avatar

Probamos 'Total War: Attila', carrera contrarreloj para salvar nuestro imperio
LLEGAN LOS HUNOS

Probamos 'Total War: Attila', carrera contrarreloj para salvar nuestro imperio

Por Sergio Castaño
PC
Categoría: Avance
15 de Enero 2015 | 13:10

Recientemente hemos tenido la gran oportunidad de probar el nuevo trabajo de The Creative Assembly en la inagotable saga 'Total War'. Esta vez, nos metemos de lleno en el declive del Imperio Romano de Oriente con la llegada de Atila el Huno, el azote de Dios.

La versión de 'Total War: Attila' que nos han facilitado es una beta aún sin completar y de hecho solo se nos permitió jugar la Gran Campaña durante alguna decena de turnos. Por lo que cuando todo se estaba poniendo interesante y las verdaderas guerras iban a comenzar, se nos agotó el tiempo. Pero lo que hemos podido ver sin duda nos ha resultado de gran interés. Más aún si pensamos en lo cercano que está el lanzamiento oficial del juego completo.

total war attila

Diferentes estilos de juego según la facción elegida

Esta versión de prueba nos ha dado la oportunidad de echar un vistazo a las facciones del juego. Por una parte nos llama poderosamente la atención el hecho que tener tribus nómadas y migratorias, que comienzan la partida sin un hogar. Solamente uno o varios ejércitos que pueden moverse libremente por las tierras buscando enemigos a los que invadir o asentamientos que conquistar. Estos son los casos de los Ostrogodos, con los que podíamos jugar, o los mismísimos Hunos, a los que por desgracia no nos daban acceso.

Por otro lado tenemos facciones tradicionales con sus provincias al inicio de la partida, como los Sajones, disponibles para jugar en esta beta, o los Francos, que no estaban disponibles. Pero si lo que queremos es controlar un inmenso imperio nada más empezar, podemos optar por los romanos, ya sean de oriente o de occidente, o el Imperio Sasánida, que también tiene una buena porción de tierras haciendo frontera con los bizantinos.

La diferencia entre estas facciones viene dada por la cantidad de terreno que tienen al comenzar. Los imperios poseen muchas provincias y los demás solo una, o ninguna en el caso de los nómadas. De cara al alzamiento de Atila, que se nos avisará desde el momento de su nacimiento, nuestro objetivo es básicamente sobrevivir. Y es que los objetivos de las diferentes fases de la campaña así nos lo dictan literalmente. "Sobrevive hasta el año X". La primera etapa de esa campaña finaliza cuando nace Atila, y de ahí en adelante los Hunos irán avanzando cada vez más.

total war attila

Serán los imperios más grandes su primer objetivo, por las riquezas, por las tierras y también por la proximidad. Jugar con el Imperio Romano de Oriente sin duda es pintare una diana en la frente de cara a futuros enfrentamientos con los Hunos y el Imperio Sasánida no es muy diferente.

De esta forma tenemos que preocuparnos de construir un pueblo grande, unido y fortificado. Y ahí es donde entra en juego la parte de gestión. Esta no ha cambiado casi nada desde 'Total War: Rome II', aunque los menús y las interfaces son más intuitivas y coloridas. Para nuestro gusto el juego ha ganado en este sentido. El sistema de gestión de provincias continúan igual, dividiéndose en zonas de 3 o 4 parcelas que forman una sola región que se puede dirigir por entero pulsando en cualquiera de las ciudades que forman parte del conjunto, para no tener que ir de un asentamiento a otro revisando si hay mejoras disponibles.

total war attila

Será complicado mantener la felicidad del pueblo

De cara a formar un imperio próspero contamos con las características de siempre. Felicidad, comida y comercio. Pero en esta ocasión se ha añadido algo nuevo y de gran importancia. Se trata de la sanidad. Tendremos que mantener un nivel alto de sanidad mediante la construcción de toda clase de edificios destinados a tal efecto. De lo contrario nos arriesgamos a que la suciedad de paso a enfermedades que no solo puede asolar nuestros asentamientos, sino también afectar a las tropas allí guarnecidas.

En el modo batalla hemos visto que ahora los asedios a fortalezas amuralladas nos obligan a esperar un determinado número de turnos hasta construir máquinas de asedio. Aunque tengamos fuerzas más que de sobra para el asalto no podremos atar si no tenemos escaleras, torres o arietes. Y dentro del combate encontramos algunas mejoras, como el fuego dinámico, que en esta ocasión será nuestro mejor aliado o nuestra peor pesadilla. Puede saltar de un edificio a otro, calcinar campos enteros e incluso acabar con unidades enteras si nos descuidamos.

total war attila

Por lo demás el juego es en gran medida lo mismo que vimos en 'Rome II'. El mismo motor gráfico con algún que otro retoque, y las opciones de juego son las ya conocidas. Sin embargo, como decíamos antes, encontramos el juego más accesible e intuitivo que antes, con ciertos botones y atajos que nos facilitan la vida tanto si somos expertos en la materia como si es nuestra primera vez con la saga.

Ya queda muy poco

Será el 17 de febrero cuando 'Total War: Attila' llegue a las tiendas para PC y Mac. Para entonces ya podremos jugar con todas las facciones y hacer uso de todas las funciones del juego. Veremos si Atila el Huno logra vencer nuestras defensas, o si por otro lado, controlando su ejército somos capaces de derribar las puertas de Bizancio y acabar con el gran Imperio Romano. La era del Azote de Dios ha comenzado. Preparaos o morid bajo su acero.

Galería

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.