avatar

Análisis de 'Manticore: Galaxy on Fire', espacio ardiente
2
ODISEA ESPACIAL

Análisis de 'Manticore: Galaxy on Fire', espacio ardiente

SWITCH
Categoría: Analisis
19 de Abril 2018 | 21:11

El ser humano siempre ha buscado lo inexplicado, aquello que se oculta bajo las sombras del desconocimiento y nos llama a la exploración, a la aventura. Lo vemos relatado en cantares e historias antiguas mientras que esos mismos modelos se han adaptado, con el tiempo, a nuestros cambios, ocupando un enorme espacio narrativo en el cine, la literatura o el videojuego.

No son pocos, y menos poco comunes, los títulos destinados a la aventura. Ahí tenemos a las sagas 'Uncharted' y 'Tomb Raider', sin ir más lejos. Pero a veces ese lienzo al que llamamos mundo no es suficiente para albergar estas historias y necesitamos ir más allá. Y el primer punto donde miramos siempre es el cielo. Las estrellas y el espacio, en términos generales, llevan varias décadas sirviendo de trasfondo para narrar esas historias de ciencia ficción que se atreven a llevarnos más allá de lo que nuestro propio entorno nativo nos ofrece.

'Manticore: Galaxy on Fire' es una perfecta representación de esta búsqueda por llevar al ser humano más allá de nuestro hábitat. No solo en términos de viaje, sino en el de crear toda una civilización, trasladarnos al espacio. La obra, que plantea todo un mundo interplanetario, lleva ya más de diez años lanzando títulos y llegando a nuevas plataformas. Sin embargo, y tras un retraso inesperado a pocos días de ver la luz, 'Manticore: Galaxy on Fire' es la primera apuesta del estudio alemán Fishlabs en llegar a Nintendo Switch.

Galaxia en llamas

Los jugadores que hayan pasado por 'Dragon Age Inquisition', la tercera entrega de la aclamada saga de rol de BioWare, se verán identificados con la opertura de 'Manticore: Galaxy on Fire'. Y es que en esta tomamos la identidad de un joven piloto —al que no llegaremos a ver, convirtiéndose nuestra propia nave en avatar y vehículo de forma simultánea— que se une a Manticore (sí, de aquí viene el nombre de esta nueva entrega), una nave del sector Neox de la galaxia. Al poco de unirnos al grupo nos veremos envueltos en toda una conspiración que dará la vuelta a las fuerzas gobernantes de la galaxia tal como se conocían hasta ahora al desatar una poderosa explosión en mitad de un importante congreso que consigue volatilizar a gran parte de sus asistentes.

Manticore: Galaxy on Fire

Este vuelco nos convertirá, sin previo aviso, en el piloto principal de Manticore, quienes buscarán respuestas frente al suceso, acabando con cualquier persona o alienigena que se tope en su camino. Y es que pese a que 'Manticore: Galaxy on Fire' es un shooter en esencia y apariencia, el título nunca deja de lado el apartado narrativo y nos ofrece un puñado de horas de diversión y acción entremezcladas con el desarrollo de su historia.

Una que, por desgracia, no acaba de cuajar y acaba cayendo en saco roto. Si bien se agradece que el título dedique una parte de las ocho o diez horas sobre las que se extiende, se siente que el apartado narrativo ha quedado maltrecho al intentar compartir lugar con el acomodado apartado jugable. Esto es algo que se nota, principalmente en la forma en que 'Manticore: Galaxy on Fire' presenta su mundo. Y es que no es uno precisamente como complejo. Su universo se encuentra repleto de razas alienígenas, así como de personajes humanos — sin tener en cuenta el sinfín de lugares que podemos visitar, cada uno con su propia historia. Y cada uno de ellos cuenta con su propia personalidad y pensamientos, por lo que resulta indispensable poder conocerles. No solo a ellos, sino también a su trasfondo.

Manticore: Galaxy on Fire

Pero en 'Manticore' priman los disparos a las reflexiones. Obedeces las ordenes del comandante Bryce y aunque el hombre parece tener un ancho fondo emocional llegamos a conocer poco o nada del mismo. Y lo mismo pasa con nuestros compañeros de vuelo, que si pronuncian alguna palabra suele ser por necesidad jugable. Y esto es algo que se extiende a todo su universo. Al final el piloto al que controlamos no es más que una herramienta encargada de eliminar o capturar a quien le piden y es una lástima porque su inicio es rompedor y se siente que puede hacer mucho más. Con permitirnos estacionar la nave y descubrir más acerca de sus razas, sus culturas y, especialmente, sus personajes, estaríamos hablando de un gran título. Al final no quita capas de diversión en el factor jugable pero se siente totalmente desaprovechado a nivel narrativo.

