avatar

Última hora Sanidad propone que se prohíba fumar en la calle y se cierren las discotecas en toda España
Análisis de 'Snack World: De mazmorra en mazmorra edición oro', una locura divertida
A MAZMORREAR

Análisis de 'Snack World: De mazmorra en mazmorra edición oro', una locura divertida

Por Manu Mora
SWITCH
Categoría: Analisis
21 de Febrero 2020 | 14:00

Cuando Level-5 se atreve con algo, lo hace para traer un producto más que interesante. Y esta vez, con 'Snack World: De mazmorra en mazmorra Edición Oro' vuelve a traer un juego con mucha personalidad y bastante redondo.

Podríamos calificarlo como algo parecido a un juego de caza y recolección como podría ser un 'Monster Hunter', con toques de coleccionismo como es 'Pokémon' o 'Temtem' y con el sentido del humor y la locura más hilarante y bestia de la compañía.

Todos esos elementos acaban dejándonos un juego que, aunque a primera vista parece simplón, en realidad no lo es. Muchas de sus características se disfrutan más en el modo cooperativo pero por desgracia, este está algo capado.

Así que vamos a ver los pros y los contras de este título que nos llega y cómo podréis jugarlo para disfrutarlo al máximo.

Literalmente, de mazmorra en mazmorra

Level-5 ha hecho muchos tipos de juego. Nos trajo 'Yo-kai Watch' como respuesta a 'Pokémon'. Nos dejó también 'Inazuma Eleven' para meternos más en la locura deportiva. Tocó los RPG con 'Fantasy Life' y ahora busca adentrarse en un género que mezcla un poco de todo lo que nos han traído hasta la fecha.

Con 'Snack World: de mazmorra en mazmorra Edición Oro' el objetivo es fortalecer a nuestro personaje para conseguir acceder cada vez a misiones más peligrosas y (literalmente las definen así) chungas. Esto lo lograremos completando misiones que conseguiremos en nuestra ciudad base de manos del rey (o su insoportable Princesa Melonia) o de los habitantes que circulan por allí.

Snack World

Conforme vayamos adentrándonos en las distintas zonas que componen el continente, iremos encontrando mazmorras por doquier y, para más inri, cuando las volvamos a visitar no serán iguales, ya que se generan de forma aleatoria.

La progresión de la historia nos irá aumentando el rango de misiones a las que podemos acceder y desbloqueará nuevas zonas a las que ir. Y si nos ceñimos únicamente a ella (algo bastante imposible por los saltos de nivel que hay entre una y otra), la verdad es que posiblemente terminemos el juego bastante rápido (menos de 30 horas).

Sin embargo lo interesante del juego está en acceder a enemigos secundarios, escondidos y ocultos que nos pondrán contra las cuerdas por mucho nivel que llevemos. En eso y en coleccionar a todos los snacks y las jaras que hay de por medio, que no son pocas.

Así que realmente estamos ante un título que explota la vena coleccionista por un lado, la de RPG de acción por otro y la de caza de enemigos y exploración por otros. Un todo en uno muy divertido, si sabes lo que hacer, claro está.

A coleccionar se ha dicho

El progreso de nuestro personaje se hace de varias formas. Por un lado podremos subir de nivel, como no podía ser de otra forma, pero también es interesante (y mucho) mejorar nuestro equipo.

Hay varias formas. Podremos encontrar nuevas jaras, mejorarlas o fabricarlas. Las jaras son las armas y escudos que nos iremos encontrando en la aventura. Cada una de ellas tiene una forma de manejarse, una cadenza y unas fortalezas. De hecho, dos espadas pueden tener distintos enemigos "preferidos" o némesis, como se les llama en esta ocasión.

Kaken 2

Así pues, se hace muy importante elegir el arma en función a la misión a la que vamos a ir ya que el daño que le hace a un monstruo que no es su "némesis" de uno que sí que lo es, realmente cambia, y mucho.

