avatar

Impresiones de 'Deiland', llevando más allá al Principito
24 4
MÁS ALLÁ DE NUESTRO PLANETA

Impresiones de 'Deiland', llevando más allá al Principito

PC PS4
Categoría: Avance
26 de Febrero 2018 | 20:34

Un pequeño príncipe en un planeta perdido de un tamaño minúsculo. Pocas veces hemos investigado las posibilidades que nos otorga el concepto original de las primeras páginas de 'El Príncipito', el gran clásico de la literatura francesa conocido por todos por su famosa imagen de su protagonista en su planetoide. 'Deiland' nos da esa oportunidad de una vez por todas.

La fantástica idea de este juego independiente es acercarnos al planeta Deiland, un enanísimo mundo habitado únicamente por Arco, el joven muchacho protagonista que no deja de mirar a las estrellas. Este es el punto de partida para surmergirse en una amalgama de géneros como la simulación y la gestión, los combates RPG y la creación, todo llevado por una narrativa cariñosa y sorprende.

Mi mundo

Mi pequeño y propio mundo

Nuestro planeta es uno que hay que cuidar con mucho mimo. Al empezar apenas contamos con nuestra tienda de campaña a modo de casa y un par de árboles, pero esa no es manera de vivir. No tardamos en aprender a construir las herramientas más básicas y, con ellas, ir mejorando nuestro modo de vida.

'Deiland' entra en un ciclo similar al de juegos de granja como 'Harvest Moon' o 'Stardew Valley' que resulta relajante a la par que refrescante. Creamos campos que cosechar, pozos para poder facilitar agua a ciertas zonas con mayor facilidad e incluso mejoramos nuestra casa poco a poco con edificios cada vez más imponentes y bonitos. Mejoramos nuestras herramientras a diferentes niveles para ir aprendiendo las bases de la construcción, y con ello creamos a la vez cosas mejores.

Hay que hacer especial hincapié en la música del juego, la cual puede ser ambiental y sorprendente por partes iguales. Los temas que escuchemos nos recordarán a los relajantes títulos ya destacados, además de otros cuando llegan nuevos personajes a nuestro planeta que nos animarán y harán tatarear. Su apartado artístico es sin duda el más acertado.

Porque además de la música lo que de ninguna forma podemos pasar por alto es su apartado visual, el cual entra por los ojos con una facilidad sorprendente. El apartado gráfico es resultón y muy acertado pese a ser una obra independiente con recursos más limitados que grandes producciones, especialmente a la hora de fijarnos en los modelados de los personajes y el amor que desprenden. Porque sus diseños son magníficos, preciosos y destacados a la par.

Otros mundos

Todo un universo ahí fuera

La parte de la simulación es sólo la mitad de 'Deiland'. No tardamos en conocer visitantes del planeta exterior que parecen traer consigo los problemas que existen en la galaxia fuera de nuestro mundo, y como valientes muchachos deberemos ayudarles con una mano o dos. Luchamos contra monstruos, subimos de nivel a medida que completamos misiones secundarias y mejoramos a nuestro personaje para llevarle fuera de Deiland y que descubra qué hay más allá.

Poco podemos decir por el momento sobre la efectividad de su narrativa, pero sí podemos asegurar que esta se mueve en torno a los personajes que conocemos y la relación que forjamos con ellos. Aunque se trate de un título de simulación es sorprendente cómo se mueve por su aspecto argumental, el cual sus desarrolladores nos aseguran que es el gran atractivo de la aventura.

Y esto es sólo el comienzo. Tras el lanzamiento del juego seguirá habiendo actualizaciones y parches que agregarán todavía más contenido los siguientes meses, reforzando la experiencia de los jugadores hasta nuevos niveles para que se convierta en un título memorable a la par que bonito y reconocedor. 'Deiland' se pondrá a la venta en exclusiva para PS4 el próximo 1 de marzo y junio en Steam, y desde ZoaRed no podemos esperar ni un segundo más a que se encuentre disponible al público y dé a descubrir todas las maravillas que oculta.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.