avatar

Impresiones de 'Doom VFR', la experiencia virtual definitiva
2
DEMONIOS VIRTUALES

Impresiones de 'Doom VFR', la experiencia virtual definitiva

Categoría: Avance
2 de Octubre 2017 | 22:00

Mi joven yo noventero no habría creído la experiencia de 'Doom VFR'. ¿Uno de los mejores shooters de su ordenador pudiendo vivirse en primera persona con tu cuerpo y absolutamente de cerca? No, eso es un sueño de todo joven criado durante la década de los noventa con la que se jugaba sólo en la ficción, como el cine o la televisión. Pero aquí estamos: el último juego de una de las franquicias que mejor resume aquella era de locura tendrá versión para VR. Y tras probarlo es lo que habría deseado mi pequeño yo.

Coge tus armas, fija tus demonios en un par de demonios y prepárate para revivir uno de los mejores títulos de 2016 con una experiencia diferente. Porque aunque todavía estemos en una versión temprana del juego existe mucho potencial para lo que se muestra, y las decisiones de diseño por las que han optado en Bethesda hacen que este sea uno de los títulos en VR que personalmente hacen que diga: sí. Esto es lo que quiero jugar.

El regreso de los demonios

Te presento a mi pequeño amigo, la BFG

'Doom VR' es, en esencia, el mismo juego que su versión de hace un año. Su historia nos ubica en Marte, donde una horda de demonios ha invadido las instalaciones de la organización UAC y se preparan para controlar la Tierra y expandir su imperio del sufrimiento y el mal. Pero ellos temen un nombre, una criatura tan llena de rabia que hace que el propio Satanás quiera esconderse debajo de su cama. Su nombre es desconocido, su rostro un misterio. ¿De quién se trata? De ti, estimado jugador.

Sí, el reboot de 'Doom' supo acertar en cómo plantear su historia y narrativa, su mundo y cómo este se relaciona contigo. Pero esos datos no son desconocidos para nadie. Lo importante era su jugabilidad, un gameplay frenético que no quería soltarte y te obligaba a estar en constante movimiento para esquivar proyectiles, recargar energía y acabar con los demonios que gritaban de horror nada más escuchar el primer disparo de escopeta que hace volar los sesos del Imp más cercano.

Y eso es algo que se traduce muy bien para la Realidad Virtual, pese a las dudas que pueda despertar. Con los controles en mano debemos mover a nuestro personaje con comandos rápidos de movimiento o teletransporte, más lento pero que a cambio llega más lejos. Debes esquivar, saltar, moverte hacia los enemigos y pillarlos cerca para hacer una ejecución sangrienta que te mueve a su posición y los hace explotar en mil pedazos. Las satisfactorias animaciones de muerte absoluta no estaban disponibles en la demo del título para VR y no estoy seguro de que vayan a estar en la versión final por las agitaciones de cámara y consecuente mareo que podría provocar. Pero lo importante es que la acción y el movimiento se siguen manteniendo como el centro de su jugabilidad.

Dispara a todos

Control de los cielos para un título infernal

Uno de los puntos que más agradezco de la prueba de contacto con 'Doom VFR' es el control sobre el juego. Aunque el teletransporte pueda parecer algo incómodo y ortopédico al principio es sólo durante unos minutos, en cuanto caes en la cuenta de que no se trata de que no tengas control sobre la vista de tu alrededor, sino que tú eres los propios ojos del protagonista. Personalmente el punto de que los juegos VR sean sobrerraíles o que la cámara se deba controlar de forma tradicional, con el mando en mano, es algo que nunca me pareció convincente. Pero Bethesda ha sabido verlo.

Durante la prueba me sorprendí a mí mismo dando vueltas para moverme, girándome para ver a un enemigo situado a mi espalda, desplazándome libremente sin tener que estar obligado a un camino preestablecido. Sienta muy bien este tipo de desplazamiento y puede existir el riesgo de enredarse con los cables, pero eso depende ya del cuidado que ponga el jugador por su parte. Es emocionante poder tomar este tipo de controles.

Sí, muchos lo habréis deducido con el texto, pero es cierto: nuestros adolescentes noventeros habrían alucinado con cómo ha evolucionado la tecnología con respecto a 'Doom'. Esta versión para la realidad virtual puede no parecer muy convincente desde fuera, pero por el momento parece que es la experiencia que deseamos y merecemos en este formato. Hace veinte años nos habría parecido radical, y ahora con algo más de madurez no puedo evitar pensar que por primera vez estoy interesado en la realidad virtual.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.