avatar

Análisis de 'RingFit Adventure', hacer ejercicio con Nintendo nunca fue tan duro
A SUDAR

Análisis de 'RingFit Adventure', hacer ejercicio con Nintendo nunca fue tan duro

Por Manu Mora
SWITCH
Categoría: Analisis
19 de Noviembre 2019 | 12:00

Nintendo ha vuelto a usar la imaginación (y un poco de locura) para presentarnos una nueva forma de jugar. Si ya lo hizo con 'WiiFit', ahora le ha tocado el turno a dar un paso adelante y llevar ese estilo un poco más allá.

'RingFit Adventure' es un juego que nos va a ayudar a ponernos en forma, a coger ritmo y a divertirnos. Todo dependerá de la situación en la que lo juguemos y con quien lo juguemos.

Pero tened en cuenta una cosa. Si queréis darle duro, vais a sudar. Si queréis pasarlo bien, os vais a reír. Y si queréis ir cogiendo ritmo poco a poco, lo vais a conseguir. El tope, en este caso, lo pones tú.

A moverse, que hay que jugar

La premisa de 'RingFit Adventure' es simple: hay que hacer ejercicio. Y a veces es complicado cuando lo tenemos que hacer solos, sin gimnasio o con pocas indicaciones. El título de Nintendo intenta solucionar todo eso de una sola tacada, y la verdad es que consigue hacerlo.

Podremos jugar de diferentes formas, ya sea para pasarnos la historia que nos plantean, para darle caña a esas partes en las que queremos centrarnos o incluso divertirnos con minijuegos bastante originales que podemos jugar con más amigos (o enemigos, depende del nivel de dificultad que le pongas).

Todos estos modos estarán guiados por nuestro pequeño amigo Ring que nos explicará lo que tenemos que ir haciendo, desde cómo ponernos los accesorios hasta cómo hacer los distintos ejercicios que nos propone. ¡Ah! Y por supuesto será nuestro animador personal, que no os quepa la menor duda de ello.

Esta guía no solamente se reduce a decirnos un par de cosas. Nuestro asistente estará con nosotros todo el tiempo y nos irá diciendo si tenemos que apretar más o forzarnos menos durante el ejercicio. También nos hará recomendaciones, nos dará pequeños consejos y, cuando llegue el momento, nos propondrá parar, beber agua, seguir o tomarnos las pulsaciones.

Por supuesto un buen asistente no lo sería si nos dejase empezar a jugar así por las buenas, así que sí. Tendremos calentamiento, estiramientos y todos los elementos necesarios para que una sesión de ejercicios sea completa, segura y productiva.

Unos "aparatos" muy curiosos

Lo que más llama la atención de este juego no es el juego en sí. Como ya os habréis imaginado, hablamos del 'Ring-con' y la banda para la pierna.

Se trata de dos accesorios bastante simples que nos van a ayudar a controlar todo lo que hacemos con el cuerpo, tanto en cantidad como en calidad. Así pues, en cuanto conectemos los joy-con y los pongamos en su sitio, podremos manejar todos los menús con ellos.

Es realmente curioso cómo una cosa tan aparentemente sencilla es capaz de controlar tantos movimientos a la vez. Esto es, en parte, gracias a la precisión que tienen los joy-con de por sí. Giroscopios, sensores de movimientos, infrarrojos y demás elementos hacen que el Ring-con solo tenga que añadir un par de elementos para que la cosa sea realmente completa.

Ring-con

Así, el anillo que llevemos en las manos será capaz de medir la fuerza con la que lo apretamos o lo extendemos, la posición en la que lo tenemos, la inclinación, la separación del cuerpo o la velocidad a la que lo movemos.

El joy-con que tenemos en la pierna lo que hará será controlar la posición del tren inferior. Es decir, cómo inclinamos la pierna, hasta dónde, cómo nos agachamos o qué ángulo hemos puesto con ellas.

El conjunto es algo que nos controla casi todo lo que hacemos. Por ejemplo, hacer una sentadilla bien dependerá de cuánto bajamos el culo (lo mide el joy-con de la pierna) y lo recta que mantengamos la espalda al bajar (lo mide el Ring-con), entre otras cosas.

