avatar

Análisis de 'SteamWorld Quest' para Nintendo Switch, una gran aventura de rol del bueno
ROL Y CARTAS

Análisis de 'SteamWorld Quest' para Nintendo Switch, una gran aventura de rol del bueno

Por Manu Mora
SWITCH
Categoría: Analisis
9 de Mayo 2019 | 19:00

Parece que el mundo de 'SteamWorld' sigue creciendo. Y esta vez lo hace con una propuesta nueva y muy distinta a las que nos han traído antes los chicos de Image & Form Games. Ahora se han arriesgado con el rol y las cartas. Y la verdad es que la jugada les ha salido muy pero que muy bien.

Así pues, este 'Steam World Quest: Hand of Gilgamech' es un buen juego de rol con unas buenas mecánicas de cartas, donde el azar tiene que ver, pero no tanto como cabría esperar.

Humor y rol a partes iguales

Hay varias cosas que caracterizan al mundo steam punk que nos han traido los chicos de Image & Form. Por un lado, es ese escenario extraño donde los robots con personalidades locas (muy locas) pululan por el mundo haciendo de las suyas y por otro el humor que no deja nunca de estar presente.

SteamWorld Ques

Esos dos elementos siguen de nuevo muy presentes en este título y nos dan una sensación de continuidad que se agradece mucho. Nos encontramos con varios protagonistas que, cómo no, son robots. Y cada uno de su padre y de su madre. O mejor dicho, de su mecánico y su mecánica.

Nos encontraremos con una alquimista maga, una guerrera empedernida y un ¿curandero? un poco vago, entre otros. Ellos serán los encargados de guiarnos por un mundo que ridiculiza los estereotipos clásicos del rol. Un mundo en el que parece que los actos no son nunca suficientes sino que lo importante son los títulos y lo que se dice de ti. Algo que no dista tanto de la realidad y, quizás por eso, estaremos ante una pequeña crítica escondida entre todas esas frases humorísticas y sin sentido.

Y para unir todos esos elementos tenemos la historia. Una en la que tendremos que perseguir a unos malos que han hecho cosas malas y que no sabemos qué quieren o qué buscan. Pero que son malos, al fin y al cabo.

Como digo, un mundo bastante loco y desquiciado pero al que se le coge mucho cariño conforme pasan las horas. Y es que al final os sentiréis identificados con algunos de los personajes. De eso estoy seguro.

Combates por turnos con cartas

Como en casi todo juego de rol, el sistema de batalla es algo tan importante como la historia. Es lo que nos podrá mantener enganchados y hará que subir de nivel sea un suplicio o una bendición. Y en este caso, han apostado por mezclar dos universos que ya se conocen: las cartas y los turnos.

No es la primera vez que vemos esto. Hemos tenido juegos que usan dados, cartas, ruletas o demás elementos que van mejorando los atributos de los personajes y sus habilidades. Y en esta ocasión, lo que hace que mejoremos son las cartas que encontraremos y que fabricaremos a lo largo de nuestro camino.

SteamWorld Quest

Cada personaje que se encuentre en batalla podrá usar un total de ocho cartas. Esto, cuando tengamos el equipo al completo, nos dejará 24 cartas para elegir y eso son 24 habilidades que podremos configurar a nuestro gusto.

Nos encontraremos con tres tipos de cartas. Las de acciones básicas, que nos irán dando PV (puntos de vapor), las de mejora, que aumentarán nuestras características, y las especiales, que usarán los PV para desatar poderosos efectos.

También, y dependiendo de cómo juguemos las cartas, podremos hacer combos que tendrá, más que efectos de daño, efectos secundarios que nos ayudarán a soportar los combates con los jefes que, si me lo permitís, son bastante chunguetes.

El azar es un elemento más, pero para nada el más importante

Todo juego de cartas tiene un componente de azar importante. Pero en el caso de 'SteamWorld Quest' la cosa no es así.

Como os he dicho, tendremos ocho cartas por personaje, lo cual limita mucho las habilidades que podremos elegir de cada uno. Hay que mantener un equilibrio entre las que dan PV y las que los gastan, sino nos vamos a encontrar muy pero que muy jodidos.

Pero no es lo único en lo que influye. No es lo mismo tener una baraja de 24 cartas que una de 50 o 60. Las posibilidades de que salga la carta que necesitamos es mucho mayor en la primera situación. Y si además le sumamos movimientos como el descarte y robo, podremos encontrarnos con que sí, el azar tiene su cosa en el juego pero no es para nada determinante.

Lo que realmente decidirá el desenlace de un combate, sobre todo los que tienen lugar contra los jefes, es el tipo de carta que usemos, las armas que le demos a los personajes y el equipo que empleemos para luchar contra él.

SteamWorld Quest

No todo es atacar en el juego ya que nos va a hacer falta (y mucho) perfeccionar la defensa y eliminar los estados alterados. El juego puede plantearnos serios retos (sobre todo en la dificultad leyenda) si no lo planificamos bien.

Y hay otra cosa más. Como en todo juego de rol, se puede subir de nivel. Pero los escenarios están hechos de forma que, llegados a un punto, no podremos subir de nivel con tanta alegría. Pasaremos de ganar cientos de puntos de experiencia a ganar solo cinco o seis. Y sí, puedes subir de nivel así. Pero será un verdadero suplicio.

Así que serámejor que aprendas a hacer estrategia porque la de subir de nivel para machacarlos a todos sin pensar en qué carta usas no te va a valer.

Conclusiones del análisis de 'SteamWorld Quest: Hand of Gilgamech'

El juego de rol de Image & Form Games es muy bueno. Realmente consigue enganchar y hacernos conectar con los personajes y el mundo en el que se ambientan. No es un juego donde la exploración sea demasiado imporante, pero sí que tiene su papel.

Además, los escenarios, los personajes y las cartas tienen unos detalles y un acabado muy original y que recuerdan, y mucho, a los otros juegos de la saga. Aunque no tengan nada que ver con el rol.

La música también está bien, pero no es un elemento que destaque en absoluto. Acompaña y no desentona. Y viendo algunos juegos, esto es todo un logro.

Así que sí. El juego es recomendadísimo para todos. Sobre todo para los amantes del rol. No es un juego de cartas, pero sí que las usa para darle ese regustillo original al asunto. Por ello y por mucho más que descubriréis cuando juguéis al título, yo me quito el sombrero y espero con ansias qué tipo de juego será el próximo que nos ofrezcan estos individuos.

8,4

Lo mejor:

- las batallas son geniales

- el apartado artístico es muy característico

- los personajes son muy personalizables

Lo peor:

- es cortito

- la música no destaca

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.