avatar

Adaptar 'After' a la gran pantalla es la peor decisión posible
ROMANTIZANDO EL ABUSO

Adaptar 'After' a la gran pantalla es la peor decisión posible

Por Sonia Sarria
Categoría: CINE
10 de Julio 2018 | 23:42

Hace escasos minutos he descubierto no sólo que van a hacer una película de 'After', esa saga terrible de libros, sino que la protagonista va a ser la hermana de Katherine Langford, de 'Por trece razones'. Vaya dos conceptos se han ido a juntar.

Antes que nada, no soy fan de 'After'. Pero no me malinterpretéis: para gustos colores, y no digo que no se pueda disfrutar de esta clase de novelas. Pienso que esconde una idea muy positiva: la de normalizar las relaciones sexuales y acercarlas a los adolescentes sin pudor ni tabúes, pero, el problema, como suele pasar, es la forma en la que se representa. Al estar enfocada a gente joven y, por lo general, influenciable, hay que tener mucho cuidado con qué mensajes y qué ideas transmiten, y 'After' comete grandes errores con esto. Y es que, sin ir más lejos, promueve abiertamente la violencia de género, mostrándola como romántica e incluso idílica. Deseable. Se me rompe el corazón al ver a tantas chicas desear verse en una relación abusiva y humillante.

Valores perniciosos para dar y regalar

Para los que no sepáis, 'After' trata de Tessa, una chica pura, virginal e inexperta que se enamora de Hardin, el típico chico malo que lleva tatuajes —porque sí, señores, llevar tatuajes te convierte automáticamente en un macarra—, seductor, tan guapo que parece sacado de otro mundo y sexualmente experimentado. El fin de la inocencia, la madurez, el amor y el sexo son sólo algunos de los temas que aborda. Eso si nos fiamos de la sinopsis, claro. Yo prefiero los términos "manipulación emocional", "anulación de la personalidad" u "oda a la cultura de la violación".

Pensaréis que exagero. Pues ojalá.

After portada

Desde el minuto uno, Hardin insulta a Tessa. Que si es ridícula, que si es una mojigata por llevar faldas largas o por no querer beber alcohol, que si es patética. Se emborracha para acosarla e insulta a su novio de por aquel entonces porque "no la ha f*llado" a pesar de llevar dos años saliendo juntos. Porque todas las parejas tienen sexo. Porque la asexualidad no existe. Porque la demisexualidad no existe. Porque el simple hecho de no querer tener sexo es impensable en nuestra sociedad.

Y eso sólo por poner un par de ejemplos. Hardin seduce a Tessa y la convence para que se acuesten por una apuesta. Literalmente. Hace que pierda la virginidad con él por cumplir una apuesta, y luego se lo calla porque, ¡oh, no se esperaba enamorarse de ella! ¡Qué romántico! ¡Porque jugarte la virginidad de cualquier persona es digno y admirable!

Hardin es horrible y dan ganas de prenderle fuego, pero los dos protagonistas son perlas. Tessa tolera todas y cada una de las cerdadas porque "la hacen sentirse viva" (¿cuántas víctimas de abuso creéis que dicen eso?), y hace gala de un excelente repertorio de maltratos psicológicos: celos, posesividad y toda clase de manipulaciones. Hardin también, solo que, al ser un chico, siempre va más ligado al físico. Obliga a Tessa a besarle —esto, por cierto, también es agresión—, la acorrala, e incluso utiliza el sexo para controlarla. La suya no es una relación entre iguales: Hardin está por encima, es superior, y anula la personalidad y la voluntad de Tessa. Es de todo menos sano, ¿y resulta que ahora vamos a llevarlo al cine, para que miles de jóvenes lo tomen como ejemplo?

Seamos conscientes

No se puede hacer nada para evitar que 'After' llegue a los cines, de modo que, al menos, veámosla como lo que es: abuso y toxicidad disfrazadas de "amor verdadero". Ya hay bastantes problemas de control y manipulación entre parejas como para que encima nos vendan que son sanos. Repito que se puede disfrutar de 'After', al igual que se puede disfrutar de 'Cincuenta sombras de Grey', de 'Crepúsculo' o de 'Cumbres borrascosas', pero hay que concienciar a la audiencia de que eso no es amor.

El amor es respeto y confianza desde el primer minuto. Mucha gente defiende la historia de Hardin y Tessa señalando que dura cuatro libros y que el pasado traumático de Hardin influye en su personalidad. Yo digo que eso son chorradas. Una mala infancia puede influir en tu personalidad, pero no justifica que seas un ser despreciable. Y, sinceramente, si para obtener "un final feliz" tienes que pasar por todo tipo de abusos y humillaciones... quizás deberías plantearte mejor tu vida.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.