avatar

'Splatoon 2': Mar y Tina cotillean sobre sus amigos y los Octarianos, ahora pacíficos
2

'Splatoon 2': Mar y Tina cotillean sobre sus amigos y los Octarianos, ahora pacíficos

Nuevo diario de historia sobre 'Splatoon 2' que muestran la actualidad de Mar y Tina, las Calamarciñas, quienes hablan de sus amigos y los Octarianos.

SWITCH
Categoría: Noticias
9 de Mayo 2017 | 06:23

Seguimos un día más con nuevos detalles relacionados con la historia de 'Splatoon 2', ya sea actual o previa a los hechos que nos llevan a librar de nuevo las refriega de pintura que sirve como actividad lúdica para los jóvenes inklings de Cromópolis. Y nuevamente estos detalles de la historia están ligados a Mar y Tina, las Calamarciñas, iconos del pop que tan buenos momentos nos hicieron pasar en la primera entrega y que ahora parecen más distanciadas.

De charla en la zona comercial

¿Cuánto ha pasado desde que ambas visitaron la Plazuela del Calamar en su tiempo libre? Ambas pasearon por las nuevas tiendas y algunos de los encantadores viejos comercios, disfrutando mientras veían los modelitos que se exponen en los escaparates. Tras visitar todos aquellos lugares que llamaban su atención, ambas decidieron parar a tomar algo en una cafetería. Mar pidió una hamburguesa, mientras que Tina se tomó una porción de pizza.

Sus temas de conversación derivaron naturalmente en aquello en lo que habían estado trabajando recientemente. Se contaron historias sobre lo ocurrido en el lugar de trabajo, así como cotillearon sobre otras estrellas musicales. Cada una se preocupaba por la otra, y ninguna quería empañar el buen rollo discutiendo sobre algún tema serio. Mar decidió comentarle a Tina que la vio aquella mañana en la cafetería, Tina parecía un poco sorprendida, pero comenzó a hablar acerca de la conversación que mantuvo con Adolfrito.

Splatoon 2 Mar Tina

Parece que Adolfrito había renunciado recientemente a su puesto de trabajo en la tienda de calzado. Había sido el gerente de la tienda durante años, pero también soñaba desde hace mucho tiempo con tener su propia tienda. Un amigo le presentó la oportunidad en bandeja, y Adolfrito no dudó un instante en perseguirla.

"Espero que le vaya bien", dijo Mar con cierta preocupación. "Siempre ha sido un poco impulsivo".

De acuerdo con Adolfrito, Anémona también ha emprendido la búsqueda de un nuevo futuro. Últimamente había estado muy ocupada, ayudando a decorar las armas en la tienda de armas de Jairo. Conforme más tiempo pasaba dedicándose a la decoración, más fuerte era la sensación de que este trabajo parcial le venía como un guante.

"¿Crees que Anémona y Jairo...?", preguntó Mar emocionada

"De ninguna manera", dijo Tina sonriendo, "No creo que haya nada entre ellos dos".

Al parecer, Jairo había estado ocupado con sus planes de expandir su negocio de armas y llevar la tienda a otro jugar. Le tenía echado el ojo a un local privilegiado en la nueva zona de la ciudad que comenzaba a ser popular entre los inklings para librar batallas de tinta.

"Este Jairo, siempre con ese don que tiene para los negocios", asintieron ambas.

Splatoon

La conversación les llevó a hablar del Capitán Jibión, concretamente de su extraña ausencia, puesto que ninguna le había visto recientemente. Es cierto que sus apretadas agendas les habían impedido hacerle una visita, pero recientemente no se le veía asomar la cabeza por aquella alcantarilla. No había motivo de alarma ahora que los Octarianos se habían vuelto mansos, y pensar en su abuelo les hizo reír a carcajadas. Seguro que el viejo lobo de mar aparecería tarde o temprano.

El tiempo pasó volando mientras hablaban. Cuando notaron que el sol comenzaba a ponerse, Mar y Tina decidieron volver a casa. Pudieron recordar lo divertido que era estar de nuevo juntas.

Sin embargo, "divertido" no es la palabra adecuada, ya que era algo más que eso. Era algo especial que curaba sus corazones. Los nubarrones emocionales que preocupaban a ambas desaparecieron, mostrando un claro y puro color azul en el cielo.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.