avatar

Análisis de 'Hey! Pikmin' para Nintendo 3DS
2 2
REVIEW

Análisis de 'Hey! Pikmin' para Nintendo 3DS

Por Raúl Manero
3DS
Categoría: Analisis
4 de August 2017 | 15:45

Los 'Pikmin' entraron en nuestras vidas durante la generación de Game Cube, en el año 2002 en el caso de Europa. Desde entonces, nos han deleitado con tres entregas numeradas, la última de ellas 'Pikmin 3' que salió en el 2013 para Wii U, y un spin off, 'Hey! Pikmin', exclusivo de Nintendo 3DS y que hoy es el protagonista de este texto. En estos momentos, seguro que muchos de los fans de 'Pikmin' estáis deseando que llegué a las tiendas la cuarta entrega de esta franquicia creada por Shigeru Miyamoto, y que actualmente está en desarrollo para Nintendo Switch. No obstante, mientras esperamos a que llegue el día, la gran N nos ha ofrecido la alternativa de disfrutar de un nuevo enfoque de la licencia.

Análisis de Hey! Pikmin 1

Lejos de lo que podáis pensar o imaginar, 'Hey! Pikmin' no es una mera entrega más a la cual se le ha caído el número del título, y se ha pasado a la portátil de Nintendo, nada de eso. 'Hey! Pikmin' es una adaptación de la saga a las dos dimensiones, y es que se convierte en un juego de puzles y plataformas en scroll lateral, además de rediseñar por completo sus controles para adaptarse a la faceta táctil de Nintendo 3DS y sus dos pantallas. Esto rápidamente nos hace plantearnos una cuestión: ¿Estará 'Hey! Pikmin' a la altura de sus predecesores? Esa es la duda principal que vamos a intentar resolver a lo largo de este texto, acompañadnos para salir de dudas.

El regreso de Olimar y los puzles

Una de las grandes noticias que se han llevado los fans de 'Pikmin', es que con 'Hey! Pikmin' también nos acompaña un fantástico y esperado regreso, el del capitán Olimar, quién nos acompañó hasta el final de la segunda entrega numerada. En esta ocasión, el juego de Nintendo 3DS nos trasladará al espacio, donde nuestro simpático amiguete vieja a bordo de la Dolphin II de regreso a su hogar natal, Hocotate. No obstante, como era de esperar, la cosa no sale bien y acabamos estrellándonos en un planeta desconocido... Nuestra nave queda dañada, y perdemos todo el lustronio, que es el componente utilizado como combustible. Esto nos obliga a abarcarnos en una aventura de busca de este elemento, para poco a poco ir restableciendo todas las funciones de nuestra nave y poder regresar a casa. Una vez nos vemos entre la espada y la pared, salimos decididos en la búsqueda de 30.000 unidades de lustronio, y aquí es dónde nos daremos de bruce con estas adorables criaturas llamadas pikmin.

Análisis de Hey! Pikmin 2

Como veis, la premisa de 'Hey! Pikmin' es realmente simple, y ahora únicamente nos queda profundizar en un detalla, ¿cómo conseguiremos ese lustronio que tanto necesitamos? Para llevar a cabo esta exigente misión, deberemos recoger las distintas muestras de este peculiar combustible que hay repartidas a lo largo de los distintos niveles del juego. Además, cada una de las pantallas esconde en su interior, tres objetos secretos que nos otorgarán una gran cantidad de lustronio al encontrarlo. Estos objetos especiales, tienen el diseño de obejtos que vemos en nuestro día a día, anillos, cucharas, o incluso algún guiño a la historia de Nintendo, como un cartucho de NES. Para ello, podemos hacer uso de las distintas habilidades que vamos consiguiendo, desde el jetpack, hasta el silbato para llamar a los pikmin, etcétera. Pero, claramente, son estas pequeñas criaturas las que marcarán la diferencia en todo momento, ya que cada una de las razas tienen características únicas que nos ayudarán a superar distintos desafíos. Por ejemplo, el pikmin amarillo es conductor eléctrico, el rojo soporta el fuego, el azul puede moverse libremente por el agua, y luego encontramos dos tipos especiales, el pétreo que puede destruir todo tipo de cosas al lanzarlo, y el alado que ya imagináis lo que puede hacer... La ventaja, respecto a otras entregas, es que, en esta ocasión, es relativamente encontrar nuevos pikmin en caso de perder aquellos que viajan con nosotros.

