avatar

ÚLTIMA HORA Netflix renueva 'Élite' por una segunda temporada
Análisis 'Dead Rising Remastered': los zombis a la vieja usanza
1 7
REMASTERIZACIÓN

Análisis 'Dead Rising Remastered': los zombis a la vieja usanza

Por Gerard Álvarez
PC XOne PS4
Categoría: Analisis
20 de Septiembre 2016 | 09:26

Nos hacemos viejos. Esa es la sensación que se te queda cuando descubres que la saga 'Dead Rising' cumple 10 años. No es nada nuevo que tanto el cine, las series, como los videojuegos han bebido mucho de la moda de los zombis. Pero una de las que más ha sabido sacar provecho ha sido Capcom, conformándose como una de las primeras en introducir los no muertos dentro de la industria.

Comenzaron sus andaduras con la saga 'Resident Evil' y desde ahí, infinidad de títulos de un gran número de estudios han querido brindar su particular homenaje a unos seres que parece que no pasan de moda.

La realidad que este tipo de títulos siempre han sido comprendidos en el género del terror, pero Capcom quiso darle una vuelta de hoja al concepto de los zombis utilizándolos no para dar miedo, sino para todo lo contrario, con el objetivo de que nos echáramos unas risas.

En el año 2006, de manos de Keiji Inafune, surge 'Dead Rising', una propuesta tan alocada y divertida, que encandiló tanto al público como a la crítica. Después del éxito de juego, la compañía nipona fue lanzado sucesivas continuaciones hasta llegar al esperado 'Dead Rising 4', que si ningún retraso lo remedia, lo tendremos en las tiendas el próximo 6 de diciembre.

Para celebrar este décimo aniversario, Capcom, de manos de QLOC, acaba de lanzar su homenaje a los dos primeros títulos que consagraron la saga en forma de remasterización, añadiendo 'Dead Rising 2: Off de the record' , la versión que se lanzó de forma posterior de la segunda entrega con el protagonismo de Frank West.

La fiesta zombi

Sin querer pararnos mucho en el argumento de los juegos, los cuales para la gran mayoría ya os son conocidos de sobra, en esta remasterización nos encontramos ante las figuras de Chuck Greene y Frank West. La saga original nació de la historia del periodista, el cual en busca del reportaje de su vida se encuentra con la mayor de sus pesadillas. Sin duda Chuck Greene se ha conformado como el mejor personaje de la saga para el público, por eso su regreso a la cuarta entrega ha sido tan bien recibida.

Por otro lado nos encontramos con el malo malote de Fran West, este campeón del torneo de matanzas de zombis, se ve envuelto en la segunda entrega en una trama que lo inculpa del asesinato de un gran número de personas, debido a la liberación de los zombis. A su complicada situación, hay que añadirle la presencia de su hija, la cual fue mordida por los no muertos y debe de tomarse una medicamento a diario que le impide transformarse en este tipo de criaturas.

En el tercer lugar, en la historia de 'Dead Rising 2: Off the Record' nos encontramos con el mismo guión que en la segunda parte pero desde la visión de Chuck Greene. Según Capcom dijo en su momento, este juego era un homenaje a todos lo que pedían el regreso del periodista, pero que no tuvo más sustancia que ciertos detalles de la historia cambiados y el mítico protagonista del primer 'Dead Rising'.

Dead Rising: Off the Record

Mira el reloj y tu arma

Esta saga se podrían resumir en mucha acción, risas e ironía, con unos guiones bien llevados para el tipo de juego con el que nos encontramos, pero que tampoco son para tirar cohetes. Pero en realidad tampoco lo necesitan, la verdadera esencia de 'Dead Rising' es ser cuanto más locos mejor, divertirse destrozando, despedazando y machacando zombies.

El punto concordante entre todos los títulos desde sus inicios, ha sido la necesidad de saber jugar con el tiempo y mirar nuestro reloj, ya que cada misión debe cumplirse en un tiempo determinado, ya que los acontecimientos más importantes de la historia están marcados por una hora concreta.

Esta situación ha sido criticada por algunos, aunque la verdad que le sienta muy bien poner un poco de orden a un título tan alocado, ya que sino al final acabaríamos solo destrozando zombis, y el guión se diluiría en una mera anécdota.

La clave en la supervivencia de los 'Dead Rising' es utilizar todo nuestros entorno para golpear a los enemigos. Para eso, durante toda la partida nos encontramos con talleres donde podemos realizar crafteo con los diversos objetos que poseemos, siempre y cuando vayamos consiguiendo las tarjetas que nos permiten ensamblar y construir las armas.

Ésta es la línea que quiso marcar Capcom para toda la saga, y título a título lo ha ido mejorando, llegando a poder conseguir utensilios para la sesgar vida tan originales como hilarantes. Ésta es una de las mejores facetas de los juegos, que en todo momento no deja de sorprender y de hacer que nos echemos unas risas probando y desmembrando enemigos. 'Dead Rising es pura diversión, y seguramente una de los mejores ejemplos de cómo divertirte en un videojuego.

