avatar

'Street Fighter': Jean-Claude Van Damme consumía 10 gramos de cocaína al día durante el rodaje
3
DROGAS

'Street Fighter': Jean-Claude Van Damme consumía 10 gramos de cocaína al día durante el rodaje

Categoría: CINE
18 de Julio 2018 | 15:45

La película de 'Street Fighter' forma parte de la historia de las adaptaciones de videojuegos al cine y, a pesar de su dudosa calidad (y cuantiosa taquilla), se ha convertido en una especie de película de culto. The Guardian le ha dedicado un extenso reportaje en el que su director y guionista, Steven de Suoza, ha dado detalles de todo tipo y culpa gran parte del desastre a su protagonista, Jean-Claude Van Damme, con graves problemas de drogadicción en la época.

Van Damme era la estrella en una película donde la mayoría de actores eran nombres totalmente desconocidos. Su actitud y su ego le permitían hacer lo que él quisiera, incluido consumir ingentes cantidades de drogas durante el rodaje. El actor belga consumía 10 gramos de cocaína al día, con un gasto por semana de 10.000$ (todo esto en 1996, así que haced las cuentas de la inflación de más de 20 años).

"Iba hasta arriba de cocaína"

"No podía hablar de esto en la época, pero ahora sí que puedo: Jean-Claude iba hasta arriba de cocaína", confiesa de Souza. "El estudio había contratado un cuidador, pero desgraciadamente el cuidador resultó ser una mala influencia. Jean-Claude se encontraba indispuesto tanto que tenía que revisar el guion todo el tiempo en busca de algo que grabar, no podía estar de brazos cruzados durante horas hasta que apareciese. En dos ocasiones, los productores le dejaron que se fuera a Hong Kong [estaban rodando en Tailandia] y en ambas volvió tarde. Los lunes sencillamente no iba al set".

Van Damme

De Sousa no es el único que ha hablado de los problemas de Van Damme, el ayudante del director de la segunda unidad, Keith Heygate, lo describe como "un hombre interesante, pero con el que era extremadamente difícil trabajar, hay un montón de historias que ni siquiera puedo contar. Una vez, él estaba en su tráiler y estaba muy cabreado. Mi asistente era incapaz de sacarlo de allí, yo tampoco podía, así que llamamos al productor, Chad Rosen, para que lo hiciera él. Entonces salió con una botella de champán. Le dije que no era saludable ni seguro traer alcohol al set. Desde ese momento me empezó a odiar".

Otros actores recuerdan que él siempre tenía la suite presidencial del hotel y que le instalaban su propio gimnasio dentro de la habitación. Había veces que no acudía al set y ponía la excusa de que estaba haciendo ejercicio. Todos estos problemas con el actor, más otros tantos ajenos a él, hicieron que 'Street Fighter' se convirtiera en una película mala... pero de culto.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.