutar hasta esta generación gracias a la consola virtual de Wii, y por supuesto, continuaba con el buen hacer de 'Paper Mario' para Nintendo 64, manteniendo todas las características de aquel y ampliándolas aún más.

Algunas de las críticas catalogaban ese 'Paper Mario: La puerta Milenaria' como demasiado continuista con respecto al primero; buscaban algo diferente, y eso es precisamente lo que 'Super Paper Mario' para Wii ofrecía: una vuelta de tuerca a lo que habíamos visto en la saga hasta el momento.

'Paper Mario Sticker Star', una aventura de papel con muchas, muchas pegatinas

Originalmente desarrollado para Gamecube, se lanzó como uno de los primeros títulos de la novedosa, por aquel entonces, consola de Nintendo, Wii. 'Super Paper Mario' fué una experiencia totalmente diferente a lo que ofrecían los anteriores. Para empezar, la jugabilidad cambió radicalmente. De un RPG, pasó a ser un plataformas con algunos toques de rol. Eso le hizo recibir bastantes críticas negativas, pero aún así resultó ser un juego redondo, donde exceptuando las batallas por turnos, se mantenía lo que hizo grande a la saga: una trama con profundidad, carismáticos personajes, sistema de experiencia y mejora de los personajes mediante dichos puntos, varios personajes jugables cada uno con sus características propias....y por supuesto, la carismática estética de papel.

Una pequeña clase de historia

De ahí saltamos directamente a esta entrega. 'Paper Mario Sticker Star' fué uno de los primeros juegos presentados para Nintendo 3DS cuando se anunció la consola. Mucho hemos tenido que esperar, pero al fin ya lo tenemos entre nosotros, y lo hemos podido jugar a fondo.

En primer lugar, decir que este 'Paper Mario Sticker Star' es algo así como una mezcla entre la mecánica clásica de la saga, y la nueva mecánica impulsada en 'Super Paper Mario'. Es decir, tendremos batallas por turnos, y recolección de objetos, aquí conocidas como "pegatinas", pero no tendremos subidas de nivel, ni recolectaremos experiencia, ni tampoco podremos hacer estrategias con los diferentes compañeros...pues tan solo podremos manejar a Mario. Una mezcla de ambos "mundos" que puede no gustar a todo el mundo.

'Paper Mario Sticker Star', una aventura de papel con muchas, muchas pegatinas

Y es precisamente en las pegatinas donde recae el peso de la jugabilidad en este título. Como su nombre indica, las pegatinas serán la principal novedad en esta ocasión, y el centro de toda la actividad.

Para empezar, todos los objetos del juego serán pegatinas. Y no solo eso, pues los ataques que realizamos durante las batallas por turnos también se realizan mediante el uso de estas pegatinas. Por ejemplo, si queremos atacar a un enemigo saltándole encima, el característico movimiento de la serie, necesitaremos usar una pegatina salto para poder realizar dicho ataque.

Al igual que en anteriores títulos de la saga, deberemos pulsar los botones al ritmo para potenciar los ataques, y elegir sabiamente qué tipo de ataque realizar, pues no todos afectaran a los enemigos de igual manera. Incluso puede que los dañados seamos nosotros, si por ejemplo, saltamos sobre un enemigo con pinchos. En total, tendremos 130 tipos de pegatinas diferentes para coleccionar.

'Paper Mario Sticker Star', una aventura de papel con muchas, muchas pegatinas

Pero las pegatinas no solo servirán para atacar, o para regenerarnos. También serán una parte primordial en los avances y la trama del juego. A lo largo de los niveles, estructurados en forma de mundos y actos, como si de un Super Mario Bros clásico se tratase, nos encontraremos objetos en 3D, de la vida cotidiana, tales como un ventilador, una lata de refresco, unas tijeras, o un gato de esos de la suerte que podemos encontrar en los bazares orientales. Todos estos objetos podremos transformarlos en pegatinas especiales, que tendrán efectos de lo más variados. Algunos serán simplemente ataques especiales para los combates más duros contra los jefes. Otros sin embargo, como por ejemplo el ventilador o el grifo, servirán para resolver pequeños puzzles que nos encontraremos a lo largo de los niveles, desembocando alguna acción especial gracias a la opción de "papelizar", otra de las novedades de este título.

Al papelizar, volveremos la escena que estamos visualizando en una hoja de papel plana, sobre la que podremos pegar o despegar cualquier pegatina de la que dispongamos, y alterar así el escenario en el que nos encontremos. Por ejemplo, en cierto nivel nos veremos en la necesidad de mover las aspas de un molino de viento para poder acceder a su interior, y para ello, ¿qué mejor que colocar un ventilador que las mueva por nosotros? . Como esta, muchísimas otras situaciones requerirán la opción de papelizar para poder avanzar, y no sólo para colocar objetos extra sino también para modificar partes del escenario que ya estaban presentes, colocar del derecho una puerta que estaba al revés, por ejemplo, o levantar una fuente para poder salvar a un pobre Toad atrapado debajo.

En un plano de papel...

Por que si algo mantiene, es la brillante estética y ambientación de los originales, potenciada al cuadrado gracias al efecto 3D de la consola portátil. La nueva dimensión le sienta que ni pintada a la estética Paper Mario, representando todo como si de un teatro de marionetas o uno de esos libros infantiles desplegables se tratase.

