avatar

Análisis de 'Homefront: The Revolution' para PC
REVIEW

Análisis de 'Homefront: The Revolution' para PC

PC XOne PS4
Categoría: Analisis
17 de Mayo 2016 | 09:01

El presente mes de mayo se ha convertido en un mes realmente ajetreado para todos los que disfrutamos del mundo de los videojuegos, y es que en apenas tres semanas hemos tenido el lanzamiento de nuevas entregas de grandes sagas, como es el caso de 'Uncharted 4: El Desenlace del Ladrón', o el esperadísimo regreso de 'Doom'. Todo ello mientras esperamos a que Blizzard lance 'Overwatch', el cual genera muchísimo revuelo en la red. Además, por si fuera poco, también debemos añadirle el lanzamiento de otros juegos interesantes (aunque quizás no tan populares) como son el caso de 'Battleborn' o el de 'Homefront: The Revolution', siendo este último el que copa hoy toda nuestra atención.

Antes de empezar a hablar sobre lo que nos encontraremos en 'HomeFront: The Revolution', vale la pena echar un poco la vista atrás para recordar que el juego ha vivido un desarrollodo turbulento debido a los problemas económicos de Crytek. Estos acabaron haciendo que la compañía vendiera los derechos a Deep Silver y acabo con parte del estudio involucrado inicialmente haciendo las maletas hacia Dambuster Studios. Esto fue un proceso largo y tedioso que sembró algunas dudas en el desarrollo (sobre todo por el desconocimiento general), pero finalmente ya tenemos el juego en nuestras manos.

Análisis de 'Homefront: The Revolution' para PC

Centrándonos ya en lo que finalmente es 'Homefront: The Revolution', el juego nos llevará a un futuro alternativo cercano, concretamente en el año 2029, cuando Estados Unidos ha sucumbido al yugo norcoreano. La nación soberana del planeta Tierra cayó en la trampa de Corea del Norte, quien después de haber suministrado todo tipo de dispositivos electrónicos al país norteamericano, lo dejo indefenso pulsando un botón, invadiendo posteriormente el país para sembrar el caos y el terror en las calles. Algo que por supuesto generará un gran rechazo entre la población (como no podría ser de otra forma), que empezará a organizarse en guerrillas, para llevar a cabo una revuelta, y de esta forma recuperar su libertad.

Teniendo esta premisa clara, aquí es donde entraremos nosotros a poner nuestro pequeño granito de arena para liberar a nuestro país de la tiranía norcoreana. La acción nos trasladará a Filadelfia, cuna de la independencia de Estados Unidos, una ciudad inconformista que se pondrá en pie de guerra en contra de la invasión de su país y que será el origen de esta nueva revolución popular. Revolución en la que nosotros jugaremos un papel básico y fundamental.

Una nueva dimensión

Lo primero que veremos y que nos sorprenderá muy gratamente, es que lejos de encontrarnos un shooter lineal y simple como era el 'Homefront' original, este 'Homefront: The Revolution' nos pondrá sobre la mesa un mundo abierto mucho más vivo y hostil, en el que podremos apreciar constantemente la decadencia de la ciudad, el sufrimiento de sus habitantes, y el abuso por parte de las tropas invasoras que no permitirán que se les escape nada de las manos. Y lo cierto es que, en este aspecto, el juego funciona realmente bien; pasarse por las calles de Filadelfia es un auténtico desafío, y en muchas ocasiones no tendrás tiempo ni para respirar, ya que el simple hecho de mirar a la cara a un enemigo disparará todas las alarmas. A la hora de movernos, además, tendremos a nuestra disposición la posibilidad de pilotar motos, o desplazarnos de forma sigilosa aprovechando los túneles subterráneos o el paso entre edificios para pasar desapercibidos.

Cuando nos movemos libremente tendremos un montón de tareas por hacer, las cuales van enfocadas en su mayoría, a minar el control del ejército opresor en los distintos distritos de la ciudad, consiguiendo que la gente de a pie se involucre en nuestra lucha. Para ello podemos ir haciendo las distintas tareas secundarias que van desde liberar a unos ciudadanos que hayan sido detenidos, ayudar a otros que están siendo acosados o simplemente sabotear generadores de energía, cámaras, asaltar almacenes o distintas instalaciones, etc. Este no es ni mucho menos un trabajo obligatorio (salvo en determinadas misiones que nos obligarán a realizar un determinado número de estas acciones), pero sí que resulta de gran ayuda, ya que veremos que en pleno de in tiroteo la gente si la hemos ayudado nos apoyará y cubrirá nuestras espaldas. Y lo cierto es que en la inferioridad numérica que nos encontramos viene muy bien un arma amiga.

Análisis de 'Homefront: The Revolution' para PC

Pero esto no será lo único que veamos en el mapa, y es que podremos encontrar multitud de objetos (incluso botiquines con los que recuperar salud) que nos permitirán craftear elementos como granadas o cócteles molotov, así como también veremos distintos lugares en donde podremos escondernos para despistar a los enemigos como contenedores de basura o urinarios portátiles. Por último, nos falta hablar de los enemigos que encontraremos. No nos encontraremos únicamente con militares, sino también con vehículos blindados, drones aéreos, robots de artillería, etc. Esto tiene una consecuencia muy clara, y es que en más de una ocasión nos tocará huir o retroceder para ir minando las fuerzas enemigas poco a poco.

