avatar

Análisis 'Melbits World' para Nintendo Switch, tan original como divertido
MELBITS AL PODER

Análisis 'Melbits World' para Nintendo Switch, tan original como divertido

Por Sandra García
SWITCH
Categoría: Analisis
15 de Enero 2020 | 16:30

No podemos dudar de que Nintendo Switch es una plataforma con muchas posibilidades, en especial cuando hablamos de juegos familiares o que jugar en grupo. Eso sumado a que cada vez vemos más títulos llegar a la consola de la Gran N, han hecho posible que 'Melbits World' llegue a la plataforma pese a tratarse de un título del estudio español Melbot Studios seleccionado como el mejor juego del año en la gala de los Premios PlayStation Talents del pasado 2017.

Sin duda se trata de un curioso lanzamiento en la plataforma ya que el cambio entre PlayStation 4 dentro de la gama de títulos del PlayLink y Nintendo Switch, puede ser arriesgado teniendo en cuenta el control del teléfono móvil para jugar en la consola de Sony y que Nintendo no tiene. Dejando de lado este cambio, sin duda 'Melbits World' promete unas cuantas tardes de diversión en familia o entre amigos con una adorable imagen, aunque no por ello solo apto para los pequeños de la casa.

Un mundo lleno de luz y color

En esencia estamos delante de un colorido juego de puzles y plataformas que en determinados momentos puede resultar un poco complicado, pero en general si jugamos en compañía, no tendremos mucho problema. Basta con observar cómo esas adorables criaturas llamadas Melbits se mueven por los distintos caminos del mundo que tenemos delante. Estos viven dentro de un sistema informático y deben combatir contra los virus y llegar a su destino. Cada uno aparece en solitario de una tubería y tiene que llegar a otra que es la meta principal. Por el camino aparecerán diversos objetos o coleccionables que serán imprescindibles para superar cada nivel al 100%.

Melbits World

Pero nosotros, aunque seleccionamos y adornamos a estas criaturas, no las moveremos por el mapa. Se irán moviendo siguiendo su camino por su propio pie; nuestro deber será hacer que lleguen a la meta sin caer, chocar o ser atacados mientras movemos las plataformas, ¡pero cuidado que tenemos tiempo! No vale dormirse entre Melbit y Melbit. Por una parte es entretenido y suma un poco de dificultad el hecho de tener a los cuatro a la vez en un mismo mapa chocando entre ellos mientras mueves una plataforma para el primero y el último cae al estar conectadas, pero en los niveles más sencillos puede resultar aburrido.

Agrupando Melbits

Hay un detalle que de ninguna manera podemos pasar por alto, la cooperación es esencial en este título para la consola híbrida. Más que una opción, parece un elemento obligatorio, ya que está pensado para partidas entre dos y cuatro jugadores. En este modo de juego se hará uso únicamente de los botones del mando para mover las plataformas, cada botón activará una, dos o incluso tres plataformas de forma simultánea. Debemos tener mil ojos en la pantalla y esos bichitos de colores para que ninguna caiga al vacío.

Melbits World

En caso de que consigamos reunir a una persona más que nos acompañe, entre dos haremos el trabajo de los cuatro, es decir, cuantos menos jugadores más complicado será el juego. Nos haremos cargo de más plataformas y elementos del tablero mientras todo empieza a llenarse con los cuatro Melbits. Seguramente siendo menos tengamos algún quebradero de cabeza, algún despiste entre los elementos que puede mover cada uno o que perdamos algún personaje y acabemos por repetir un nivel varias veces, pero de ninguna forma acaba siendo un juego imposible de superar. Tan solo hace falta un poco de paciencia y atención.

