avatar

Sí, el videojuego es un medio de comunicación de masas - La Zona
10 6
OPINIÓN

Sí, el videojuego es un medio de comunicación de masas - La Zona

El videojuego es un medio de comunicación de masas desde el momento en que entendemos que está transmitiendo un mensaje a la sociedad.

Por Cristina Pérez
PC XOne
Categoría: Noticias
30 de Junio 2016 | 17:29

Durante la defensa de mi Trabajo de Final de Grado, me di de bruces con una pregunta por parte del jurado que me dejó un tanto sorprendida. Resumiré, para no alargar demasiado este artículo, que el tema de mi trabajo era el videojuego y su poder comunicativo en la sociedad, visto desde un enfoque estructural (es decir, entendiendo que detrás de nuestros videojuegos favoritos, hay una serie de intereses de poder por parte de las empresas y las altas esferas).

Entonces, el jurado me hizo la susodicha pregunta y que ha sido el origen de este artículo, porque verdaderamente me pareció una cuestión insulsa. "¿Por qué dices que los videojuegos son un medio de comunicación de masas si yo no juego ni me interesa la industria?".

La hora de la réplica

Defiendo que los videojuegos son un medio de comunicación de masas, de la misma manera que lo es la televisión, la radio o los periódicos, por dos simples motivos: el hecho de que una porción importante de la sociedad tiene acceso a ellos y, por otro lado, porque los videojuegos detrás de esa fachada de historia inventada, llevan un mensaje. Si tenemos transmisores, receptores, mensajes y, a veces, incluso feedback, tenemos los ingredientes básicos para considerar el videojuego como un medio de comunicación.

Considero que es importante tener presente este punto de vista, porque si no entendemos que el videojuego puede tener el alcance comunicativo pertinente, será como leer un periódico con la ingenuidad de quien piensa que los medios de comunicación no tienen intereses propios. Cuando hablo de este tema, me gusta citar la frase de Óliver Pérez Latorre en El Lenguaje Videolúdico (2012, pg 27) que dice lo siguiente:

En el fondo, tomar todo género cultural o una parte sustancial del mismo y etiquetarla como «simple entretenimiento» es una trampa que conduce a instalarse en un consumo acrítico de las obras.

En este sentido, hay que señalar la importancia que tiene considerar al videojuego como un objeto cultural. De esta forma, queda enmarcado dentro de las industrias culturales y podemos abordar su naturaleza desde una perspectiva mucho más trascendental. La consecuencia directa que tienen dichas industrias culturales sobre la sociedad es la creación de una especie de mente colectiva que comparte ciertas ideas, significados y pensamientos. Abraham Gillen, en su libro Técnicas de Desinformación (1991), habla de la sutilidad de los medios de comunicación para introducir en la sociedad según qué ideas. Es una dictadura ante la que el sujeto todavía no reacciona porque "no se estima manipulado".

 We Happy Few

No podemos, por tanto, pecar de ingenuos y seguir en la cómoda idea de que los videojuegos carecen de una intencionalidad para con los jugadores, proveniente de las empresas. En este sentido, también creo necesario tener en cuenta el dato que señalaba el historiador Alberto Venegas en su artículo Videojuegos: una pieza clave de la Superestructura (Akihabara Blues, 2015):

Los creadores de contenidos videolúdicos son, como hemos mencionado, varones de raza blanca de mediana edad y al crear ellos los contenidos, en estos vierten su propia ideología.

De hecho, 'We Happy Few' es, aparte de una excepción en lo que acabo de exponer, un claro ejemplo distópico actual. Íntimamente relacionado con la importancia de los medios de comunicación y su influencia en las personas. Vivimos en la sociedad de las apariencias, donde la mayoría de las veces, los medios nos presentan el mundo que queremos ver, que tenemos que ver y que podemos ver. Sin embargo, el protagonista de 'We Happy Few', parece despertar de ese trance y es cuando todos los habitantes de la ciudad se le echan encima. Me parece muy interesante la presentación de esta temática porque, de alguna forma, es una metáfora de la situación mediática que vivimos actualmente.

Por otro lado, cuestionar que los videojuegos sean un medio de comunicación de masas es como afirmar que la televisión no lo es porque siempre la tengo apagada. Además, esto repercutirá en que habrá una carencia por parte de los jugadores de una postura crítica ante los mensajes que reciben de los videojuegos. Si seguimos entendiendo que el videojuego es un mero objeto de entretenimiento, nos estaremos condenando a la ignorancia. Es como esa frase del escritor de literatura fantástica, Terry Pratchett: "El problema de tener una mente abierta es que la gente insiste en entrar dentro y poner allí sus cosas".

Miembro del jurado. Si por alguna casualidad del Multiverso este texto cae en sus manos... No me lo tenga en cuenta. No sabía de qué escribir hoy.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.