Lo mismo pasa con los snacks. Estos vendrían a ser los "pokémon" de este juego. Todo monstruo al que nos enfrentemos es un snack, y para conseguirlos tendremos que familiarizarnos con ellos. Esto lo lograremos a base de mamporros: cuantos más derrotemos, más familiarizados con ellos estaremos. Lógico, ¿no?

Una vez tengamos suficiente familiaridad con un enemigo, podremos snackearlo, o lo que es lo mismo, hacerle fotos. Entonces podremos equipárnoslo, bien como acompañante o bien como posible invocación. Nuevamente, cada uno tiene sus némesis y sus beneficios, así que igual nos interesa tener más apoyo que ataque o más defensa que ... lo que sea que dan los adrogenios, que aún no lo he logrado averiguar.

El resto de elementos a coleccionar son, cómo no, localizaciones, entradas de enemigos y aliados, tarjetas de amigos, etc, etc, etc. Pero, como os digo, lo principal son los snacks y las jaras. Y no hay pocos en el juego.

Jugando con amigos

La jugabilidad de 'Snack World' se basa en ir explorando mazmorras y derrotando enemigos. Pero hay dos vertientes. La primera de ellas es la de jugar uno solito, con un acompañante y uno, dos o tres snacks, depende del nivel de CM que tengamos.

Esta es la que podremos hacer para pasarnos la historia y las misiones "importantes". Sin embargo, hay otra que es, a mi parecer, la más divertida y la que puede alargar el juego hasta el infinito: el multijugador.

Podremos ir hasta con cuatro amigos (o desconocidos) a cumplir misiones. Y eso significa competir por ellos en derrotar monstruos, hacer más daño o no morir en el intento porque todo, y cuando digo todo es todo, puntúa al final de la misión.

Las restricciones son simples: nosotros elegimos la misión que queremos hacer y con quiénes las queremos hacer. Una vez dentro, todo es igual que en las misiones individuales pero con tres locos más por ahí dándolo todo.

Multi

Aquí es donde nos vamos a encontrar los verdaderos retos, enemigos y, sobre todo, una forma de intentar conseguir todos los premios que nos puede dar una misión. Pero tiene un gran "contra": solo se pueden hacer así las misiones secundarias, no las de historia.

Evidentemente, esto tiene un porqué y es bastante simple: podemos meternos en cualquier misión y cumplirla sin mover un dedo. Si dentro de ella nos metemos con gente que nos triplican el nivel, será fácil derrotar al enemigo final. Para evitar eso, el avance en historia se limita al modo de un solo jugador. Pero realmente podrían haber hecho otro tipo de restricción, como vincular el nivel o reducirlo en el caso de querer hacerlo con más gente.

Otro problema que tiene es la interfaz. Realmente es complicado entender bien el acceso al multijugador del título ya que no tenemos chat (tenemos frases que soltar) y hay pocos mecanismos de comunicación. Realmente es mucho más divertido en local que en un online entre desconocidos.

Tampoco se indica bien los requisitos de las misiones de los grupos en los que nos metemos, ni el buscador es que sea la leche, la verdad. Y, sinceramente, para ser un juego bastante orientado al multijugador, que descuiden este aspecto es un poco extraño.

Localización... y mucho más

Como suele ser habitual en juegos de Nintendo y de Level-5, uno de los principales puntos a favor del título es que está traducido y doblado al castellano. Pero el trabajo que hay detrás, el mimo y el humor que usan con él es algo que es digno de alabar una y mil veces.

Los personajes cuentan con una serie de frases que nos irán soltando por el camino. Y los monstruos también. Así que es divertido ir por el mundo derrotando "Tomas y Dacas" y viendo cómo se echan la culpa los unos a los otros.

Sí que es cierto que a veces lo que hablan y lo que dicen no se corresponde, y eso choca. Por ejemplo, a veces nuestro protagonista dice algo como "¡Venga ya!" y sin embargo está representando algo que no tiene nada que ver. No es que te saque del juego, pero suena raro.

