avatar

Estados Unidos paraliza la subida de impuestos a consolas en China
NEGOCIACIONES

Estados Unidos paraliza la subida de impuestos a consolas en China

Donald Trump ha comenzado nuevas conversaciones con el actual presidente de China

PC XOne PS4 SWITCH
Categoría: Noticias
1 de Julio 2019 | 11:05

La reciente cumbre del G20 se ha cerrado con grandes noticias para los usuarios de electrónica, pues al fin del veto de Huawei en Estados Unidos se ha sumado la paralización de los impuestos aduaneros que la administración de Trump quería imponer a los productos que llegan desde China. El presidente norteamericano ha comenzado una nueva ronda de negociaciones y de conversaciones con su homólogo chino que parecen haber tenido un inicio bastante bueno.

Todavía hay esperanza

Las tensiones existentes entre Estados Unidos y China podrían tener consecuencias muy graves a nivel económico mundial y el primero en sufrirlo podría haber sido el sector del ocio electrónico. Ya informamos hace unos días de la subida de impuestos en aduanas que quería imponer Donald Trump para entorpecer la llegada de productos del país asiático, algo que habría supuesto un enorme impacto en losa fabricantes de videoconsolas. Tales eran las consecuencias que Sony, Microsoft y Nintendo se dirigieron al gobierno de Trump para intentar que entrara en razón. No sabemos si ha sido cosa de la carta (de siete páginas), pero sí que se ha echado el freno.

Estados Unidos y China

Gracias a la cumbre mundial del G20, China y Estados Unidos han acercado posturas, con sus respectivos presidentes conversando por un bien mayor. Donald Trump y Xi Jinping han sido dos de los protagonistas de esta reunión de líderes del mundo, ya que son dos de las actuales potencias más grandes del planeta. Y la conversación ha dado sus frutos, ya que Estados Unidos ha frenado la subida de impuestos mientras se llevan a cabo las negociaciones. Ha sido el propio Trump el que ha compartido sus impresiones de este acuerdo al que han llegado y del que se ha mostrado sorprendido por lo bien que ha ido todo.

Esto significa que, de momento, los fabricantes y jugadores podemos respirar tranquilos, ya que habrá que esperar al final de las conversaciones para ver a qué tipo de acuerdo llegan las dos naciones.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.