avatar

La polémica sobre 'AC Valhalla', o cuando tu ombligo te impide disfrutar del mundo
QUEJAS SIN SENTIDO

La polémica sobre 'AC Valhalla', o cuando tu ombligo te impide disfrutar del mundo

Por Manu Mora
Categoría: Opinión
11 de Noviembre 2020 | 10:50

La gente se puede equivocar. Es más, seguramente casi todos en esta vida nos equivocaremos alguna que otra vez. A veces echaremos sal en vez de azúcar en el café y otras veces eliminaremos la copia de seguridad de la base de datos de nuestra empresa. Cosas del día a día, vaya.

Sin embargo, últimamente parece que hay un sector de la población que "se empeña" en cometer agravios intolerables contra la sociedad de forma vil y descarnada. Se trata de los desarrolladores de videojuegos, ya sean guionistas, traductores, dobladores, diseñadores gráficos o hasta la mascota de la oficina que solo come, bebe y pide mimos a los trabajadores.

Estos individuos son capaces de cometer atrocidades tales como las de diseñar un videojuego con un enemigo a batir... Y no, si estáis esperando algún adjetivo calificativo detrás de "enemigo a batir" o algún complemento del nombre no vais a encontrar ninguno porque hagan lo que hagan siempre, y recalco la palabra "siempre", van a cometer un error tal que no podremos recuperarnos de él.

Ya podemos tener un manco, un huérfano, un demonio, una bruja, un hermano maltratado por su familia o alguien simplemente sádico. Sea cual sea la elección, esta será ofensiva para la población y producirá heridas que no deberían de abrirse.

Una de las últimas quejas que hemos vivido sobre este estilo, y la que ha detonado la conciencia de este redactor, es la que ha sido arrojada sobre los guionistas de 'Assassin's Creed Valhalla'.

Como podéis leer en el tuit, el terrible error que cometieron los chicos de Ubisoft fue el de incluir en la descripción del personaje que su cara está quemada y ella odia que se la vean así. Esto, según los defensores de la queja, es inaceptable porque establece que un personaje es malo solo por el hecho de estar desfigurado y que eso perpetúa el tópico de que aquellos que son diferentes tienen siempre algo malo.

Quejas con o sin fundamento

Dejemos clara una cosa: todo el mundo está en su derecho de sentirse mal con algo. Evidentemente todos hemos pasado por situaciones malas en nuestra vida que pueden ir desde pillarnos un dedo con el marco de una puerta hasta perder a familiares o amigos de forma especialmente traumática. Nadie está negando este hecho.

El problema llega cuando hacemos como personal algo que no lo es. Cuando asumimos que algo está hecho para hacer daño sin tener en cuenta absolutamente nada más allá de ese detalle. Cuando no miramos si lo que cuenta la historia o lo que se explica en ella tiene un fundamento y va más allá de ese elemento "crítico".

¿Puede alguien volverse un enemigo cruel por el mero hecho de tener una deformidad? Pues por supuesto que sí y por su puesto que no. Todo depende de las demás circunstancias que rodeen a dicho personaje. Podría ser un punto de partida o quizás la gota que colme el baso. Pero desde luego aislar un elemento y atacarlo por el mero hecho de estar ahí es algo que carece de fundamento y hace muchísimo más daño a la comunidad y a la sociedad que lo que, en teoría pretende.

Los juegos cuentan historias y, gracias a dios, cada vez son más elaboradas y huyen de los tópicos que tanto se han repetido durante años. Que si el malo es el señor oscuro que solo quiere hacer daño a los demás, que si la mala odia a la buena porque es más guapa, que si la princesa necesita a un príncipe... Ha costado mucho trabajo llegar a donde estamos y aún así es fácil encontrar que "un protagonista chica/gay/negro no vende, así que lo ponemos".

Pero esas críticas, basadas en algo enquistado y con un fondo constructivo, están muy lejos de las que por desgracia vemos cada vez más. Críticas que básicamente vienen a decir que "no se cuenta lo que yo quiero" o "no se dice como yo quiero". Unas quejas que menosprecian el trabajo de los desarrolladores y guionistas por el mero hecho no ser del agrado del que lo juega.

Que un enemigo tenga una cicatriz hace daño a todos los que tienen cicatrices. Que una mala sea huérfana hace pensar a la gente que los huérfanos son malos en potencia. Este tipo de "quejas" no tienen fundamento y solo hacen daño y lastran a los creativos porque no nos engañemos. No buscan construir un mundo mejor. Lo que buscan es que los juegos se hagan a la imagen y semejanza de lo que su ombligo quiere que sea.

Y por suerte para todos, el mundo está lleno de pequeños matices y diferencias que nos permiten construir historias que, igual no son la que tú y yo queremos, pero que nos enseñarán algo nuevo que no esperábamos ver. Y eso, queridos jugadores, no es motivo de queja y, muchísimo menos, implica que los creativos tengan que pedir perdón por ello.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.