avatar

'Forza Horizon 3' y los lazos a través de la conducción virtual
16
FANTASMAS DIGITALES

'Forza Horizon 3' y los lazos a través de la conducción virtual

Gracias al sistema Drivatar la partida de su amigo permanece "viva" en línea.

PC XOne
Categoría: Noticias
1 de Octubre 2016 | 22:20

Hoy gracias a Polygon y al subreddit de Xbox One conocemos una de esas historias humanas sin ninguna relación directa con el mundo del videojuego, una de esas cosas que podrían haber sucedido sin mediar estos pero que de alguna manera lo hacen. En un post el usuario Spartansneverdie narra como mientras jugaba a 'Forza Horizon 3' apareció un coche con el nick de su amigo Drew, quien murió el año pasado. "Me puse detrás de él de inmediato y le reté a una carrera. Fue un poco surrealista y agridulce, pero es otro motivo para amar a este juego".

Drivatar y otras historias

El Drivatar es lo que permite que Drew permanezca inmortal dentro del universo de Forza Horizon gracias a que este servicio no solo almacena tiempos, si no que construye toda una IA bajo tu ID que continua circulando después de que dejes de jugar en partidas de amigos u otros jugadores basándose en los datos recogidos en tus partidas. Esto ha permitido a usuarios de Reddit aconsejar al protagonista de esta historia formas de permanecer al lado de su amigo el mayor tiempo posible como la del usuario emirarkman que le aconseja que la próxima vez le embista para que éste se una a su convoy y le siga por los parajes de Australia. Otro usuario advierte que si se une a un club de coches empezará a ver más a los miembros del club que a los usuarios en su lista de amigos.

Forza Horizon 3

Otra historia que recuerdan los propios lectores de Polygon en los comentarios es la del usuario de YouTube 00WARTHERAPY00, quien narraba en un comentario de YouTube que tras coger una Xbox original que tenía sin usar desde hacía 10 años encontró una partida en la que estaban los tiempos de su padre en el juego "Rally Sports Challenge", lo que le permitió competir con el "fantasma" de su padre pero, eso sí, sin superar nunca sus tiempos para no sobrescribir sus carreras y poder así seguir jugando con él indefinidamente. Una bonita historia que John Wikstrom convirtió en un igualmente bello corto que podéis ver a continuación.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.