avatar

Ir al cine a pasar miedo: ¿lo normal, o de personas "perturbadas"?
1 2
OPINIÓN: PASAR MIEDO EN EL CINE

Ir al cine a pasar miedo: ¿lo normal, o de personas "perturbadas"?

Categoría: CINE
9 de Enero 2018 | 13:21

Este fin de semana fui al cine a ver 'Insidious 4: la última llave'. Como cada estreno de terror que llega a las salas de Córdoba, suelo dirigirme sin apenas dudar a las salas; desde siempre, este género cinematográfico me ha llamado la atención más que cualquier otro. Más que la comedia, mucho más que el drama y, por supuesto, mucho más que el romanticismo. Prefiero ir a pasar miedo, a vivir la tensión de una película en todo su esplendor, que ir a vivir un romance casi propio de una película de Disney (aunque he de admitir que las películas de animación también son una de mis debilidades).

Unos días después, comenté la película en una reunión familiar y uno de los presentes señaló que él no veía lógico ir al cine a pasar miedo. Que lo normal era ir al cine a divertirse, y no a pasar un mal rato. Y me quedé pensando seriamente al respecto. Sí, es cierto que con algunas películas de terror he llegado a pasar un auténtico mal rato (no con 'Insidous 4', pero sí con las dos primeras, por ejemplo, o con 'Déjame salir'), pero aún así he disfrutado. Entonces, ¿será que se puede disfrutar pasando un mal rato al mismo tiempo?

En gustos se rompen géneros

Como todos los artículos de opinión que escribimos desde Zonared, esto es algo muy personal, y la opinión de cada uno dependerá de sus gustos y de sus vivencias. Así que si tenéis algo que comentar al respecto, estaré encantada de leer todo lo que opinéis en la caja de comentarios que hay abajo del todo.

Ir al cine a ver una película de terror no es "pasar un mal rato"; o, al menos, no es solo "pasar un mal rato". Cuando vamos al cine a ver una película de terror, lo que buscamos es precisamente ese cosquilleo en el estómago, esa emoción contenida, ese pasar miedo sabiendo que todo acabará conforme salgamos de la sala del cine. Sabemos que es ficción, por supuesto, pero eso no quita que durante la hora y media o dos horas que dure la película, una parte de nosotros quiera pensar que es real.

Nos gusta pasar miedo

Empatizamos (normalmente) con esos personajes que tienen miedo, que sufren e incluso mueren; sentimos angustia cuando son torturados. Gritamos con ellos (aunque sea en silencio), lloramos con ellos y pasamos miedo con ellos. Pero siempre teniendo en cuenta que nuestro sufrimiento acabará, que saldremos del cine, volveremos a casa y toda nuestra vida estará bien. No habrá asesinos en serie que nos persigan y acosen, no habrá monstruos debajo de la cama ni demonios que traten de quedarnos con nuestra alma.

Vibramos con las películas de terror, generamos adrenalina y desfogamos todas nuestras emociones. Es por eso que nos gusta o, al menos, es por eso que a mí me gusta pasar "un mal rato" viendo una película de miedo. Porque sé que ese mal rato pasará. Sé que esa emoción que siento no es real pero, una parte de mí, la siente como tal. Es como hacer puenting, o como saltar en paracaídas, pero en una versión mucho más light. ¿Qué pensáis vosotros al respecto? ¿Os gusta el cine de terror?

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.