Dead Rising crafteo armas

Pero 'Dead Rising' también cuenta con una faceta "rolera", y a medida que vamos eliminando no muertos, disponemos de un contador en la pantalla, vamos obteniendo puntos de nivel que nos permite conseguir más espacio en el inventario, nuevos movimientos etc.

Otras de los aspectos que en su momento fueron criticados era su forma de salvar la partida. En el juego para guardar nuestro avance, tenemos que ir a cuartos de baños para "hacer nuestras cosas" y así poder continuar sin problema. La saga 'Dead Rising' se ha caracterizado por no ser fácil, algo que se agradece. Muchos en su momento criticaban esta situación, ya que en largos periodos de tiempo no disponemos puntos de salvado.

En esta remasterización esta situación no ha cambiado, pero a mí parecer el haber modificado el número de puntos de guardado hace que se mantenga la esencia de esos juegos de antaño, los cuales tenías que ir con sumo cuidado si no querías perder muchos minutos de partida. Si se hubiera adaptado a la forma de guardado de la actualidad, que en la gran mayoría de títulos grabamos cada 2 minutos, se hubiera perdido esa constante sensación de estar desamparados, sin valorar lo que significa perder la vida y nuestro avance.

Pero el mayor exponente del juego sin duda es que no aburre, a pesar de que puede pecar a veces de lineal y de tener un sistema demasiado plano. Pero ahí reside su gracia, que nunca nos cansamos de matar y matar, y conseguir hacer los mayores destrozos. Un buen ejemplo de cómo algo divertido no tiene que ser por obligación profundo y complejo. Como decía Tolstói, "no hay grandeza donde falta sencillez".

Dead Rising remastered

Remasterización algo pobre

El gran aliciente de 'Dead Rising Remastered', además de poder jugarlo en consolas de nuevo generación, en su conversión a HD. El juego funciona a 1080p y a 60 FPS constantes sin ninguna caída. Eso a un título con tantos enemigos en pantalla es algo que le sienta como anillo al dedo, y en este caso sin duda lo merece.

Pero con esta mejora, y el añadido de nuevos trajes, no hace que esta remasterización de Capcom suponga ninguna gran diferencia del original. Se podría haber esperado que mejoraran ciertos movimientos demasiados bruscos de nuestros personajes, o por ejemplo que durante las llamadas por teléfono no nos pudieran atacar los zombis, ya que en muchas ocasiones esto supone un verdadero problema.

Asimismo tampoco se aprecia mejoras en aspectos como la iluminación, en el agua o en los efectos de salpicaduras de sangre, que sí parece que ahora se notan más, pero que es como casi como una mera anécdota. Ya sabemos que este tipo de remastezaciones no cambia el grueso del apartado técnico, pero siguen existiendo fallos que hace 10 años empañaban al juego, y que ahora siguen existiendo, conformándose esta trilogía como una forma de sacar tajada por parte de la compañía nipona del décimo aniversario de la saga. Sin duda es una pena porque con algunos retoques aquí y allá, estos títulos hubieran agradecido esta reedición, a pesar de mantener su apartado técnico original.

Dead Rising

Conclusión

La verdad que este 'Dead Rising Remastered' tiene una doble lectura. Por un lado son dos enormes juegos, algo más flojo 'Dead Rising 2: Off the Record, los cuales se presentan como una gran oportunidad de descubrirlos para aquellos jugadores que lo hicieran en su momento.

Pero el problema está en que esta remasterización es un simple copia y pega en HD y con algunos trajes, lo que hace que para los que ya jugamos en su momento, poco o ningún interés pueda ofrecernos.

No estamos ante el mejor ejemplo de este tipo de lanzamientos, sobre todo por el elevado precio al que se han lanzado, 49,99 euros. También tenemos la opción de hacernos con cualquiera de los tres títulos por separado, pero a 19,99 euros, lo que supone que cada juego sea más caros comprarlos por separado que el pack completo.

Siendo sinceros estamos ante una gran oportunidad para aquellos que quieran descubrir los orígenes de la saga, pero siendo francos, no se si merece la pena para aquellos que ya lo jugaron. Son títulos muy buenos y divertidos, pero un simple lavado de cara sin pararse en cambiar los defectos que tuvieron en su día, no hace que podamos valorar muy bien el trabajo realizado por Capcom.

8,0

Lo mejor:

-Ir a 1080p y 60FPS le sienta muy bien. -Que se puedan comprar por separado si no jugaste a alguno. -Poder disfrutar de uno de los mejores juegos de zombis en las nuevas consolas.

Lo peor:

-Si ya jugaste a los originales, no tiene mucho sentido. -El precio es algo elevado. -Sigue teniendo los mismos problemas a pesar de la remasterización.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.