Por lo que respeta a la campaña principal, iremos viendo como nuestro personaje, como miembro de la guerrilla, participará en todo tipo de misiones bien planificadas que van desde realizar un ataque estratégico a una posición determinada de los enemigos, hasta infiltrarse en una instalación enemigo para liberar a algunos compañeros. Lo cierto es que las misiones son variadas y nos vamos encontrando con todo tipo de situaciones, así como con un buen abanico de enemigos que nos hacen afrontar las misiones de forma diferente.

Muchos detalles a los que prestar atención

Una de las facetas que más me han gustado de 'Homefront: The Revolution' es el nivel de personalización que tiene el personaje, tanto de todos los elementos de equipo como pueden ser unas rodilleras, hasta las armas, las cuales además de ir mejorándose pueden modificarse rápida y fácilmente en un abrir y cerrar de ojos durante la acción. Esto hace que, por ejemplo, convirtamos nuestra pistola principal en un subfusil pulsando un par de botones.

En el aspecto jugable, más allá de la campaña principal, encontramos el Modo Resistencia, la faceta multijugador de 'Homefront: The Revolution' centrado puramente en el cooperativo. Tendremos la opción de crear nuestro propio escuadrón con amigos, jugar partidas públicas o privadas en las que incluso podremos jugar solo. Estas misiones nos permitirán ser un escuadrón de ataque o de defensa y en donde cada personaje puede orientarse a un perfil distinto mediante las habilidades disponibles y que vamos desbloqueando a medida que subimos de nivel. Y, además, por supuesto, tendremos a nuestro abasto las posibilidades de personalización del personaje. Eso sí, desde Dambuster Studios prometen que van a cuidar el juego, y ya tienen un plan en el cual irán añadiendo nuevas misiones de forma progresiva al multijugador durante los próximos doce meses.

Análisis de 'Homefront: The Revolution' para PC

La inteligencia artificial, sin ser nada del otro mundo, nos pondrá en algún que otro aprieto, y no nos encontraremos en situaciones esperpénticas en donde todos se vuelvan locos, si no que cada uno suele respetar bastante bien su papel. Esto quiere decir, que mientras las tropas de asalto vienen a por nosotros, los francotiradores se quedarán en un tejado, los blindados nos harán bicarbonato a distancia, los drones nos perseguirán sin parar, etc.

Cosas a mejorar

Dejando a un lado el apartado jugable de 'Homefront: The Revoluion', el cual cumple de forma sobrada, entramos a hablar de la faceta más oscura del shooter, y es que está plagado de problemas técnicos, unos de índole menor y otras más serios que acaban por lastrar un poco la experiencia final. El menor de los problemas viene por parte viene de su faceta gráfica, y es que, pese a no ser un juego bastante espectacular visualmente (plagado de detalles por ejemplo con ciclo día-noche), sí que cumple sobradamente y salvo algún que otro fallo con las texturas luce realmente bien. Aunque, a decir verdad, me esperaba que el Cryengine ofreciera un resultado mejor.

Sin embargo, el juego tiene otros problemas de rendimiento bastante más graves (al menos en la versión de PC) como es el framerate inestable, ya que si bien hemos podido jugar de dorma solvente a 28 fps (ni tan si quiera llegaba a los 30), mientras sufría bajadas importantes a lo largo de todo el juego, y siendo especialmente importante al cambiar de secciones durante el mapa o al guardarse automáticamente una partida. Además, por si fuera poco, también nos hemos encontrado con unos cuantos bugs que han llegado incluso a fastidiarnos una campaña al completo al no permitirnos hablar con un NPC que debía organizar el siguiente paso de la misión, en tres palabras: un auténtico fastidio.

Análisis de 'Homefront: The Revolution' para PC

Eso sí, 'Homefront: The Revolution' cuenta con un muy buen apartado sonoro, un doblaje al castellano a la altura, y unos efectos de sonido en cuanto a explosiones, rugir de la moto y sonido de tiroteos bastante buenos, así que en este aspecto no hay nada que se pueda reprochar.

Conclusiones

En definitiva, el 'Homefront: The Revolution' que llegará a las tiendas el próximo 20 de mayo a PlayStation 4, Xbox One y PC es un juego que, sin llegar a ser excelente ni convertirse en un referente dentro de la generación actual de consolas, sí que ofrece un producto muy sólido enfocado a todos aquellos jugadores que disfrutan con la acción que ofrecen los shooters. Un título que se convierte en una opción a tener en cuenta, pero que debe acabar de pulir los pequeños problemas técnicos que tiene. En el cómputo general, el sabor de boca que me ha dejado esta nueva entrega de 'Homefront' es bastante mejor de lo que me esperaba.

ESTE ANÁLISIS SE HA REALIZADO EN BASE A LA VERSIÓN DE PC

7,5

Lo mejor:

-Acción a borbotones. -Una ciudad viva y hostil que evoluciona con el paso de las horas y nuestras acciones. -La campaña va increscendo y mejorando con el paso de las misiones. -El crafteo y el sistema de personalización de nuestro protagonista. -Gráficamente cumple...

Lo peor:

-...pero no sorprende en ningún momento.-Caídas muy improtantes de framerate. -Algunos bugs graves que estropean la experiencia.

Galería

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.