avatar

En la vida real, un Shoryuken de Ryu decapitaria a una persona
CIENCIA

En la vida real, un Shoryuken de Ryu decapitaria a una persona

De acuerdo con las medidas oficiales y lo mostrado en los ?Street Fighter', el puño del dragón es una técnica mortal.

Por Benjamín Rosa Fernández
Categoría: Noticias
8 de Diciembre 2015 | 13:25

Los fans de la serie 'Street Fighter' conocerán de memoria el "Shoryuken" de Ruy: derecha, abajo, abajo derecha y puño; una combinación que se ha quedado marcada en los juegos de lucha tradicionales, y es visualmente muy satosfactoria. Pero como existe gente que quiere ver su validez científica, Vsauce ha hecho un experimento científico para saber la fuerza que proyecta Ryu en un Shoryuken.

Es prácticamente mortal

Vsauce calculó que, dado que puede levantar a Zangief del suelo al doble de su altura con un golpe proyectado debajo de la barbilla y según datos oficiales del personaje cedidos por Capcom, un Shoryuken tiene una fuerza de 7569 newtons y es capaz de levantar 772 kilos. Según la recreación, el puño del dragón a efectos prácticos tiene dos veces la fuerza que provoca una ejecución por ahorcamiento clásica, todo ello concentrado en la superficie de un puño debajo de la barbilla.

Shoryuken

Con una máquina que simula el Shoryuken con su fuerza original y un muñeco que simula la anatomía de un cuerpo humano, se demostró que, siguiendo esos números, un puño del dragón tal y como los emite Ryu en los 'Street Fighter', prácticamente decapitarían a una persona dado que proyectan tanta fuerza vertical debajo de la barbilla que el cráneo sale a tanta velocidad y fuerza que se rompe la piel del cuello y las vértebras, además de que rompería la mandíbula. Pero se trata de un juego de lucha en el que se lanzan bolas de energía con las manos, hay un faquir que se teletransporta y una bestia brasileña produce electricidad a voluntad, con lo que la ciencia no es que tenga mucha cabida en 'Street Fighter'.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.