avatar

La próxima Fiesta del Cine de este año ya tiene fecha fijada
3
FIESTA DEL CINE

La próxima Fiesta del Cine de este año ya tiene fecha fijada

Categoría: CINE
30 de Agosto 2018 | 09:11

La Fiesta del Cine es una de las celebraciones preferidas de todos los que suelen visitar las salas asiduamente, y es que no siempre se puede ver una película por tan solo 2,90 euros. Los precios de las entradas suelen rondar, fuera de estas fechas, entre los cinco y los diez euros, dependiendo mucho de la localidad y del cine en cuestión del que estemos hablando. Pero gracias a asociaciones como FAPAE, FECE y Fedicine, además del Ministerio de Cultura y Deporte, podemos disfrutar de tres días en los que ir al cine es mucho más asequible.

En esta ocasión, los días reservados son el 1, el 2 y el 3 de octubre. Apuntad esos tres días en vuestro calendario, puesto que no querréis perder la oportunidad de disfrutar de todas las películas a un precio irrisorio.

Cartel de la nueva Fiesta del Cine

Como siempre, no habrá más que registrarse en la página web de la Fiesta del Cine, rellenando un pequeño cuestionario donde tendrás que indicar tu correo electrónico. A partir de ese momento, podrás acreditarte para que te envíen el documento que permitirá que saques las entradas a tan solo 2,90 euros. El pedir acreditación responde más a la necesidad de mantener contabilizada la cantidad de gente que acude a las salas que a cualquier otra motivación; no hay ningún requisito, y todo el mundo puede sacarla sin ningún tipo de inconveniente. Si tienes menos de catorce años, o más de sesenta, ni siquiera tendrás que rellenar el formulario y pedir la acreditación, puesto que te dejarán las entradas a ese precio sin más.

A partir de la semana que viene, todo aquel que quiera registrarse y conseguir su acreditación podrá hacerlo en la página web oficial de la Fiesta del Cine. ¡Y a disfrutar del mejor cine al precio más económico!

El precio del cine: un objeto de polémica

La Fiesta del Cine suele ser un éxito y demostrar, de esta forma, que el problema no es que la gente no quiera ir al cine, sino que muchas veces no tiene el poder adquisitivo como para hacerlo con toda la frecuencia que le gustaría. Hay ciudades en las que ir al cine supone un desembolso mínimo de diez euros por persona; en esas ciudades, ir al cine todos los fines de semana puede suponer un auténtico sacrificio para según qué bolsillos.

Al bajar el IVA cultural, se esperaba también que las salas bajaran un poco el precio de las entradas, pero esto no ha sido así. Muchas de las salas de cine han optado por embolsarse un pequeño beneficio más por cada entrada en lugar de bajar el precio, algo que está siendo muy criticado por los usuarios, que reclaman pagar menos para poder ir más. La polémica, como siempre, está servida.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.