Paredes de cartón, árboles de papel, y innumerables bromas sobre papelería nos acompañarán en esta aventura, donde se aprovecha al máximo las capacidades de Nintendo 3DS para ofrecernos un apartado gráfico muy cuidado, sin duda lo que mas destaca de este título. Realmente nos sentiremos sumergidos en este mundo de celulosa.

En lo que a la trama respecta, eso sí, no tenemos tanto elogio. Es sin duda un paso atrás respecto a los anteriores títulos de la saga, perdiendo por completo la complejidad que en estos podíamos disfrutar. La premisa principal sigue siendo simple, como siempre lo fué, pero al avanzar la trama no se complica con sorprendentes giros argumentales como ocurría con los anteriores sino que la trama apenas se desarrolla. Para los que busquen un entretenimiento sin pretensiones está bien, pero para viejos fans de los Paper Mario es toda una desilusión.

'Paper Mario Sticker Star', una aventura de papel con muchas, muchas pegatinas

En esta ocasión, se nos presenta una historia bastante simple: Cada año se celebra un festival para pedirle deseos al Cometa Pegatina, un astro que se dice, cumple los deseos de los que se lo piden. Pero como era de esperar, Bowser irrumpe en el festival de este año para boicotearlo y quedarse él con todos los deseos, tocando el cometa (algo completamente prohibido) antes de que Mario pueda evitarlo. Tras esto, el cometa se rompe en mil pedazos, en la forma de las "pegatinas reales", que vuelan a los 6 mundos diferentes que Mario tendrá que recorrer de cabo a rabo para poder recuperarlas y así evitar que la desgracia se propague. Por que estas Pegatinas Reales tienen un grandísimo poder, que en las manos equivocadas puedes ser muy, muy peligrosas... tanto, que si cualquiera se las pega queda completamente poseído por ella, causando graves problemas. A todo esto, Peach vuelve a ser secuestrada, para variar, y también tendremos una nueva acompañante, Tina, una pegatina brillante que nos acompañará y aconsejará durante todo el juego a modo de Pepito Grillo.

Musicalmente está bastante bien, con unas melodías que encajan en lo que ocurre en pantalla, de corte simpático y con toque de jazz, propios de la saga también. Además, en más de una ocasión nos encontraremos con guiños musicales a temas reconocidos de la franquicia, que seguro que alegran los oídos de los mas acérrimos fans del fontanero.

Finalmente tenemos que hablar de la dificultad del mismo. Si bien no ofrece una dificultad terriblemente alta, si es cierto que en algunos momentos nos vemos forzados a calentarnos la cabeza con unos puzzles que pueden costar algo más de la cuenta al no estar debidamente señalizados. Si no tenemos la "idea feliz" en el momento, podemos pasarnos un tiempo dando vueltas, atascados y sin saber como continuar. Por lo demás, es bastante simple y lineal, muy sencillo.

No todo son ventajas

Al eliminarse el sistema de experiencia y subida de nivel se pierde casi al completo la necesidad de enfrentarnos a los enemigos, que son mas una molestia que un verdadero reto, obligándonos continuamente a buscar pegatinas en los escenarios para no quedarnos sin posibilidad de ataque. Por suerte, no son escasas, y siempre podemos acudir a las tiendas de pegatinas que hay repartidas por varios niveles. También podemos hacer lo mismo con las pegatinas especiales sacadas de objetos, pues una vez que consigamos un objeto por primera vez podemos volver a comprarlo en la tienda escondida a la izquierda de donde transformamos estos objetos en pegatinas especiales.

Sin este sistema de experiencia, en un principio no tendremos manera de ir aumentando nuestros poderes poco a poco, ni tampoco nuestros puntos de vida. En esta ocasión, Nintendo ha repartido a lo largo de los niveles algunos power-ups que nos aumentan poco a poco el límite de puntos de vida que poseemos, por lo que tendremos que peinar bien los escenarios si no queremos pasarnos toda la aventura con los 20 PV con los que comenzamos.

'Paper Mario Sticker Star', una aventura de papel con muchas, muchas pegatinas

En general, nos encontramos ante un título correcto, si pensamos en él como un juego independiente, pero una entrada muy floja dentro de la saga Paper Mario, a la que pertenece. Un juego entretenido, pero algo simple, que gustará sin duda a los mas pequeños de la casa o a aquellos que nunca antes han probado un título de la saga, pero que puede resultar escaso para aquellos que esperan algo más parecido a los anteriores títulos RPG de Mario, o incluso al pasado 'Super Paper Mario' de Wii. En definitiva, una aventura entretenida que nos mantendrá pegados a la consola mientras que recorramos estos 6 mundos diferentes, con la que pasar el rato,pero que no pasará a la historia como uno de los mejores juegos del género.

7,0

Lo mejor:

Una aventura entretenida, con un aspecto gráfico muy cuidado que realmente aprovecha la capacidades 3D de la consola.

Lo peor:

Simplifica demasiado la formula original, no se decide entre ser un plataformas o un RPG. Pierde demasiados matices ante los anteriores 'Paper Mario'.

Galería

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.