avatar

Análisis de 'Hatsune Miku Project DIVA Mega Mix' para Nintendo Switch, luces y ritmo
CON DOS MANOS

Análisis de 'Hatsune Miku Project DIVA Mega Mix' para Nintendo Switch, luces y ritmo

Por Manu Mora
SWITCH
Categoría: Analisis
28 de Mayo 2020 | 12:00

Hablar de juegos musicales o de ritmo no solamente es hablar de 'Just Dance' o similares. La saga de juegos que nos llega desde Japón con la diva virtual Hatsune Miku son, posiblemente, de lo mejor que hay en el género para poner a prueba nuestra habilidad con las manos y nuestra coordinación. Por no mencionar del que más surtido en cuanto a pistas tiene.

Este año nos llega a Occidente 'Hatsune Miku Project DIVA Mega Mix' en exclusiva para Nintendo Switch con un total de 101 canciones que lo convierten en un gran recopilatorio. Además, aprovecha el décimo aniversario de la cantante para promocionarse junto a la gira mundial que se está produciendo en estos momentos.

El juego llega con novedades jugables, un modo extra (aunque anecdótico) y muchos complementos para contentar a los mayores fans de los vocaloids. Sin embargo (no todo puede ser bonito), también peca en varios aspectos, como la falta de canciones que sí que están en otros recopilatorios. Hablamos de ello a fondo en el análisis.

Canciones para no parar

'Hatsune Miku Project DIVA Mega Mix' es un juego musical, y como tal trae canciones para aburrir. El amplio repertorio que tienen los distintos vocaloids que integran el plantel permite que el título llegue con muchísimas pistas que nos pondrán a prueba. En total, el juego base trae más de 100 canciones. Diez de ellas son completamente nuevas y el resto ya ha aparecido en alguna otra entrega de la saga.

Así pues, vamos a poder encontrar Senbonzakura (de las favoritas de este redactor y una de las más famosas de la vocaloid), Tell your World o Dreamin Chu Chu, entre otros. Sin embargo, increiblemente, hay varias que llegan en formato DLC. En concreto seis packs con seis canciones cada uno que están disponibles desde el día que salió el juego.

Este movimiento por parte de los desarrolladores es algo que sienta bastante mal, sobre todo porque pese a que no se trata de una adaptación o port del juego de PlayStation 4, sí que es cierto que toma mucho de él. Y aún así, tiene bastantes menos canciones. De hecho, el título para la consola de Sony recibirá como DLC las canciones exclusivas de este 'Hatsune Miku Project DIVA Mega Mix'.

Hatsune Miku

A pesar de todo esto que os comentamos, el surtido de canciones es lo suficientemente amplio como para que no tengamos que repetir (si no queremos) en mucho tiempo. Eso sí, para completar el juego tendremos que superar las más de 100 canciones en los distintos niveles de dificultad. Y ya os voy avisando que este ha subido con respecto a los anteriores títulos.

Nuevos modos de juego

'Hatsune Miku Project DIVA Mega Mix' nos permite jugar de varias formas distintas al juego de ritmo, que es el principal. El sistema será más o menos siempre el mismo y es que tendremos que pulsar los botones en el momento preciso y siguiendo unas pautas determinadas. Pero como del dicho al hecho hay un trecho, realmente no es todo tan sencillo.

Los distintos niveles de dificultad nos irán poniendo a prueba poco a poco hasta que le pillemos el truco. O hasta que tiremos la consola por la ventana, lo que llegue primero. Así, los niveles fácil y normal se encargarán de "enseñarnos" dónde están los botones y cómo se hacen los combos más básicos. En el nivel difícil empezaremos a usar las dos manos de forma obligatoria ya que las pruebas de pulsarión harán que tengamos que dejar una de las manos pulsando uno, dos o hasta tres botones durante un determinado tiempo.

Y si ya nos atrevemos con los niveles extremos (hay dos) los retos consistirán en pulsar varias combinaciones de botones de forma muy rápida y con una precisión milimétrica.

