avatar

Análisis de 'No More Heroes 1 y 2' para Nintendo Switch, violencia contra violencia
2
TRAVIS SIGUE EN FORMA

Análisis de 'No More Heroes 1 y 2' para Nintendo Switch, violencia contra violencia

Por
Categoría: Analisis
4 de Enero 2021 | 10:45

Echar la vista atrás en el videojuego no es una tarea complicada. Hablamos de un medio notablemente joven y con una evolución muy controlada y siempre ligada a la existencia del videojuego como método de entretenimiento. Una base que le ha llevado a replicar la misma fórmula durante ellos, sosteniendo las muchas de las veces la violencia como único método de enfrentar tanto las mecánicas como el apartado más narrativo de las obras.

Un hecho que también ha llevado en contadas ocasiones al videojuego a revelarse contra el propio videojuego siendo, la más reciente y popular, la crítica de 'The Last of Us Parte II'. Con todo, es el nombre de suda51 el que vuelve a aparecer en este texto con un clásico como resulta ser 'No More Heroes'. La franquicia con la que el extravagante autor se dio a conocer, gracias a su éxito, y con la que intentaba interponer una sonada crítica al a violencia que reina en el videojuego.

Travis está de vuelta

Travis está de vuelta y no, no hablamos de 'Travis Strikes Again: No More Heroes' sino de los títulos originales de la franquicia. Y es que 'No More Heroes' y 'No More Heroes II' han llegado a Nintendo Switch para mostrar las proezas de las que nos hicieron conocedores en su día a través de Wii. Títulos que dejaron su pequeña marca en la historia del medio y, desde luego, supieron como adaptarse a las posibilidades que ofrecía la consola de Nintendo, suponiendo todo un cambio de mecánicas y conceptos para lo que era habitual en el videojuego en su momento.

No more heroes

Y es que las bases se han mantenido, por supuesto, completamente iguales en esta versión HD de Engine Software que nos llega distribuida a manos de Marvelous. Travis Touchdown sigue tan en forma con su katana beam como lo estaba en sus inicios y así lo demuestra con este doble lanzamiento que, pese a llevar consigo cierto aire nostálgico, consigue adaptarse perfectamente a lo que ofrece la híbrida de la gente de Kioto.

Al tratarse de una versión que nace directamente de la que vimos en Wii y no de su hermana de PlayStation 3, 'No More Heroes' mantiene por completo su estilo original, permitiendo utilizar los Joy-Con como si de un arma real se tratase, mientras nos abrimos paso a través de hordas de asesinos enemigos. Por supuesto, sus posibilidades no se ven limitadas al modo sobremesa. Podremos jugar sin ningún problema en el modo portátil, cambiando el control por movimiento a un bien llevado sistema de combate que adapta los botones corrientes y utiliza el movimiento de los joysticks de la consola para asestar los golpes finales tan clásicos de su control original. Una adaptación muy lograda, que permite jugar con total fluidez sin necesidad de limitarse a su estilo original.

Un trabajo que aboga por limpiar algunas de las asperezas de su predecesor, eliminando dientes de sierra, mejorando la calidad de las texturas y adaptand el HUD a la versión de Switch consiguiendo así una versión mejorada del título original pero que no consigue aportar nada nuevo a aquellas personas que ya pasaron por él en su día.

No more heroes

Violencia contra violencia

Por supuesto, el hecho de hablar de un trabajo de suda51 implica la necesidad de volver a pasar por el título, aunque ya lo hayamos hecho con anterioridad. El implacable estilo punk del autor sigue derrochando pura personalidad una década después y 'No More Heroes' ostenta todavía una aureola de crítica y sátira que no deja indiferente a quien pase por sus líneas.

