avatar

Liam Neeson: La cara de la supremacía blanca y el racismo oculta a plena vista
NI VENGANZA NI LECHES

Liam Neeson: La cara de la supremacía blanca y el racismo oculta a plena vista

Por Sonia Sarria
Categoría: CINE
5 de Febrero 2019 | 22:04

"Ella llevo todo el tema de la violación de la forma más extraordinaria posible, pero mi reacción inmediata fue preguntarle si sabía quién era él. No. ¿De qué color era? Sólo dijo que era una persona negra. Me puse a dar vueltas por las calles con una barra de metal, esperando a que se me acercara alguien —me da vergüenza decir eso—, y lo hice durante quizás una semana. Esperando a que algún "cabrón negro" saliese de un pub y quisiese pelearse conmigo, ¿sabes? Así podría matarlo."

Esto ha sido lo que hoy el archiconocido actor Liam Neeson ha decidido declarar al mundo. El protagonista de películas como 'Venganza', quiso llevar ese título un paso más allá tratando de cometer un asesinato usando una agresión sexual a un ser querido como excusa.

Me gustaría pensar que no hace falta dar una opinión al respecto, ni mucho menos escribir un artículo, por corto que sea, pero demasiado apoyo estoy viendo hacia Neeson tras compartir esa historia. Mensajes motivacionales sobre lo valiente que ha sido al confesar su "momento de bajeza", anónimos exigiendo que se lo perdone porque sólo quería lo mejor para la chica. Personas que no entienden la gravedad del asunto.

Neeson racismo

Liam Neeson no buscaba justicia contra un violador. Aunque así hubiese sido, eso no es una de sus películas y él no es nadie para ponerse por encima de la ley. Pero lo que Neeson intentaba ni siquiera puede llamarse venganza. Es puro racismo. Quería matar a cualquier persona negra con la que se cruzase y que le facilitase una excusa porque, como blanco, nadie iba a cuestionarse que actuara en defensa propia. La culpabilidad o la inocencia no importaban: sólo el color de piel y las ganas de matar. Y eso no tiene excusa, por muchos años que hayan pasado.

Pero lo que cuenta es que no lo hizo, ¿no?

No.

No lo hizo, es cierto. Pero eso fue por razones ajenas a sus intenciones. Si no hubo ningún asesinato fue porque nadie acudió a "buscar pelea con él", por usar sus palabras, y no porque de pronto tuviese remordimientos de conciencia. ¿Tenemos que aplaudirle por no haber atacado a alguien sin más?

Neeson será todo lo buen actor que queráis, pero eso no excusa sus actos. No son bromas estúpidas, no es alienación: es intento de asesinato premeditado. Y confesarlo no es ni loable ni valiente, sólo despreciable.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.