avatar

Un estudio señala el Wi-Fi como una "amenaza para la salud humana"
CONEXIÓN WI-FI

Un estudio señala el Wi-Fi como una "amenaza para la salud humana"

Categoría: TECNOLOGIA
20 de Junio 2018 | 10:13

El debate en torno a sí la conexión Wi-Fi, los smartphones o incluso la línea telefónica puede acabar siendo perjudicial para los seres humanos está a la orden del día. Muchos estudios han demostrado ya que todo este tipo de conexiones son totalmente inocuas, y que no afectan de ningún modo a nuestra salud, con lo cual no debemos preocuparnos por ellas. No obstante, una nueva investigación publicada por la Universidad Estatal de Washington, por Martin L. Pall, viene a contradecir todas las investigaciones anteriores.

El título de este estudio es tajante: "El Wi-Fi es una gran amenaza para la salud humana". Partiendo de esta base, durante las páginas en las que se explica la investigación que se ha realizado se trata de demostrar que todos los estudios que afirman lo contrario carecen de evidencias científicas, y que realmente la conexión WLAN podría acabar siendo muy perjudicial para la salud de los seres humanos.

No estamos hablando de un estudio falso, o que afirme esto sin tener ningún tipo de pruebas, sino de una investigación que ha sido publicada incluso por una reputada revista científica llamada 'Environmental Research', perteneciente a la editorial Elsevier. Pese a todo, no debemos olvidar que también hay estudios que niegan esta evidencia.

Un peligro para la salud humana, según el investigador

Martin L. Pall señala en su investigación que "los diferentes estudios sobre el Wi-Fi muestran que esta conexión causa estrés oxidativo, daño en el esperma y en los testículos, efectos neuropsiquiátricos entre los que se encuentran cambios en el electroencefalograma (EEG), apoptosis, daños al ADN celular, cambios endocrinos y sobrecarga de calcio". Para demostrarlo, ha acumulado una importante cantidad de documentación sobre todas las investigaciones que se han ido realizando.

¿Podría suponer una amenaza?

L. Pall pretendía, de esta forma, revisar el estudio que Foster y Moulder realizaron sobre el Wi-Fi; este estudio consistía en una revisión de las anteriores siete grandes investigaciones hechas respecto a los efectos que el Wi-Fi podría provocar en los seres humanos. La conclusión de Foster y Moulder era que el Wi-Fi no producía ningún tipo de efecto pero, según L. Pall, lo único que podrían concluir era que "no hay evidencia estadísticamente significativa de un efecto" negativo. Es decir: "los pequeños números estudiados en cada uno de estos siete estudios vinculados al Foster y Moulder muestran que cada uno de ellos no tiene poder para llegar a ninguna conclusión sustancial".

Los estudios no tuvieron las proporciones adecuadas como para que la conclusión pudiera ser realmente eficiente, porque cada uno de los estudios utilizó únicamente un pequeño número de animales para ser realizado. No solo eso, sino que "tres de los siete estudios tenían evidencia de efectos significativos estadísticamente, pero Foster y Moulder ignoraron cada uno de ellos", explicó L. Pall. El autor finalizó explicando que sí que hay siete efectos que se han "encontrado repetidamente en diversos estudios" que se verían provocados por el Wi-Fi. A raíz de esta investigación seguramente vayan surgiendo otras nuevas, así que habrá que esperar para ver a qué deliberación llega la comunidad científica al completo.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.