Hatsune Miku

Todo esto lo podremos jugar de una forma bastante personalizada ya que el juego nos permite cambiar los iconos que veremos por pantalla a la hora de jugar. Podemos usar los botones estándares de Nintendo Switch (A,B,X e Y), pero también podremos elegir que nos lo indiquen con flechas (muy útil para los inútiles como un servidor) que indicarán la dirección a pulsar. Incluso podremos usar los botones de la consola de Sony (triángulo, círculo, cuadrado y equis).

También podremos optar por usar la pantalla táctil de la consola (solo en modo portátil), aunque este modo está bastante escondido y no entiendo exactamente el porqué se ha hecho esto así. Este modo consiste en dejarnos usar la consola como un panel de la máquina arcade, con cuatro enormes botones que tendremos que ir pulsando.

La dificultad del juego está en que podremos usar tanto los botones de la derecha como el pad direccional para seguir el ritmo de la canción. Y, como os he dicho, llegará un momento en el que nos obligarán a usar las dos manos a la vez ya que hay pulsaciones que se deben mantener con una mano mientras que continuamos pulsando con la otra. Y no, no os libraréis porque tendréis que usar indistintamente izquierda y derecha.

Por último, hay un nuevo modo que se han sacado de la manga y que viene a ser una suerte de 'Just Dance' descafeinado. En este modo tendremos que jugar las mismas canciones que en el modo normal pero con los joy-con desacoplados. Tendremos que hacer los movimientos que nos piden y pulsar los botones en el momento correcto. Pero no os esperéis un gran surtido. Realmente los retos que nos proponen son simples y, para colmo, no es que funcione demasiado bien. Además, solo hay tres niveles de dificultad en este modo.

Es decir, este modo está bien como añadido, pero el que realmente importa es el otro.

Personalización y juego con los vocaloids

Como en todo juego de 'Hatsune Miku', la chica peli-turquesa no será la única en entrar en escena. Junto a ella están, como siempre, los gemelos Kagamine Rin y Len, Megurine Lukka, Meiko y Kaito. Todos ellos serán seleccionables en cualquiera de las canciones, de forma que podremos optar por escucharlas o jugarlas con el vocaloid que la canta de forma original o bien pedir que la cante otro cualquiera.

También podremos acceder a una zona de personalización donde, con dinero del juego que ganaremos superando el modo arcade, elegiremos el vestuario de nuestros vocaloids e incluso podremos diseñar sus camisetas. Eso sí, tampoco os creáis que es muy elaborado el diseñador porque no. Pero cumple su función.

Se pueden elegir ropas, accesorios, peinados complementos e incluso modelos completos inspirados en SEGA, conciertos de Hatsune Miku o cosas bastante aleatorias y típicas de los gustos japoneses.

En este sentido, la personalización e interacción con los vocaloids queda en un segundo o tercer plano. En anteriores entregas vimos cómo teníamos que hacernos amigos de ellos, decorar sus habitaciones o incluso animarles como a un tamagotchi que se preste. Para este 'Hatsune Miku Project DIVA Mega Mix' la cosa se ha reducido a la personalización visual y punto.

Hatsune Miku

Eso sí, podremos elegir cómo queremos ver los videoclips con hasta el más mínimo detalle. Personajes, vestimentas, peinados, configuraciones... Si eres de los que disfruta haciendo sus propias combinaciones, aprovéchate porque también hay un modo reproducción que nos permitirá poner una playlist en la consola y dejar que se vayan reproduciendo a nuestro gusto. Eso sí, solo el videoclip, nada de pulsaciones ni ensayos de cara al modo arcade.

Técnicamente justo

Hay que admitir que en este tipo de juegos, el apartado técnico se tiene que centrar, casi exclusivamente, en la banda sonora. Si un juego musical falla en ella algo muy mal han hecho los desarrolladores.

