avatar

Severus Snape: ¿incomprendido o repelente?
2
HARRY POTTER

Severus Snape: ¿incomprendido o repelente?

Por Maribel Baena
Categoría: CINE
27 de Marzo 2018 | 08:54

Hay personajes cuya complejidad nos deja, en ocasiones, sin saber qué pensar sobre ellos. Por los giros que da su historia a lo largo de las películas o los libros, o por tener una personalidad que va dejándose ver poco a poco, a veces es complicado llegar a una conclusión precisa. Suelo denominarlos 'personajes grises', y en la mayoría de las ocasiones acaban siendo mis preferidos. Uno de los personajes grises más conocidos actualmente es Tyrion Lannister, por ejemplo. Tyrion no es bueno, pero tampoco es malo; no se posiciona en un bando u otro, y a veces es imposible saber por dónde acabará saliendo. Mas es imprescindible, en el amplio sentido de la palabra.

Otro de esos personajes grises, y el protagonista de nuestro día, es Severus Snape. (Aviso: vas a encontrar spoilers de la saga de 'Harry Potter' a partir de aquí). Hay quien, tras lo que sucedió en la última película y en el último libro, acabó viendo a Severus como el mejor personaje de toda la saga. Pongámonos en contexto: Severus confesó que su objetivo final había sido siempre proteger al hijo de la mujer que amaba, a Harry Poter; para conseguir que él siguiera con vida, hizo prácticamente todo lo que estaba a su mano. No dudó en mentir, esconder, ponerse en serio peligro... Esta confesión hizo que muchos espectadores se enternecieran. Eso y el Patronus de Severus que, tras tantos años, demostraba que había sido incapaz de olvidar a Lily.

Sí, vale, lo admito: incluso yo llegué a emocionarme con este momento. Pero hay cosas imperdonables, y que no podemos olvidar sobre Severus. Como, por ejemplo, las veces que humilló a Hermione Granger, o las veces que despreció a Harry. Podemos excusarle de mil formas, pero lo cierto es que los trató de forma horrible en más de una ocasión. Él era profesor, tenía un puesto de mando, y en muchas ocasiones aprovechó su poder para vengarse de James a través de su hijo. Puede que quisiera protegerle por ser hijo de Lily, pero también castigarle por ser hijo de James; todo su empeño era que no se acabara pareciendo a su padre, sin llegar a comprender lo mucho que esto podía acabar dañando a Harry.

¿Héroe?

Severus tuvo tantas cosas buenas como malas. Se infiltró entre los mortífagos, puso su vida en riesgo, se mantuvo en las sombras pese a tener mucho protagonismo en la historia principal; pero también protagonizó algunos de los momentos más tensos de la saga con Harry. Le hizo sufrir, le hizo avergonzarse de sus antepasados, se vengó de su padre a través de él, y no dudó ni un momento en hablarle mal tanto de su padre como de su padrino. Harry, en ese momento, tenía entre trece y catorce años. No era más que un niño que había crecido sin sus padres, sin esa figura que tan importante puede llegar a ser en según qué ocasiones, y Severus no dudó ni un momento en enturbiar los recuerdos que tenía de su progenitor. ¿No es esto algo a tener en cuenta?

Un personaje muy complejo

Su fidelidad tampoco debe olvidarse, por supuesto. Fue fiel a Lily pese a la distancia, pese a que ella no le correspondía; se mantuvo fiel incluso después de haber muerto ella. Un amor así es capaz de enternecernos a todos. Dio el paso de abandonar a los mortífagos y al propio Voldemort, aún a sabiendas de que podía costarle la vida, con tal de salvar a Lily y a su hijo. Fue él el que propició que Harry sobreviviera y, cuando vio que no había conseguido salvar a Lily, se contentó con proteger el recuerdo que de ella tenía.

Era innegablemente inteligente, trabajador, constante y, sobre todo, valiente. Y eso le hace merecedor del título de héroe, incluso más que el propio Harry. Pero sus errores continúan estando ahí.

Un personaje gris en toda regla

La mezcla entre sus errores y sus aciertos es lo que hacen de Severus un personaje gris, incapaz de ser ensalzado o criticado. Porque a la vez que se deben admirar las cosas positivas que hizo, tampoco se pueden perdonar todos sus errores por haber tenido unos cuantos aciertos importantes. Severus fue un héroe y un villano, un protagonista que se mantuvo a la sombra pero que consiguió conquistarnos a todos (o a casi todos; he de admitir que conmigo no terminó de conseguirlo) por su valentía y su perseverancia.

También hay que señalar algo fundamental: Alan Rickman fue un incentivo enorme para que acabara adquiriendo tanta fuerza. Es gracias a él que Severus realmente consiguió ser visto como algo más que un profesor de Pociones.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.