avatar

Bethesda es lo mejor que le ha pasado a Nintendo Switch en el 2017
4
¿THIRD QUÉ?

Bethesda es lo mejor que le ha pasado a Nintendo Switch en el 2017

Categoría: Opinión
21 de Septiembre 2017 | 16:15

Parece exagerado, el titular. Quién sabe, ¿sensacionalista? Y, sin embargo, lo creo firmemente. Las palabras se las lleva el viento, y las largas listas de promesas acostumbran a hacerse de rogar en videojuegos. Cuando llegan las promesas, llegada a medias, o con micropagos, o con retrasos... o no llegan. Estamos acostumbrados, los que jugamos, al bofetón. Nos hemos convertido en una comunidad de aficionados tóxica en nuestros días buenos, e insoportable en el resto, en la mayoría, que son los malos. Sin embargo, pareciera que nuestra toxicidad viene de la nada, y los motivos son fáciles de señalar: somos sufridores. Tan sufridores que nos hemos convertido en reivindicativos. Tan infructuosamente reivindicativos, que nos hemos vuelto quejicas. Legítimos quejicas. Quejicas con razón. Nintendo prometió: docenas de estudios third party trabajando en Nintendo Switch. El famoso cartel con un montón de logotipos, que arquea la ceja de la desconfianza. Hasta ahora, al menos.

El anuncio de 'Wolfenstein II' y 'Doom' para Switch pega un vuelto a la desconfianza haciendo de ella realidad, y la promesa ilusionante de un futuro cargado de otros anuncios que, como las piezas de dominó, se irán sucediendo a través de otros grandes estudios. Un efecto de imitación, que si bien en Nintendo Switch no traerá todos los third party que vayan llegando al mercado -eso ya ni siquiera se baraja como posibilidad- abre la puerta para a un catálogo de terceros que aspira, al menos, a ser como el de GameCube. Con ausencias, sí, pero con presencias muy importantes.

Wolfenstein 2

Las promesas y los hechos

El cartel de los logotipos, volvemos al punto de partida, era un brindis al sol. La intención de hacer algo para la plataforma, implicando la posibilidad, claro, de no hacerlo. La misma promesa que se hizo con Nintendo Wii U, y quedó sin saldar. Curioso el hecho, en aquel momento, de que la promesa encontrase origen en los propios desarrolladores third party. Sin embargo, cuando los third party dieron la espalda a Wii U la culpable fue Nintendo. ¡Zas! El precedente de Wii U alejaba el pantallazo de logotipos de la certeza absoluta, ¿qué impedía la historia una vez más repetida?

Third Party en Switch

La petición de "vídeo sobre las Third Parties" en el canal de Zonared se convirtió rápido en tema recurrente entre los suscritos. Una petición recurrente para indicar que también teníais vosotros dudas importantes respecto a este tema. El vídeo no llegaba, porque, en realidad, había poco que decir. 'Skyrim', con fecha de lanzamiento original en 2011, tampoco suponía una gran esperanza como third party para Switch. Sin embargo, 'Wolfenstein II' y 'Doom' sí son dos pasos decididos.

Evidentemente la gran diferencia de Switch y Wii U son las ventas. El hecho de que la consola esté empujando en las listas de ventas, colocando juegos indies como superventas de la eshop frente a los resultados que ejecutan en otros sistemas, y descubriendo el hardware de Nintendo como uno llamado a reclamar un lugar claro en el mercado, despierta el interés de los terceros. Lo único que a los jugadores nos habría realmente de preocupar de la industria son los números de ventas de las videoconsolas, a fin de cuentas: una consola muy vendida implica atraer el interés de los third party.Nintendo debe tener, como cualquier compañía de hardware, la obligación única de vender consolas. No sólo para su propio beneficio, que me interesa moderadamente, sino para el mío, el nuestro.

Doom

A vueltas con el hardware

Además, el anuncio de 'Wolfenstein' y 'Doom' no sólo es una noticia importante por descubrirse como precedente de futuros third party, sino que es también el golpe en la mesa sobre la potencia de la consola. La capacidad técnica de la plataforma es lógico tema de discusión, pero la adaptación de este par de títulos muestra que la escalabilidad de potencia en Nintendo Switch, abriendo las puertas a prácticamente cualquier título actual. Square Enix, comenta Tabata, trabaja sin descanso en tratar de llevar "la experiencia completa" de 'Final Fantasy XV' a la plataforma: ¿os imagináis que la saga principal vuelve a una sobremesa de Nintendo?.

Y volvemos al título de este artículo: estos son los dos anuncios más importantes para Switch en lo que va de año. No por los dos títulos en concreto, que son por otra parte imprescindibles, sino por el precedente de lo que puede ser el punto de partida para el cambio más profundo de la década en una sobremesa Nintendo. Sabíamos que habría un 'Super Mario' en Switch antes de conocer su propia existencia. Será uno de los mejores juegos del catálogo de la consola y no sólo del año 2017. Posiblemente, 'Super Mario Oddysey' sea un título mucho más interesante que 'Wolfenstein II'. La certeza de un 'Super Mario' antes o después es el motivo por el que al final compramos cada sistema Nintendo... es un anuncio que damos por supuesto, ¿pero quién hubiese aventurado 'Wolfenstein II' en una plataforma Nintendo actual? Ahí está el impacto.

Ahora, Blizzard, 'Overwatch' en Switch. ¿Blizzard?

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.