Lo hace, especialmente, a través de Travis. Un asesino a sueldo que lucha con una katana láser y que vive completamente inmerso en su fantasía particular. Tildado de otaku y con una enorme cantidad de elementos en el juego que sirven las veces para subrayar su condición de "friki", el autor utiliza a su personaje como avatar para lanzar una alta y sonora crítica, no solo al medio, sino a toda aquella persona que empuñe su katana. Su historia nos lleva a cometer un asesinato tras otro, con la única intención de alcanzar el primer puesto como asesino y dejando tras nuestros pasos un reguero de cuerpos sin vida brutalmente mutilados.

Una crítica hacia la violencia tan particular del hack n' slash que, sin embargo, utiliza la violencia del hack n' slash para esgrimirla. Un choque de conceptos que, si bien funcionan, resulta cuanto menos irónico. El mensaje llega, desde luego, pero para hacerlo nos obliga a pasar por los mismos puntos que cuestiona.

No more heroes

Un mensaje que, además, se ve afectado por sus propias particularidades. Santa Destroy sigue siendo una ciudad prácticamente desierta —un punto que vemos muy optimizado en su secuela, que esquiva el mundo abierto como mecánica principal— y los tediosos trabajos que nos obligan a realizar tareas tan poco trascendentales como cortar el césped siguen ahí y siguen siendo necesarios para poder avanzar hasta el próximo duelo. Un sistema que, si ya presentaba sus problemas en 2008, ahora se hacen mucho más notables con el paso del tiempo.

Travis también se ha visto afectado por ello. Los años le pasan facturas y la excentricidad que antes utilizaba como bandera no resulta tan llamativa ahora como entonces. Con todo, sigue siendo un personaje excepcional. Su autor construye con él la imagen de una persona completamente consumida por ideales absurdos, que no consigue cuestionarse siquiera la razón por la que mata. Un concepto que suda51 estudia, discute y desarrolla a través de estos dos títulos.

Una oportunidad para volver a Santa Destroy

En términos generales, la llegada de 'No More Heroes' a Nintendo Switch con este doble lanzamiento no supone sino un tentempié a la hora de esperar a la llegada de la tercera entrega numerada de la serie. Nos encontramos ante una versión 1:1 del título que conquistó Nintendo Wii, con unos acabados y presentación adaptados a la nueva máquina en la que nos llegan ahora. Una pieza cargada de nostálgica que, sin mejoras, trae nuevas opciones de accesibilidad en base a las posibilidades de Switch.

No more heroes

Santa Destroy sigue ahí y Travis también, sin cambios aparentes y sosteniendo sobre ellos el paso del tiempo, que si bien lima sus asperezas, mantiene los problemas que ya encontramos en su día en los títulos. Algo que, por supuesto, compensa también el estilo del autor japonés y la excentricidad de su estilo punk, que sigue resonando de punta a punta de su obra, desde el estilo inigualable de su protagonista hasta las sonoras batallas y sus increíbles duelos, donde el título consigue dar todo de si mismo para elevar su fórmula.

En esencia, hablamos de un título que no supondrá ninguna novedad para quién ya haya pasado antes por sus líneas pero que sigue siendo la mejor forma de hacerlo, gracias a sus mejoras gráficas y las posibilidades que ofrece la híbrida de Nintendo. Si todavía no os habéis enfrentado a lo que supone esta obra es, sin duda, la hora de hacerlo. Pese a sus fallos, 'No More Heroes' sigue siendo un clásico referente a lo que a acción se refiere, jugando con todo un elenco de mecánicas narrativas que utiliza para criticar algunas de las prácticas más usuales del videojuego y el uso de la violencia.

7,5

Lo mejor:

- Sigue siendo 'No More Heroes', con todo lo que representa

- La crítica a la violencia que propone

- Su sistema de combate se ha adaptado a la perfección

- El estilo punk tan clásico de su autor

Lo peor:

- Arrastra los errores de su versión original

- Santa Destroy sigue encontrándose vacía en su título original

- Su crítica se diluye entre las mecánicas que propone el juego

Galería

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.