Siempre tendremos al asistente delante para ver cómo lo tenemos que hacer, pero en caso de que algo salga mal, ahi tendremos a nuestro anillo para gritarnos y decirnos que tenemos que mejorar.

Además, las puntuaciones en los ejercicios o el daño que le hagamos a los enemigos dependerá de lo bien o mal que lo hayamos hecho. Hay que aplicarse.

Modos de juegos muy interesantes

'RingFit Adventure' tiene tres modos de juego. El primero es el modo aventura, el más largo y el único que tiene historia. Luego tendremos los minijuegos y por último el entrenamiento libre.

En cuanto al primero hay que decir que es bastante original. El objetivo es derrotar al musculado Draco antes de que se haga tan fuerte y atlético que pueda destruir el mundo y llenarlo de oscuridad.

He de admitir que cuando empecé a jugarlo me recordó, y mucho, a 'Miitopia'. De hecho, es una lástima que los personajes no fuesen Miis. Habría sido algo realmente divertido y llamativo.

Conforme avancemos por los diferentes mundos, tendremos que ir superando fases que nos propondrán retos. Siempre las recorreremos corriendo, pero a veces tendremos que apretar más (cintas transportadoras que nos hacen retroceder), o saltar y andar con las piernas muy altas (pantanos, zonas pegajosas, escaleras...) y muchos otros trucos que se sacan de la manga.

Modos de juego

Esto nos mantiene activos durante todo el ejercicio hasta que llegamos a un enemigo. A ellos nos enfrentaremos con series de ejercicios. Y ojo, que cuando seleccionas "sentadillas" no les atacarás con una sentadilla, sino con una serie completa: 20 sentadillas como mínimo.

Conforme avancemos iremos aprendiendo nuevos movimientos y les daremos más para el pelo. Pero ya os advierto que cuando acabáis una fase (suelen durar de 4 a 15 minutos) posiblemente lo último que queréis es ser amigos del anillo y de la madre que parió al que diseñó el juego.

No es un modo muy complejo, pero sí te entretiene mientras avanzas y te ayuda a personalizar el personaje con aspectos y elementos que podrás ir comprando. Además, le da un toque RPG al juego que, si te gusta, es muy interesante.

El resto de modos es para hacer ejercicio a tu bola. Puedes elegir hacer ejercicios concretos, y podrás elegir las series que quieras hacer con total libertad, o perdirle al juego que te haga una sesión con diferentes ejercicios de un tipo de músculo (espalda, brazos, piernas, abdominales, pecho...).

La intensidad la elegiremos nosotros y la duración también. Así que en este sentido podemos crearnos nuestras propias rutinas. Y si queremos, hasta podemos decirle a la Nintendo Switch que nos avise de la hora a la que hemos programado el ejercicio. Aunque esté suspendida.

El modo minijuegos es para entretenterse o divertirse con amigos. Son todos los juegos que encontraremos por el modo aventura, pero en un solo sitio y dispuestos para que nos retemos los unos a los otros.

Escenarios

Lo mejor de todo es que estos dos modos están completamente desbloqueados desde el principio. No hay que avanzar en el modo aventura para poder jugar con ellos. Así que si no quieres jugar al RPG que nos propone Nintendo, no hace falta. Pasa por la zona de entrenamiento y a disfrutar.

Conclusiones

La pregunta que os estaréis haciendo es, seguramente, si merece la pena 'RingFit Adventure'. Pues sinceramente, sí. Merece la pena. Es un gran complemento para una rutina de ejercicios perfecta. Nos ayuda a controlarnos un poco en casa y a ser activos todos los días, aunque no salgamos a correr, a hacer bici, a nadar o al gimnasio. Es sencillo, rápido y eficaz y lo más importante, es para todos.

Ahora, si lo que buscas es jugar a un juego tranquilo y sin moverte demasiado, ni te lo plantees. Píllate otro porque este no es tu juego. Este título es para moverse, para sudar (porque vas a sudar) y para acabar con agujetas si es lo que quieres.

8,9

Lo mejor:

- Muchos ejercicios.

- Posibilidad de hacer el estilo a intensidad que quieras.

- Tres modos muy ingeniosos.

Lo peor:

- Pocas opciones de personalizar el avatar.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.