Western espacial

'Manticore: Galaxy on Fire' se postula como un 'Red Dead Redemption' a nivel espacial. El hecho de formar parte de un grupo de mercenarios sin un rumbo definido —algo que recuerda en cierto modo a 'Cowboy Bebop'— en busca de venganza nos llevará a dar caza a todos los maleantes de la Galaxia. Así pues el núcleo principal del título será el de capturar a 30 personajes diferentes a través del ancho y largo de su mundo en una vorágine de disparos, piruetas y disputas galácticas. Pese a no contar con la misma gracia de la banda de Dutch van der Linde, cada uno de los enemigos —en su mayoría piratas espaciales— a los que demos caza tendrá sus propias aspiraciones y objetivos. Algo que no solo ofrece un trasfondo a nuestras misiones —que si bien no resultará muy profundo, adereza el contenido— sino que acerca al título al emergente género "Boss rush" que han popularizado títulos como 'Furi' o 'Cuphead'.

Manticore: Galaxy on Fire

Con todo, en 'Manticore' encontraremos algo más que enemigos finales. Y es que algunas de sus misiones, divididas a lo largo de más de 30 niveles diferentes, nos llevarán a realizar trabajos de escolta, salvamento, identificación de enemigos y, como no, carreras contrarreloj. Para ello dispondremos de un total de nueve naves diferentes que podremos personalizar a nuestro gusto. Cada una de ellas tendrá la posibilidad de contar con diferentes tipos de armas (divididas en poder y rango), misiles y dispositivos especiales con efectos variados. Hacernos con ellas no será fácil, ya que mientras algunas llegarán a nuestro hangar de forma gratuita, otras deberemos encontrarlas por el espacio en nuestros viajes tras las misiones, de forma que el título introduce de forma vaga —en escenarios cerrados con poco que poder ver— el factor de la exploración.

Acción portátil

Pese a que la franquicia ya había pisado el terreno portátil a través de los dispositivos móviles, la llegada de 'Manticore: Galaxy on Fire' a Nintendo Switch sirve las veces para expandir sus límites más allá de lo que hiciesen sus antecesores. La adaptación a la híbrida de Nintendo es más que notable, contando con la vibración HD de sus mandos y soportando el mando pro de la misma.

Manticore: Galaxy on Fire

Su entorno gráfico no es tan considerable, contando con unos gráficos simples y fondos repetitivos que pierden gracia a medida que avanzamos en el juego. Para compensarlo nos encontramos ante una importante fluidez gracias a que el juego funciona a 60 fotogramas por segundo de forma estable, sin importar que juguemos en su función portátil o frente al televisor. La combinación de ambos elementos no lo sube al podio del potencial de la máquina pero consigue ofrecer una propuesta agradable y que supone una buena entrada en el hardware de Nintendo. A nivel musical nos encontramos con una banda sonora de tonos electrónicos, totalmente acorde con el universo que nos propone el juego. Una apuesta que, pese a resultar acertada, se muestra algo tímida en el desarrollo de la obra, potenciando por encima de esta el sonido ambiental de las diferentes naves y sus particulares disparos. Algo que, cuanto menos, favorece a la inmersión jugable.

En términos generales 'Manticore: Galaxy on Fire' no aporta nada nuevo al género. Intenta innovar con un apartado narrativo más o menos cuidado pero no consigue acertar y ofrece una experiencia obtusa en lo que se refiere a su historia, que pese a convertirse en su espina dorsal ofrece poco o nada a la formula. Pese a sus carencias, su apartado jugable destaca por encima de la suma de sus partes, ofreciendo una gran experiencia, divertida, fluida y absorbente. Un título que apoya la diversidad de la híbrida y se convierte en un excelente compañero para viajes y espacios libres.

6,0

Lo mejor:

- Jugabilidad fluida y adictiva.

- Su adaptación a Nintendo Switch, especialmente con la inclusión de la vibración HD.

Lo peor:

- Su espacio narrativo resulta poco destacable.

- Sus mecánicas se tornan demasiado repetitivas.

Galería

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.