avatar

'Legión' 1x06 crítica: el capítulo más flojo de toda la temporada
5
TELEVISION

'Legión' 1x06 crítica: el capítulo más flojo de toda la temporada

Por Maribel Baena
Categoría: Avance
20 de Marzo 2017 | 18:19

El nuevo capítulo de 'Legión' llega con menos fuerza que los anteriores, pero con las mismas ganas de desvelar todas las incógnitas que poco a poco se fueron sembrando. Tras el final del último capítulo, las dudas aumentaron. ¿Estarían todos los protagonistas dentro de la cabeza de David, de esa realidad astral que solo él (y su parásito) es capaz de crear? ¿O estarían realmente locos, y Lenny sería su psiquiatra?

Podría haber cierta duda, sí, pero la respuesta era clara: Lenny no es ninguna psiquiatra, y su nombre ni siquiera será Lenny. Ella no es más que el parásito de de David, ese que le hace desvariar, el que quiere acabar con él para quedarse con su cuerpo. No obstante, todos los protagonistas dudan. Por un momento, hasta la capaz Syd cree que se está volviendo loca; aunque es la que menos. Ella recuerda cosas del antes, pese a que el parásito quiere que lo olvide todo.

Imágenes simétricas a más no poder

La serie ha demostrado, durante sus seis capítulos, que tiene mucho que aportar; que no es una serie típica, y que tiene unos rasgos distintivos muy marcados. Por ejemplo, la simetría de sus imágenes hace que verla sea toda una gozada. Pero eso no hace menos cierto el hecho de que este capítulo es bastante flojo. No podríamos llegar a decir que es relleno, porque sigue desvelando cosas que nos interesan, pero sí que tiene mucho menos contenido que los capítulos anteriores. Y si la crítica del capítulo anterior fue prácticamente interminable, en este caso hay poco que reseñar.

Lo más interesante es el gaslightning que Syd sufre a lo largo de todo el episodio. El gaslightning, o hacer luz de gas, es una forma de abusar psicológicamente de alguien; consiste en darle a la persona en cuestión información falsa, pero haciéndole creer que es verdadera. De esta forma, la víctima comienza a dudar de su propia cordura, sintiéndose cada vez más y más perdida, como si nada de lo que hubiera vivido fuera cierto. Eso es lo que Lenny (y David, impulsado por Lenny) le hace a Syd: le hace creer que ella padece esquizofrenia, y no un trastorno social, así como que todos sus recuerdos son falsos.

Por suerte, Syd es un personaje bastante fuerte, y no duda de sí misma por un segundo. Sabe que está pasando algo, pero no cree que el problema sea suyo, sino de su entorno. No se le escapa esa sensación de pensar que ya están muertos... Y es que, en la realidad, más allá de ese plano astral, la bala está a punto de atravesar su cuerpo y el de David. Aunque Melanie, gracias a su marido, es capaz de abandonar ese plano astral y llegar al lugar donde Syd y David están en peligro. De ella depende salvarlos de la bala, o dejarlos morir finalmente. Aunque por cómo se están encauzando todos los sucesos, parece que la única forma de salvarlos que Melanie va a tener es poner en peligro su propia vida. ¿Qué hará?

Un capítulo bastante pasable

El único otro punto realmente interesante del capítulo es la confesión de Lenny a David. Le muestra que no es más que su parásito, y que sus intenciones siempre han sido las mismas desde que David fue concebido: quedarse con su cuerpo. Creyó que su mente podría servirle de algo, pero se está dando cuenta de que no es así. Y eso es peligroso para David.

No es lo único que Lenny confiesa. Al parecer, ella (o él) conocía al verdadero padre de David. Y este abandonó a su hijo creyendo que, así, de esta forma, él sería capaz de librarse de aquel parásito. Pero el monstruo le encontró.

Debe ser por la fuerza que los otros capítulos han tenido, pero este podríamos considerarlo el más flojo de toda la temporada. Poca acción, poco movimiento, y pocos resultados. Eso sí: la calidad de las imágenes continúa siendo asombrosa.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.