Por último tenemos un modo táctil, nuestra única opción para jugar en solitario, lo cual no quiere decir que esté pensado para ello. Como el nombre indica, haremos uso de la pantalla de la propia Nintendo Switch para mover plataformas, subir niveles o cambiar la dirección. En cualquier caso, los niveles a lo largo de los distintos mundos disponibles serán todo el rato los mismos pero con diferentes maneras de controlarlo. La opción táctil puede parecer un poco más sencilla por el hecho de no tener que pensar que botón mueve cada plataforma, tan solo un toque con el dedo será importante para salvar la vida de esos pequeños. Pero nada más lejos de la realidad, quizá en los primeros niveles se cumpla la premisa, pero cuando avancemos a lo largo de los mundos nos daremos cuenta de que en un segundo todo se vuelve un caos. ¡Eso en el caso de que no falte tiempo!

Melbits World

Abrumador , divertido y especial

A lo largo de los distintos niveles que nos encontremos en cada mundo, también tendremos objetos que nos ayudarán dándonos más tiempo. O quizá nos topemos con un martillo para combatir a los horribles virus que amenazan con acabar con los Melbits. Pero lo más importante si tenemos la necesidad de completar el juego en su totalidad son unas semillas que actúan como coleccionables; tres en concreto por cada nivel. En ocasiones puede ser una odisea averiguar cómo llegar hasta ellos y lo más importante, conseguirlos sin morir en el intento.

Pero no solo eso, también pueden aparecer algunos regalos en la pantalla de vez en cuando. Para hacernos con ellos, deberemos llegar hasta ellos y conseguir llegar a la tubería con el personaje que lo tenga. Al finalizar el nivel recibiremos un accesorio para poder personalizar a nuestro amigo. A lo largo de la partida conseguiremos nuevos personajes y accesorios para poder personalizarlos como más nos gusten.

En referencia a los escenarios, no se puede decir nada que no sea positivo. Realmente es un juego de plataformas y puzle adorable se mire por donde se mire. Cada uno de los mundos disponibles, además, tiene una decoración concreta, encontrando alguno tecnológico al lado de uno que representa una playa con helado incluido. Además la música acompaña de manera animada cada pantalla.

Melbits World

Un buen juego, pero mal llevado

'Melbits World' sin duda es una apuesta muy entretenida para pasar tardes divertidas (y desesperantes, todo sea dicho) entre dos o más jugadores pero no para una sola persona. Ningún modo es adecuado para jugar de forma individual siendo un juego de puzles que podría adaptarse mejor. Sin olvidar que su versión original contaba con el apoyo del uso de dispositivos móviles que aquí no tenemos. Los niveles no dejan de ser entretenidos por ello, aunque es cierto que se trata de una aventura tan bonita como fácil de terminar si no vamos a por todos los coleccionables y solo queremos pasar los niveles. También se puede volver repetitiva al ver que en los dos modos nos encontramos con el mismo diseño de niveles, ninguna novedad a la vista.

Aunque las cosas positivas también importan y hacen que la valoración sea más favorable. Lo principal es su curva de dificultad que empieza haciendo creer que será un juego muy fácil que poder superar prácticamente sin mirar y acaba siendo de esos juegos que te desesperan y te hacen pensar y repetir una y otra vez la misma pantalla. Siempre quieres ir un poco más lejos y en los últimos niveles es cierto que más se complica más la cosa y te incita a acabarlo sea como sea. Los coleccionables, la personalización y los distintos diseños de los Melbit te retan a seguir intentándolo de nuevo. Además de ser un juego muy bonito con escenarios que dan ganas de estar mirándolos continuamente. Sin duda aunque tenga algunos fallos importantes, es una gran opción para ponerte con amigos y pasar un rato entretenido.

7,0

Lo mejor:

- Escenarios diferentes y adorables

- La curva de dificultad aumenta consoderablemente

- Ofrece grandes tardes de diversión asegurada

Lo peor:

- Ideal para grupos, pero no tiene un modo individual como tal

- Poca variedad de niveles y de corta duración

- No cuenta con las ventajas del uso de móviles como en PlayLink

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.