Análisis de Hey! Pikmin 3

En total, tendremos que superar ocho sectores distintos, los cuales representan distintas zonas de nuestro planeta, las cuales podríamos considerar clásicas, por ejemplo, un jardín, unas cuevas, una zona pantanosa, etcétera. En cada uno de ellos, nos encontraremos con cinco niveles distintos, siendo el último de ellos una criatura salvaje que actuará a modo de boss final. Además, en cada uno de los sectores, podremos descubrir una ruta que nos llevará a una zona secreta donde conseguiremos lustronio por realizar un minijuego. Luego tenemos otra zona opcional, que nos hará superar un pequeño puzle, para conseguir una píldora que nos otorgará unos cuantos pikmins para nuestro parque (el tipo dependerá del color de la píldora). Por último, si utilizáis algunas amiibo compatibles con el juego, podréis acceder a un contenido adicional extra.

Análisis de Hey! Pikmin 4

Por último, nos quedarían por comentar un par de cosillas, cuanto menos, interesantes. La primera de ellas es el parque un lugar en donde descansan nuestros pikmin, y podemos enviarlos de aventura a que recolecten lustronio por su cuenta, eso sí, la zona donde podamos enviarlo determinará del tipo de criatura que tengamos disponible en cada momento. Lo último que destacaremos es el diario, donde Olimar tomará notas de todo aquello con lo que se cruza, tanto amigos como enemigos o, incluso, los distintos tesoros que encontremos repartidos por los mundos. Eso sí, todas las entradas contarán con peculiares descripciones que le otorgan un toque simpático y dicharachero al juego, aunque con un tono bastante infantil.

¿Un acabado a la altura?

Si nos paramos a mirar la faceta más técnica de 'Hey! Pikmin', aquí el juego desarrollado Nintendo no acaba de salir del todo bien parado. Por un lado, tenemos un detalle que me gustaría destacar positivamente, y es su control. El título se juega haciendo uso del botón deslizante o de la cruceta para movernos, y de la pantalla táctil para dar todas las instrucciones a los pikmin, y utilizar distintos objetos como la mochila cohete o el silbato. Pero también han pensado en las personas zurdas, y si coges el lápiz táctil con la izquierda, puedes utilizar los botones A,B,X e Y como si fueran una cruceta, controlando de esta forma cómodamente a Olimar. Además, también deberemos tener un ojo puesto en la pantalla superior, para no perder detalle de lo que ocurre.

Análisis de Hey! Pikmin 5

A partir de ahí, el resto de detalles ya no brillan tanto. Para empezar, nos encontramos con que 'Hey! Pikmin' está muy lejos de ser un juego referente en cuanto a nivel gráfico, pero no solo eso, sino que también presenta problemas de framerate en momentos determinados. No obstante, el detalle que personalmente me sabe peor, es que el diseño de niveles y mapas, no acaba de ser del todo variado (más allá de variar la zona principal un jardín, una zona pantanosa, etcétera), se trata de una apuesta sencilla y simple, sin riesgo alguno. Para acabar, debemos recordar que se trata de un juego únicamente con textos en castellano, sin voces, y a nivel de sonido no hay anda especialmente reseñable.

Conclusiones

En definitiva, 'Hey! Pikmin' es un spin off correcto que devuelve a primera línea de acción al capitán Olimar, y sirve para saciar la sed de todos aquellos fans deseosos de echar sus manos encima del futuro 'Pikmin 4'. Personalmente me ha gustado mucho como han conseguido adaptar el juego a las dos dimensiones, jugándose cómodamente y de manera sencilla, pero lo cierto es que a lo largo de los 8 sectores que tiene el juego (con 5 niveles en cada uno de ellos), tienes la sensación que podría estar mucho más trabajado en cuanto al diseño de niveles, a los puzles y, especialmente, en el desafío que supone para el jugador, ya que hasta los enfrentamientos con los jefes finales son sencillos y rápidos de completar. De todos modos, está también puede ser una buena excusa para que la gente se anime a descubrir todos los secretos que esconde en forma de tesoros y niveles ocultos. Por desgracia algunos de estos secretos únicamente son accesibles con figuras amiibo.

Análisis de Hey! Pikmin 6

Aun así, después de todo lo comentado, si tengo que responder a la pregunta que lanzábamos al principio del texto: ¿Está 'Hey! Pikmin' a la altura de sus predecesores? Podemos decir que en líneas generales sí, pero que, a pesar de ser un juego correcto y muy disfrutable, está un peldaño por debajo de los anteriores aspectos claves como el diseño, la exigencia, la innovación e incluso la duración. Pese a todo, si os gustan estas adorables y divertidas criaturas pasaréis unas buenas horas con 'Hey! Pikmin'.

6,5

6,5 Jugabilidad

6,5 Gráficos

7,0 Ambientación

6,0 Dificultad

+ -Buen aprovechamiento de la faceta táctil. -Entretenido y divertido. -Ayudará a amenizar la espera de 'Pikmin 4'. -Una buena adaptación a las 2D.

- -Flojo técnicamente. -Muy sencillo de completar. -Cumple pero no llega al nivel de las entregas numeradas.

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.