En este sentido, 'Hatsune Miku Project DIVA Mega Mix' cumple con todo lo que se le pide. Hay una gran cantidad de canciones y la calidad del sonido es inmejorable. Hemos visto cómo en otros juegos de Nintendo Switch, usar la consola en modo portátil implicaba que apenas se escuchaba el juego aún con el volumen al máximo. En este título eso no ocurre ya que todo se oye alto y claro aunque no usemos auriculares.

Sin embargo, sí que es cierto que es altamente recomendable usarlos si queremos disfrutar de todo lo que nos ofrece el juego. Con ellos, incluso jugándolo en modo sobremesa, veremos que las canciones se han sincronizado mucho mejor que en otras ocasiones, con los sonidos que hacemos en las pulsaciones.

También se han rediseñado los videoclips para darle un aspecto más cartoon, tal y como se está desarrollando ahora mismo el "mundillo Hatsune Miku". Por lo tanto, y aunque algunos de ellos los conozcamos de otras entregas, que sepáis que son completamente nuevos.

Pero, como en todo análisis, llega un momento en el que hay que sacarle los colores al juego, y es en este apartado donde tenemos que hacerlo. La resolución del juego en modo portátil es bastante deficiente. Sï que es cierto que mientras que estamos pulsando los botones e intentando no freír nuestras conexiones cerebro-dedos miramos poco los videoclips. Pero si nos paramos a observar, y sobre todo en los momentos calmados, los niveles de dificultad bajos o en el modo playlist, veremos que la nitidez brilla por su ausencia.

Es más, hay situaciones en las que el juego incluso pega algún tirón por caída de frames, sobre todo cuando cambiamos el vestuario o los participantes originales. Y eso que los tiempos de carga no son precisamente cortos. Podemos estar cargando una canciones cerca de 10 segundos.

Hatsune Miku

En el modo sobremesa la cosa cambia radicalmente y no hay ningún problema gráfico, ni de fps ni de resolución. Y por suerte en ambos la sincronización de las pulsaciones va perfecta. Pero no deja de ser bastante llamativo que un juego que tiene un modo táctil que hay que jugar sin estar conectado en la tele y que tiene como ventaja el poder jugarse en cualquier sitio tenga una resolución tan baja en ese modo.

Por suerte, como os digo, es un problema que salta a la vista pero no es, ni mucho menos, determinante. La mayor parte del juego lo pasaremos mirando flechas, botones o el símbolo que hayamos elegido para que aparezca por pantalla. Así que tampoco es algo frustrante.

Conclusiones

'Hatsune Miku Project DIVA Mega Mix' es posiblemente el mejor juego musical que hay ahora mismo en Nintendo Switch. En cuanto a los títulos que encontramos en la saga de los vocaloids estaría en uno de los puestos más altos, aunque por detrás del que actualmente hay en PlayStation 4.

Encontraremos varias formas de jugar y de enfrentarno a unos retos que, esta vez, han subido de intensidad. Y mira que de por sí los 'Hatsune Miku' son difíciles. Pero si queremos llegar al modo extremo vamos a tener que echarle muchas horas.

No sienta bien el tema de los DLC de inicio. En primer lugar porque sacar un juego con contenido extra desde el día uno ya es feo y en segundo porque aunque no lo es, 'Hatsune Miku Project DIVA Mega Mix' toma mucho del de PlayStation 4, no acaba de verse con buenos ojos que acabe llegando con menos canciones.

El juego es un festival de luz y sonido y, aunque no ofrece demasiados modos de juego más allá de los tradicionales, nos dará horas y horas de contenido y diversión. Sobre todo si eres fan o de la música japonesa o de los vocaloids. Y, por supuesto, si tienes ritmo y coordinación en tus dedos...

8,0

Lo mejor:

- Muchas canciones y retos.

- Personalización de los vocaloids.

- Uso táctil de Nintendo Switch o tradicional.

Lo peor:

- En inglés.

- Gráficamente por dejabo de sus antecesores.

- Pocos modos de juego.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.