Los enemigos sí que son más repetitivos y como te toque derrotar a veinte enemigos del mismo tipo puede que acabes hasta las narices de escuchar cosas como "Este esqueleto no se queda quieto" o "ha sido una mala tirada". Pero he de admitir que al final les coges cariño.

En cuanto a la localización, porque esto no es una mera traducción, hay que admitir que es brillante. Los chistes se han trasladado a la perfección y nos hemos encontrado con cosas tan originales como los Androgenios que, a pesar de estar censurados en nuestro país (aquí no visten de sadomasoquistas), le ponen un toque picante y muy pero que muy divertido al juego.

También es cierto que hay momentos un poco gores que igual a algunos les pasan desapercibidos. Por ejemplo, hay una misión en la que tenemos que buscar madera. Pues bien unos árboles (o ents) nos las destrozan, y para compensar ellos nos dan su madera. La cosa es que la conversación que tienes con el carpintero que toma su madera da a entender que... bueno, básicamente los ha matado y los ha usado para hacerse una casa. Algo bastante perturbador porque los arbolicos eran majos...

Un público claro

'Snack World' no es solamente un juego, es una franquicia de Level-5 que la compañía ha explotado en Japón a base de bien. Anime, merchandising, juegos, manga... hay de todo. De hecho, allí las jaras, que se equipan como llaveros, se compran físicamente y, a través de NFC, se pueden pasar al juego. Sí, algo muy peligroso para según qué manos.

El principal problema que podemos encontrar con este juego es que, quizás, está orientado a un público bastante joven o más casual. Un jugador novato puede completar el título sin demasiados problemas, y como el cambio de arma puede hacerse de forma automática según el enemigo que tengamos y la configuración elegida, puede incluso ser demasiado fácil a veces.

Sin embargo, que no te engañen las apariencias. Como digo, hay varios elementos que son muy difíciles de conseguir y misiones complicadas de desbloquear. Además, jugar con amigos significa darlo todo en el cooperativo porque puede haber actuaciones individuales que hagan que la misión acabe en fracaso.

Tachar este juego de algo simple y repetitivo es también un fallo bastante gordo que podemos achacar, sobre todo, a su inexistente tutorial. Pero esto tiene su explicación en lo que hemos comentado antes.

El juego, como muchos otros ('Pokémon' entre ellos), está hecho para que todos lo puedan jugar. Por eso los controles son sencillos. El tutorial que nos dan es bastante simple y con pocos detalles pero mucho ojo, porque en la ayuda nos encontraremos un montón de pequeños tutoriales que nos ayudarán a explotar al máximo el juego.

Kaken

De esta forma, si no accedemos a esos apartados nos vamos a quedar bastante perdidos con las jaras y los snacks. O sobre todo, con el multijugador. Así que no te creas que todo es darle a un botón y listo. Y si te dicen eso, te están mintiendo.

Conclusiones

'Snack World' el un juego enfocado claramente a un público infantil, pero si eres amante de los títulos de Level-5 no te va a defraudar. Es ágil, rápido, muy divertido y todos, absolutamente todos, están como una regadera.

El sistema de snacks es mucho más sencillo que el de los Yo-Kai y el sistema de combate es más elaborado que el de 'Fantasy Life'. Por desgracia, el crafteo se reduce a mejorar y fabricar nuevas armas y no tiene tanto de recolección como el título de fantasia.

El multijugador le va a dar muchas horas de vida, pero es con amigos con quien más lo vas a disfrutar.

Ahora, sabiendo todo esto, ¿te lo vas a pillar o no? Si te gusta el rol y las locuras, dale una oportunidad, porque merece realmente la pena.

8,1

Lo mejor:

- Humor a raudales.

- Mucho que coleccionar.

- Sistema simple pero profundo.

- Gráficamente muy peculiar.

- Doblaje SU-BLI-ME.

Lo peor:

- El multijugador está limitado.

- La interfaz y los tutoriales son algo liosos.

- Más misiones secundarias, por dioh.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.