avatar

En Naughty Dog también se sufría "crunch" según algunos de sus ex-empleados
NO ES TODO NEGRO

En Naughty Dog también se sufría "crunch" según algunos de sus ex-empleados

El estudio first-party de Sony también recurría a largas jornadas de trabajo para cumplir unos estándares

PS4
Categoría: Noticias
26 de Julio 2019 | 12:03

La industria del videojuego se ha convertido en una de las peores para trabajar después de saberse que muchas empresas obligan a sus empleados a trabajar durante jornadas intensivas para alcanzar los objetivos marcados. Ni siquiera Naughty Dog, una de las mejor valoradas dentro del videojuego, parece librarse de esta práctica. Algunos ex-empleados hablan ahora de que sí había "crunch" en el estudio, pero que su situación no era exactamente como la denuncian otros compañeros de profesión.

No es blanco o negro

La envergadura de los nuevos juegos triple A está alcanzando tal nivel que las compañías parecen no tener otra solución que recurrir a un abuso laboral de sus empleados. Y esto no quiere decir presionarles para que trabajen, pero sí pedirles que echen más horas de las que tienen pactadas para llegar a los plazos fijados. Esto es, a rasgos generales, lo que habría estado ocurriendo en Naughty Dog durante muchos años de acuerdo con algunos empleados antiguos que ahora han hablado sobre el estado de la desarrolladora.

Naughty Dog

En un completo reportaje publicado por CogConnected, varios ex-empleados (que han querido mantener su anonimato), han afirmado que en Naguhty Dog sí que se sufría "crunch", pero que realmente no tiene que ver con las acusaciones que se han lanzado contra otras compañías como Rockstar. Según estas personas, el trabajo intensivo no era una orden que viniese de arriba, sino que se formaba una especie de "presión de grupo" proveniente de los propios compañeros de trabajo que hacía que se tuviese que trabajar más. Esto, como explican estos antiguos trabajadores, puede deberse a que los supervisores de cada departamento son también compañeros de trabajo y se forma un círculo en el que en las etapas finales de desarrollo se intensifica el trabajo.

Los ex-empleados indican que no es todo blanco o negro y que en su caso se trata de "una escala de grises", ya que aseguran que nunca les han obligado a trabajar más horas, pero que la carga de trabajo era inmensa para cualquier persona y había que terminarlo sí o sí.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.