avatar

Análisis de 'Out of the Box' para PC; "Carnets, please"
2
PORTERO DE DISCOTECA

Análisis de 'Out of the Box' para PC; "Carnets, please"

PC
Categoría: Analisis
27 de Julio 2018 | 13:00

'Out of the Box' es decepcionante durante sus primeros cinco minutos. Cuando uno se enfrenta a esta nueva IP pensando que detrás están los responsables de 'Randal's Monday' se empiezan a echar en falta detalles sublimes que tenía aquella aventura gráfica lanzada en 2014. El doblaje de lujo ha sido sustituido por un sonido estándar de texto apareciendo en un bocadillo estilo tebeo, la aventura gráfica compleja ha sido sustituida por un juego conversacional y de microgestión donde somos el portero de una discoteca y así durante unos minutos más. Luego despiertas, te das cuenta de que estás ante una reinterpretación muy solvente de 'Papers, Please' y entiendes que la mecánica principal del juego no es dejar pasar o negar el acceso a una discoteca.

Momentos para recordar bajo una sencillez superficial

Ahora que he pasado horas y horas yendo y viniendo a trabajar a The Box entiendo que Juanan y Toni Pascual cambiaron algo más que el nombre de su estudio cuando dejaron de ser parte de Nexus Game Studios y fundaron Nuclear Tales. A pesar de que 'Randal's Monday' tenía algunos detalles dorados cuando se miraba por encima, era una aventura gráfica que palidecía ante la mirada de los más veteranos del género lastrado por una tonelada de referencias a la cultura pop que dejaban ver una falta de personalidad propia y una falsa complejidad llena de pequeños trucos. En esta ocasión estamos ante una propuesta mucho más sencilla y a la vez narrativamente mucho más rica.

Out the Box

Lo último que esperaba cuando empecé a jugar a 'Out of the Box' era encontrarme con decisiones morales realmente memorables. Pero la realidad es que las tiene. La laboriosa tarea de comprobar la veracidad de documentos de identidad, explorar entradas de conciertos buscando falsificaciones o clasificar una cola de personas entre aptos y no aptos para entrar al garito de moda recae en las espaldas de Warren Baker, un antiguo sicario que ejecutó a no pocos inocentes y criminales de bandas rivales a las órdenes de un peligroso jefe de la mafia. Ahora reinsertado y buscando una vida pacífica tras cumplir una larga condena en prisión, Warren busca un trabajo legal con el que sobrevivir para ver crecer a su hija. Dado que Baker obtiene este trabajo gracias a su antiguo jefe, las cosas no tardan en torcerse. De este modo nos vemos metidos en situaciones realmente peliagudas en las que somos testigos de trapicheo de drogas, corrupción de menores, asesinato y otros trabajos rutinarios para este tipo de criminales de los que deberemos elegir si tomar parte o no.

Si el sobrino de tu jefe te pide que dejes entrar a una menor de edad en la discoteca para que el pueda llevársela a su oficina y violarla ¿lo harás aún a costa de sacrificar una tapadera que has desarrollado para intentar meter a toda la organización entre rejas? ¿Venderás a un inocente a tus jefes para salvaguardar tu integridad y la de las personas a las que amas? Estas son algunas de las muchas situaciones moralmente complejas en las que el juego te pone mientras intercala jornadas de trabajo normal con toques de humor y algunos cameos que incluyen a los protagonistas del anterior juego de este equipo, Donal Trump e incluso, sí, Sasel.

Out of the Box

Pero las decisiones importantes en 'Out of the Box' no se limitan a hacernos pensar en las implicaciones morales que podrían tener, también pueden determinar el final de la partida, la muerte de un personaje importante e incluso la de Warren. Quizás te parezca buena idea acusar a un sicario latino de asesinar a su propio hermano aunque sea inocente si así te lo quietas de en medio porque maldita la falta que hace que esté en libertad. Y quizás esa decisión te explote en la cara unas cuantas jornadas de trabajo más tarde y acabe con tus huesos en una tumba olvidada. Las muchas ramificaciones del juego auguran una rejugabilidad muy amplia que viene facilitada por la posibilidad de elegir en qué jornada queremos retomar una partida siempre que la hayamos alcanzado. De este modo cada día de trabajo no se convierte en una rutina de gestión y habilidad visual sin más, también son pequeños puzles a resolver determinando que decisiones tomar para ver un nuevo día o para alcanzar el final que deseamos para Warren y sus seres queridos.

Hay humor y tensión que ayudan, junto a un guión competente, llevar mejor la tarea mecánica principal del juego, ser un puerta. Una jornada normal viene acompañada de unas normas generales que impiden la entrada a mendigos, menores de 21 y personas con bolsos o maletines. Al margen hay jornadas especiales con conciertos para determinados gustos musicales que pueden excluir a personas con gustos distintos para evitar trifulcas, jornadas en las que nuestros jefes tendrán asuntos extraoficiales que tratar y que permiten la entrada con maletines y así sucesivamente con una serie de variables lo suficientemente amplia como para no aburrirnos en las 32 jornadas que componen la historia del juego.

Out of the Box

La forma de proceder a la hora de comprobar documentaciones, hacer la vista gorda o completar eventos varios es idéntica a la principal inspiración de esta nueva licencia, el brillante 'Papers', Please' de Lucas Pope. Todo funciona de una forma similar al juego del estadounidense pero con un nivel de complejidad mucho menos exigente. Nunca llega a haber tantas variables en juego como para hacernos muy difícil el cumplimiento de nuestro trabajo. En mi partida principal nunca me ha faltado dinero para pagar la manutención de la hija de Warren, su sustento y sus medicinas. Es por esto que puede faltar un punto de dificultad para los mas exigentes. Esto es algo que personalmente agradezco porque me interesa más la historia que la parte de simulador de gorila.

Un estilo propio

En lo demás la obra mantiene toda la personalidad de los Pascual con un estilo visual animado muy similar a lo visto en su anterior trabajo. Si bien es cierto que entre la clientela se repiten modelos de forma continua, es comprensible debido a la carga de trabajo que puede llevar ilustrar a personajes diferentes para cada una de las 32 jornadas, en las cuales acuden decenas de clientes en fila. Se agradece la inclusión de personajes invitados en forma de guiños que mantienen su número a la cantidad justa para no convertirlo en un desfile de referencias. Además hay un detalle que personalmente agradezco y es la inclusión de una buena cantidad de cuerpos no normativos. Hay una importante variedad de físicos entre la clientela y se trata del asunto con la normalidad que ojalá viéramos en muchos otros videojuegos que se podrían permitir lo mismo sin ningún problema, pues ¿a cuántas personas gordas recordáis haber visto por las calles de cualquier Assassin's Creed? por ejemplo.

Conclusión

En resumen considero que 'Out of the Box' ha sido una de las grandes sorpresas de 2018 y en especial gracias a su lanzamiento por sorpresa hace unos días. Ofrece una continuidad a la personalidad de Nuclear Tales y al mismo tiempo se trata de un videojuego que puede funcionar con facilidad fuera de nuestras fronteras. Es gracioso, es dramático, es ligero y es barato. Pero por encima de todo es recomendable para quienes buscan una historia personalizable e interesante sin llegar a ser nada demasiado sesudo o trascendental.

Y como detalle final: el juego tiene los mejores créditos que yo recuerdo.

7,5

Lo mejor:

- Mantiene el estilo único de sus creadores

- Decisiones relevantes a lo largo de la historia

- Humor y drama a partes iguales

Lo peor:

- Poco atractivo en sus primeros minutos

- Dificultad insuficiente

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.